LOS BUENOS DEMONIOS

Crítica realizada por Ana Sonia Macías Martín

Rueda de prensa de "Los buenos demonios". Fotografía de Víctor Almazán.
Rueda de prensa de “Los buenos demonios”. Fotografía de Víctor Almazán.Película cubana basada en la novela “Algún demonio” de Alejandro Hernández, quien también es el guionista de esta adaptación cinematográfica dirigida por Gerardo Chijona, es un homenaje al fallecido Daniel Fernández Torres.

Película cubana basada en la novela “Algún demonio” de Alejandro Hernández, quien también es el guionista de esta adaptación cinematográfica dirigida por Gerardo Chijona, es un homenaje al fallecido Daniel Fernández Torres.

Tito es el protagonista de la obra, un joven que a pesar de las constantes insistencias de su madre para que acabe la carrera, él quiere ganarse la vida de otra forma. Es una persona decente a ojos de sus vecinos y gente que lo conoce, lo que no saben es que se trata del autor de tres asesinatos a turistas de la zona. Hechos terribles, que a Tito parecen no preocuparle y mientras tanto sigue llevando su vida normal sin un ápice de arrepentimiento o temor.

Además de Tito, en la historia juegan un papel importante la madre de este, aferrada en un cambio de la sociedad cubana; su vecina, una violinista en velatorios que tiene un affair con el joven; y el exmarido de su vecina, que a pesar de un pasado turbio, ha conseguido tener su propio restaurante y prosperar con él. Esto refleja tres generaciones de cubanos: los que siguen creyendo en los valores de la revolución como la madre; una clase emergente o de nuevos ricos a base de buscarse la vida, como la vecina y el exmarido; o los hijos del periodo especial como Tito. Los acontecimientos que se van desarrollando en la vida de estos personajes son una reflexión del mundo de valores de la Cuba actual, pero siempre realizada a través de las sombras y del desarrollo dramático de los personajes, sin mostrar su entorno. Es una obra que afecta a toda la sociedad y a todas las generaciones de la sociedad actual cubana.

Otras cuestiones muy latentes que se muestran en la película son: el nivel económico de los cubanos, el miedo, la envidia, el entretenimiento absurdo a pesar de las situación social del momento, la visión de los extranjeros de Cuba, o la poca recompensa al heroísmo.

A nivel interpretación, destacan las actrices femeninas Isabel Santos y Yailene Sierra que protagonizan una escena muy fuerte y muy conseguida donde las dos pelean por Tito. Isabel es también la culpable del momento más dramático de la obra, que engloba la última escena, donde quizá le ha faltado un poco de credibilidad y se ve una parte más sobre actuada.

Sin olvidarnos de que es una ficción, a través de sus personajes se muestra esa diferencia generacional e ideológica que hace que cada individuo sobreviva a su manera a pesar de todo.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter