El Teatro Cervantes de Málaga ha vuelto a ser testigo de un acontecimiento grandioso, singular, neorrealista, incluso histórico si me permiten. La noche del viernes 4 de septiembre nadie quiso perderse el debut de Jorge Javier Vázquez como actor. El presentador estuvo arropado por más de un millar de espectadores, entre los que se encontraban sus directores de Sálvame, el tridente formado por: Carlota Corredera, Raúl Prieto y David Valldeperas, que no perdieron detalle durante la hora y cuarenta y cinco minutos que dura la representación.

Después de largos meses de ensayos y promoción, “Iba en serio” ya era una realidad. Conforme al horario establecido y con un único foco apuntando a un Jorge Javier sentado en el sillón de una psicoanalista, arrancaba un viaje a 1970, año de su nacimiento y desde el que se inicia el recorrido hasta llegar a nuestros días.

Iba en serio, se encuentra en el perfecto punto en el que se cruzan el concepto biopic con el de los más exigentes musicales, algo que solo se consigue fusionando en un mismo escenario el talento de Kiti Mánver (en el papel de la Mari, madre de Jorge Javier, a quién también pudimos ver en el patio de butacas) con el trío de actores, cantantes y bailarines formado por: Edu Morlans, Alejandro Vera y Víctor González, que dejan claro que en nuestro país hay artistas multidisciplinares, y por supuesto: Jorge Javier Vázquez, que demuestra una vez más ser un iluminado del show business.

 

Equipo artístico al final de la obra. Fotografía de Raúl Orellana
Equipo artístico al final de la obra. Fotografía de Raúl Orellana

 

La obra nos desvela aspectos para muchos desconocidos de la vida del popular presentador, algunos pasajes muy emotivos como el fallecimiento de su padre, otros más frívolos como cuando pierde su virginidad y siempre acompañado de canciones reconocibles por la mayoría del público que no paró de cantar y tocar las palmas.

La escenografía seguía el ritmo de la obra, se movía y se adaptaba al compás de los actores; tan pronto era el pisito familiar en Badalona, como una discoteca gay o un plató de televisión. Integrada en el escenario había también una pantalla de grandes dimensiones que recordaba los grandes acontecimientos según se iba avanzando en el tiempo. Destacar también la colaboración de Mercedes Milá, que interviene en la locución de estos vídeos prestando su voz.

El final de la obra, en esta primera presentación fue excelente, con un Jorge completamente emocionado entregando un ramo de flores a su madre y fundiéndose en un abrazo para acto seguido continuar con el ambiente festivo con el que concluye subiendo al escenario a una artista muy presente en el desarrollo de la función y que tampoco quiso perderse el estreno de “Iba en serio”, la eurovisiva: Betty Missiego.

 

Jorge Javier y Betty Missiego. Fotografía de Raúl Orellana
Jorge Javier y Betty Missiego. Fotografía de Raúl Orellana

 

El publico abandonó feliz el teatro, definitivamente el director, Juan Carlos Rubio, ha escrito y dirigido una maravillosa obra que además de hacernos pasar un buen rato nos hace reflexionar sobre cuánto camino nos queda por recorrer para que el amor no sea motivo de discriminación, sufrimiento ni angustia.

 

TEXTO Y FOTOS: Raúl Orellana

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter