ENAMORARSE DE BRÍGIDA

Acudimos a la última función del pasado fin de semana de “El clan de las divorciadas” en el Teatro Alameda. La obra reúne todas las características de la comedia francesa, en las que el público no puede dar crédito al grado de locura que pueden alcanzar los personajes encima del escenario. Estefanía María del Montijo Estuardo de León y de todos los Santos, Mary BayBowl y la sorprendente Brígida, son las tres divorciadas desatadas que deciden vivir juntas y compartir sus experiencias vitales.

La representación funciona a favor de Brígida. “El clan de las divorciadas” es una muestra de la valía de la comedia francesa, en cuanto a agarrar personajes muy estereotipados y convertirlos en auténticas máquinas de humor, cuyo fin es lograr el mayor desenfreno cómico posible. Y el que más reúne esas características, sin duda, es la destacada Brígida. Los diálogos con réplicas en las que ella remata la situación y las propias situaciones de contexto logran el beneficio total para aprovechar las cualidades de este personaje.

Esta circunstancia, evidentemente, le da ese reconocimiento a Andoni Ferreño quién, como ya adelanté en la entrevista que le hicimos previa, asume un gran riesgo personal con esta interpretación pero creo que lo supera con creces siendo un tremendo acierto que se enamorara perdidamente de Brígida. Es el máximo ejemplo de saber reírse de uno mismo y hacerlo con una calidad actoral increíble, mereciendo el mayor de mis respetos por su entrega y dedicación a cada una de las particularidades de este rol tan complicado. Brillante su estilismo y sus continuas referencias a canciones conocidas. Pero sus compañeras en escena no se quedan atrás.

Es importante recalcar el valor de los actores que brindan su servicio a la máxima expresión de comicidad. Trabajar a pie de obra para el lucimiento de ese personaje de Brígida. Vanesa Romero, quién no contaba con mi aceptación previa y que ha callado mi boca al encarnar a una británica rematadamente loca, sin contención alguna, pero jugando con todas las posibilidades que le podía ofrecer y desborbando un humor que evoluciona de menos a más que hace brillar a su Mary BayBowl. Yo conocía el gran trabajo de Esperanza Elipe en muchas series de televisión, y era la primera vez que tenía la oportunidad de disfrutarla en teatro. Su papel de esta aristócrata que busca compañeras para poder solventar los gastos de su vivienda cumple correctamente con lo que tenía que hacer, con gestos que se apoderan de su personaje y que el público los hace reconocibles y, en ocasiones, sorprendiendo dejándose llevar mucho por su personaje. Aún así, tiene que hacer un mejor trabajo de proyección de voz porque lamentablemente, a veces, se perdía mucho su discurso en comparación a Andoni y a Vanessa.

Si quieren ir a ver “El clan de las divorciadas”, no van a encontrar un argumento que les haga reflexionar o no van a encontrar una realidad con la que se puedan identificar. Es puro humor, carcajadas extremas e idas de olla por personajes muy viscerales y que no aguardan en pegar esas pullitas inesperadas que luego marcaran las siguientes escenas. Personalmente, igual que algunos gags si que logré anticiparme a dónde podía derivar, hubo alguna anécdota irónica que logró captar mucho mi atención, aunque fuera solo a pinceladas concretas. Y lo único que si que creo que se queda colgado y que habría que perfeccionar es el final. Es de esas representaciones que no sabes muy bien si ya se ha acabado ese transcurso de las tres protagonistas o aún van a salir de nuevo a seguir en sus historias. Se puede mejorar utilizando, alguno de los muchos recursos habituales de las tres protagonistas, para hallar algo más contundente que haga quedar más claro que todo ya ha concluido.

Tomen nota de muchas de las preguntas que se plantean en esta función que son las fundamentales a la hora de volver a encontrar una nueva pareja y, si no, inevitablemente van a acudir a “El clan de las divorciadas” a enamorarse perdidamente de Brígida. No hay quién se le vaya a poder resistir, ni ella va a dejar que eso pase.

Aún tienen ocasión de disfrutar, de todo un fin de semana, uniéndose a este clan en estos pases:

Jueves día 6 de octubre a las 20:30 horas

Viernes día 7 de octubre a las 20:30 horas

Sábado día 8 de octubre a las 19:00 y 21:00 horas

Domingo día 9 de octubre a las 19:00 horas

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter