“A CAMBIO DE NADA” CONSIGUE SUS 10.000 KM

Daniel Guzmán es el triunfador de esta decimoctava edición del Festival de Cine Español de Málaga. Se lleva los premios gordos para “A cambio de nada”: película, dirección, actor de reparto y premio especial jurado de la crítica. Los aplausos más sonoros en la lectura del palmarés han sido para Natalia de Molina con su premio a la mejor actriz por “Techo y comida” quién también ha recibido el premio del público. Los exiliados románticos salen triunfadores, sobre todo de menciones especiales, la del Jurado y la del Jurado de la crítica, así como a la mejor música por la banda sonora de Tulsa.

Finaliza esta edición en la que el certamen cumple la mayoría de edad y la sensación es haber vuelto a tiempos pasados que muchos no queremos recordar. Propuestas donde prima más el aspecto televisivo de quienes la protagonizan en detrimento de historias que emocionen. La selección del año anterior fue más arriesgada en general y aquí hemos tenido la sensación de dar saltos sin profundizar demasiado en mostrar una calidad variada en lo que ha sido la sección de Largometrajes.

He echado de menos un 10.000 km, un vida inesperada, un fenómenos o anochece en la india, ideas que también surgieron del trabajo de mucho tiempo y que se materializaron en sorpresas diarias en esos pases matutinos del pasado año.

Este año me voy más insatisfecha por varios factores que pueden unirse entre sí, el más fundamental es que no me llevo una satisfacción equilibrada de las películas que he visto. Ha habido muchos altibajos, empezando fatal, volviendo a subir un poco con “Los héroes del mal” y “La deuda”, bajar estrepitosamente con “Cómo sobrevivir a una despedida” que debería ser una vergüenza particular del Festival por tomarnos el pelo con esta manera de hacer una película, que no es digna ni de llamarse comedia y “Matar el tiempo” que hizo precisamente eso, matarnos el tiempo, recuperar el terreno con “Tiempo sin aire”, decepcionarme personalmente con “El país del miedo”, mi gran apuesta que nuevamente no acierto en una quiniela y ya debo ir mirándome qué me pasa, reírme sin querer hacerlo con la película de Leticia Dolera, morirme de nuevo de la vergüenza con “Asesinos inocentes”, maravillarme con “Sexo fácil, películas tristes”, que venga la jornada grande de “Techo y comida” y “A cambio de nada” y finalizar con buen sabor de boca con “Los exiliados románticos”.

Y si a esto le unimos el gran problema que ha sido este Festival, explica el porqué tengo la sensación de que podía haberse hecho mucho más. Y me explico. Es el año que menos entrevistas he hecho. ¿Por qué?. Porque los jefes de prensa no han sabido organizarse ni responder a las llamadas, y además, increparte por querer anticiparte a hacer una planificación y simplemente solicitar de manera educada información acerca de cómo organizarnos para las entrevistas. Exceptuando a Eugenia de “DyP”, Ainhoa Pernaute y Nuria Costa de “Warner” y “Working at Weekend” y las jefas de “La portería de Jorge Juan”, nadie más ha contestado a nuestras solicitudes.

Y vuelvo a un debate del año pasado que han conseguido medio solucionar pero ¿qué pasa con los prejuicios a los medios digitales?. Menos tiempo, más entrevistas en grupo y tener constantemente que estar explicando quién eres. El año pasado me maté con todas las películas que se presentaron e, incluso, alguna de nuestras publicaciones fue integrada en dossieres de prensa de las mismas. Este año incluso nos han mencionado con publicaciones como Fotogramas en medios internacionales, concretamente con nuestra crónica de “La deuda” en medios peruanos. Vuelvo a preguntar, ¿somos menos importantes que prensa escrita, radio y televisión? y ¿Por qué?. Y más cosas, ¿es necesario ser desagradable cuando quieres saber a qué hora y dónde puedes entrevistar? Si te lo pregunto amable, no es tampoco muy difícil contestar igual, cómo si a ti te estuvieran haciendo el favor y es mutuo. Yo te ayudo a que llegue tu producto. Eso se nos olvida pronto.

Voy a trabajar de la misma manera porque es la que conozco y la que sé profesionalmente que está bien. Espero, de corazón, que el año que viene la organización en este sentido sea mejor. Que esos jefes de prensa sepan que no me gusta hacer las mismas preguntas de todo el mundo, que les trato con cariño y con respeto por el tiempo que me dedican y que voy a hacer todo lo posible por difundir sus películas de la mejor manera posible. A ver si puedo cambiar de idea en la próxima edición.

Y ya adentrándome en el palmarés, refuerzo la idea de que no me debo dedicar al mundo “quinielas y apuestas”, porque sinceramente me ha abrumado la conquista terrenal de “A cambio de nada” y exceptuando mi tocaya, no he acertado absolutamente nada. Os incluyo el palmarés.

SECCIÓN OFICIAL DE LARGOMETRAJES A CONCURSO
El jurado de la sección oficial de Largometrajes a concurso de la 18 edición del Festival de Málaga. Cine Español, integrado por Judith Colell (presidenta), Nathalie Poza, Manuela Velasco, Unax Ugalde, Santi Amodeo, Pau Esteve Birba y Patrick Bernabé, ha emitido el siguiente fallo:

BIZNAGA DE ORO A LA MEJOR PELÍCULA
A cambio de nada, de Daniel Guzmán

BIZNAGA DE PLATA PREMIO ESPECIAL DEL JURADO
Los exiliados románticos, de Jonás Trueba

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR DIRECCIÓN
Daniel Guzmán por A cambio de nada

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR ACTRIZ
Natalia de Molina por Techo y Comida

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR ACTOR
Ernesto Alterio por Sexo fácil, películas tristes
Mención especial del jurado para Emilio Palacios por Los héroes del mal

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
Elsa Olivero por La deuda (Oliver’s deal)

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR ACTOR DE REPARTO
Antonio Bachiller por A cambio de nada

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR GUIÓN
Barney Elliott por La deuda (Oliver’s deal)

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR MÚSICA
Tulsa por Los exiliados románticos

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR FOTOGRAFÍA – DELUXE
Marc Gómez del Moral por Requisitos para ser una persona normal

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR MONTAJE
David Gallart por Requisitos para ser una persona normal

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR GUIONISTA NOVEL (máximo segundo guión)
Leticia Dolera por Requisitos para ser una persona normal

Asimismo, se conceden los siguientes premios complementarios:

BIZNAGA DE PLATA PREMIO ESPECIAL DEL JURADO DE LA CRÍTICA
El jurado de la crítica de la sección oficial de Largometrajes a concurso de la 18 edición del Festival de Málaga. Cine Español, integrado por Gregorio Belinchón, José Fernández, María Guerra y Yolanda Flores, otorga el premio a A cambio de nada, de Daniel Guzmán.

Además, concede una mención especial a Los exiliados románticos, de Jonás Trueba.

Una vez realizado el recuento de votos del público asistente a las proyecciones de esta sección, la BIZNAGA DE PLATA PREMIO GAS NATURAL FENOSA DEL PÚBLICO es para Techo y comida, de Juan Miguel del Castillo.

 

Juan Miguel del Castillo y Natalia de Molina
Fotografía de Daniel Fernández Sosa

 

De las más emocionadas al entrar a la sala Rossini ha sido Natalia de Molina, le temblaban las manos y la voz como si fuera la propia Rocío, su personaje en “Techo y comida” la que estuviera agradeciendo el premio a la mejor actriz. Juan Miguel del Castillo, su director, incide en que siguen sin distribución y remarca el premio tan importante del público, con un porcentaje altísimo de votos, que confirma que los espectadores tienen ganas y quieren ver estas historias. Yo hubiera sido más generosa con esta propuesta que me parece más arriesgada y certera. A mí personalmente me llegó más al corazón. Por cierto, Natalia de Molina pudo hablar con su hijo en la ficción diciéndole que hay esperanza y que la gente es buena y se puede. Este año, por cierto, el premio a la mejor rueda de prensa es para “Techo y comida” por ese desparpajo de Jaime López que nos conquistó a todos.

 

Leticia Dolera
Fotografía de Daniel Fernández Sosa

 

Enseguida entra Leticia Dolera, sonriente por su premio al mejor guión novel y sus premios técnicos a la fotografía y al montaje. Recalca el espaldarazo que va a servir para el estreno de “Requisitos para ser una persona normal el 5 de junio y que hizo esta película para compartir lo que cuenta con la gente. Si le puedo pedir algo, si decide asomarse en próximas ediciones es sentir empatía por los compañeros periodistas y no sólo cuando viene a presentar su película, que me encanto, por cierto.

 

Emilio Palacios
Fotografía de Daniel Fernández Sosa

 

Emilio Palacios ha recibido una mención especial por su interpretación de Esteban en “Los héroes del mal”,  y declara el propio actor que espera que le pasen más cosas con este premio. Deseo que este reconocimiento calme un poco la ira de su director, Zoe Berriatua, quien realizó unas declaraciones desafortunadas sobre el resultado del Festival en su facebook y que actualmente, tiene un texto más editado y acorde con decisiones que uno tiene que saber asumir cuando no se obtiene lo que esperas.

 

Jonás Trueba
Fotografía de Daniel Fernández Sosa

Me ha gustado mucho la comparecencia de Jonás Trueba y Miren Iza de Tulsa hablando de sus premios de esta edición. Hablaban desde la tranquilidad y la satisfacción de que su idea conjunta de música e historia haya salido tan satisfactoria. De hecho, van a buscar la propia naturaleza de la película para no estandarizar esos sistemas de producción y tener una visión más abierta de la distribución. Cuando hablan de ese premio a la música de “Los exiliados románticos” tienen la impresión que también se lo han dado al guión porque precisamente la canción de Tulsa ha sido la partitura de la película.

 

Daniel Guzmán
Fotografía de Daniel Fernández Sosa

 

Y después de Natalia de Molina, el más emocionado sin mostrarlo pero con ese bloqueo que sabes que en algún momento le explotará es, evidentemente, Daniel Guzmán. Todo el mundo me decía que era una película de festival, un concepto que sigo sin entender y que a la vista está, que es certero llevándose los premios más valiosos de esta 18 edición. Yo no hubiera sido tan generosa pero si es cierto que viendo a Daniel Guzmán de cerca, sabes que es un artista que se lo merece, que no me habrá llegado con esa historia que le costó tanto hacer pero que es un tio serio y profesional que puede seguir haciendo buenas cosas. Se ha convertido en nuestra persona favorita. “Ni en mis mejores pensamientos, me imaginaba este final de viaje”, así lo expresaba tartamudeando y meditando sus palabras el propio Daniel Guzmán. Y continua, “voy a intentar poner los pies en la tierra porque estoy volando, si esto ayuda a que siga contando historias, ojalá siga siendo un viaje largo”. Lo próximo es adentarse en otra biografía, pero no la suya, la de un amigo que estuvo escribiendo en un tiempo de descanso de tres meses de “A cambio de nada”. Y aunque no se haya terminado de emocionar, el tío duro creo que mañana se dará cuenta de lo que ha conseguido y lo sacará de dentro con los suyos, estoy convencida.

Espero que no siendo el año más satisfactorio personalmente, os haya transmitido el espíritu cinéfilo del Festival y hayáis podido captar todo lo necesario para disfrutar de cada una de las jornadas de este Festival de Cine. ¡Hasta el próximo!

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter