Aún no sé si te busco,

entre palabras equivocadas y malentendidos constantes.

Aún no sé si te busco,

entre las idealizaciones de mi ombligo.

Vivo en una realidad que no entiendo,

donde aprendo con miedo y sueño lo que deseo.

Y en esa quimera utópica navego ,

el rumbo se me presenta si yo quiero,

la letra la recuerdo con la memoria del viento,

pero no sé si te busco.

Invierto en eliminación de toxicidades,

en demorar lo ajeno y disculpar mi enloquecimiento,

demuestro que mi sonrisa vale,

que la autenticidad se valora

pero ante saber si te busco o no, no tengo respuesta.

¿La quiero? ¿La necesito?

Los minutos vuelan al margen de mis pensamientos,

no vale la impulsividad ni el nervio,

tiene que entrar la madurez precisa, la tranquilidad milagrosa.

el género de esa obra con la que no se pudo abrir el telón.

Pero me miras sin que lo sepa y sé que te busco

Y me hago la dura de esa película mala que te fascina y sé que te busco

Y decido mandarte ese audio donde la borrachera no llega a cumplir su función y sé que quería buscarte

Y me autoconvenzo y logro hacerme caso cuando me digo, que no te busco

Y aunque sé que no te busco,

siempre estaré esperándote.

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter