mi-gran-boda-griega-2-2016-poster-hd-latino-español-mexico-universal-pictures-criticsight

¿Qué se le pide a una segunda parte? No echar de menos la primera. Y en el caso de una comedia, que recupere esos símbolos y personajes que formaron parte de ese imaginario en el que esta película tan humilde que sólo contaba con la producción de Tom Hanks, triunfó en cartelera.

En las críticas que he podido leer, adjetivos parecido a “innecesaria” es lo que más pueblan. Yo puedo decir que sabiendo la intención y el objetivo de este nuevo guión de Nia Vardalos, tanto por mi parte como por las personas que queríamos disfrutar de una tarde de cine, nos aportó precisamente aspectos necesarios.

Aparecen todos los personajes que vemos su evolución, esas características que esperas en palabras griegas y arreglar todo con cristasol y situaciones que rozan el extremo que consiguen que la comicidad valga por doble por las geniales interpretaciones de todos los actores.

Si en la primera parte, el público podría identificarse con esa gran familia a la que siempre hay que invitar y ayudar en lo que necesiten, en “Mi gran boda griega 2” esa misma presión se la inculca la protagonista a su hija. Y compruebas una verdad como un templo griego, siempre quieres no parecerte a tu madre pero cuando llegas a la madurez, entiendes que no hay remedio y que todos pasamos por ese mismo aro de control y querer estar en todos los momentos de tus seres más queridos.

Personalmente, ver a mi “Chris de la mañana” de Doctor en Alaska en la piel de John Corbett y a ese John Stamos que parece conservado en formol y guardando una forma física envidiable que ya podemos seguir viendo en su serie “Grandfathered”, me ha hecho ser más feliz con esta película y rememoras a mis ídolos de la edad de Paris, la hija de 13 años de la que habla esta película. Así que compruebo que una servidora también crece y no nos podemos quedar atrás, aunque queramos.

Nota: 6 Arcones

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter