Llegamos al ecuador de esta 19 edición del Festival de Cine Español de Málaga. Atrás dejamos ya muchas historias que se han presentado a la sección oficial de largometrajes. Para la crítica tanto de las películas que se han visto hasta el martes 26 de Abril, como posteriormente cuando se proyecte todo este ciclo, contamos con las impresiones de nuestro redactor, JAVIER ACEDO SÁNCHEZ. 

IMG_20160422_203621Toro” (Fuera de concurso)

Kike Maíllo

Guion Rafael Cobos, Fernando Navarro
Reparto Mario Casas, Luis Tosar, José Sacristán, Ingrid García Jonsson, Claudia Vega, Nya de la Rubia, Ignacio Herráez, José Manuel Poga, Manuel Salas

Existe un principio artístico por el cual para ser “moderno” tienes que seguir unas reglas estrictas y pagar un alto precio. Es lo que suele ocurrir si se quiere ofrecer un producto actual y comercial para llegar a las grandes audiencias. En resumen, “para vender, hace falta ser moderno”.

Esto mismo sucede con la última película de Kike Maíllo la cual, partiendo de una historia que, en principio, podría haber dado una buena película a caballo entre el cine negro y el “thriller cañí”, lo que nos ofrece es un espectáculo “postmodernista” mal codificado y con fijación – casi se podría decir “fotocopiado” – de éxitos de cine de género extranjeros.

Porque sentarse en una butaca para ver esta historia de traición, huida y familia dentro de un grupo de gángsters es tener en la mente en todo momento la ambientación visual y las ráfagas violentas del cine de Nicolas Winding Refn o el sentimiento de redención y estética del cine de Brian de Palma durante los ochenta. Y este sentimiento de visionar una copia de algo ya visto lastra toda película.

Oportunidad perdida para una buena historia.

 

Lanoche1La noche que mi madre mató a mi padre” 

Inés París

Guion Inés París, Fernando Colomo
Reparto Belén Rueda, Eduard Fernández, Diego Peretti, María Pujalte, Fele Martínez y Patricia Montero

Lo más difícil en el mundo del cine es hacer reír. Muchas películas fallan porque no entienden que la comedia es un género que podría semejarse a un reloj suizo, un artefacto con engranajes bien cuidados que hacen que todo funcione a las mil maravillas.

Pues un ejemplo de “reloj suizo fílmico” podría ser “La noche que mi madre mató a mi padre”. Con este rocambolesco nombre se presenta esta divertida y efectiva película con toques de comedia negra en la que no cae el ritmo en ningún momento gracias a unos diálogos bien cuidados y con el timing de situaciones cómicas y réplicas ingeniosas en su justa medida.

Todos estos puntos positivos no serían posibles sin la ayuda de unos actores que se encuentran cómodos en sus papeles – gracioso el tono cómico y “allenesco” de Eduard Fernández – y que se percibe en todo momento el disfrute de sus interpretaciones y de una dirección cuidada y volcada en todo lo que sucede en pantalla.

 

Iceberg1La punta del iceberg”

David Cánovas

Guion David Cánovas, José Amaro Carrillo, Alberto García Martín
Reparto Maribel Verdú, Carmelo Gómez, Fernando Cayo, Bárbara Goenaga, Álex García, Ginés García Millán, Jesús Castejón, Carlo D´Ursi, Nieve De Medina

No hay nada más temible en el mundo del cine que una película de “tesis” con semejanza a aquellos apuntes de facultad que acaban desapareciendo ante tanto subrayado.

Se puede hablar de la crisis económica, del capitalismo como un monstruo a la imagen de Marte que devora a los hijos del siglo XXI, de la presión laboral dentro de las grandes multinacionales… Se puede hablar de todo eso y salir indemne de la batalla si no se fuerza el discurso ni se banaliza la premisa con la intención de que el mensaje llegue al espectador de tan claro que, al final, resulte obvio.

Pero la película de David Cánovas sale bastante tocada del envite cinematográfico, llegando a la pantalla como una película plana, de ritmo y acción pétreos que deja la historia varada a los diez minutos de metraje como una ballena en la orilla, de interpretaciones automáticas y de estética falsa y “de cartón piedra” a base de un diseño de producción erróneo.

 

RumbosRumbos”

Manuela Burló Moreno

Guion Manuela Burló Moreno
Reparto Pilar López de Ayala, Carmen Machi, Ernesto Alterio, Karra Elejalde, Miki Esparbé y Nora Navas

Narrar una historia que sea amena y entretenida es la premisa fundamental de toda película. Protagonista y secundarios. Acción y diálogos. Con estas herramientas se construyen las historias.

Pero si la historia a contar es un conjunto de historias con protagonistas – en plural –, con secundarios – mucho más que “plural” –, con muchos diálogos y acción dramática, el trabajo de estructurar las vidas de todos estos personajes y sus acciones es de filigrana artesanal pura.

Si todo sale bien, la película resultante es una obra de envergadura, equilibrada y de calidad. Pero si no llega a buen puerto, la película es un mal viaje con personajes naufragando en un mar de irregular oleaje, donde unos flotan y otros se hunden.

Este es la imagen más ajustada a la hora de definir la película de Manuela Burló Moreno.

Rumbos” es ese buque mencionado anteriormente, con un casco formado por piezas narrativas sobre las relaciones humanas, la amistad y el amor pero mal ensambladas y que, por ese mismo desajuste, el buque hace aguas a lo largo de una noche calurosa de verano que culmina en un inconexo y forzado giro de guión para que todas las historias converjan y donde el destino de ciertos personajes queda inconcluso o, peor error aún, acaben en el limbo por la desaparición de ellos mismos.

 

Rueda de prensa de "El rey tuerto". Fotografía de Ana Sonia Macías Martín

El rey tuerto” 

Marc Crehuet

Guion Marc Crehuet
Reparto Alain Hernández, Miki Esparbé, Betsy Túrnez, Ruth Llopis

Aunque, a estas alturas, suene a tópico, vivimos tiempos convulsos. Crisis, corrupción, desempleo, malestar social… Un coctel explosivo para la sociedad actual donde el ciudadano de a pie se encuentra en tensión día si, día también y donde, en el peor de los casos, acabe aislado de todo, anestesiado o abrumado por los acontecimientos.

Es en ese estado de incomodidad social donde pervive otro problema, quizás mayor aún que los anteriores: la incomunicación, esa dificultad para hablar unos con otros, acercar posturas, conocer al que tenemos delante o a nuestro lado y que, en días como los actuales, más falta puede hacer pero nunca nos ponemos a ello.

Ese era la premisa principal de una obra de teatro escrita por Marc Crehuet que se propuso hablar de la incomunicación dentro del marco social actual, creando una obra que habla directamente a nosotros y que sirva, al menos de partida, para que el público comprenda que la palabra y el raciocinio llevan al consenso.

Pero he aquí que, cuando el director decide trasladar su teatro a la pantalla, acaba errando el tiro. Porque las leyes del cine son distintas a las del teatro, ya que son leyes más cerradas y más cercanas al espectador y que, si se traslada la misma acción al marco de una pantalla, acaba siendo un retrato exagerado de unos acontecimientos que si funcionan encima de unas tablas.

En definitiva, al estar frente a este film, uno no consigue zafarse de la sensación de que estamos delante de una buena obra de teatro. Pero no disfrutamos del dispositivo cinematográfico que, en principio, debería de ser.

 

Juana3Acantilado” (Fuera de concurso)

Helena Taberna

Guion Helena Taberna, Andrés Martorell, Natxo López
Reparto Daniel Grao, Goya Toledo, Juana Acosta, Ingrid García Jonsson, Jon Kortajarena

El thriller se sustenta en el misterio, en la interrogante que encierra una incógnita dentro de una historia que hace que el espectador entre en el juego cinematográfico a la búsqueda de la resolución del enigma.

Obviamente, para que haya suspense y tensión, tienes que saber manejar los resortes de las pistas y cimentar los pasos del protagonista a la búsqueda de la solución de forma firme, que no aparezca la sombra de la duda o el titubeo en la acción dramática.

En “Acantilado”, a pesar de poseer ciertos fallos argumentales, sigue de forma correcta todos los pasos para realizar un thriller correcto. Posee la suficiente carga de suspense y drama de personajes como para que el interés dure en casi todo su metraje y nos adentremos en el misterio de un suicidio colectivo cometido por una secta en las Islas Canarias y de cómo su protagonista, hermano de una las supuestas suicidas, intenta desentrañar dicho misterio.

Pero dejando de lado una correcta ambientación y una magnífica fotografía para presentar el paisaje como otro de los protagonistas de la historia, enigmático, inquietante y con secretos ocultos, todo el entramado narrativo que se presumía correcto en un principio cae como un castillo de naipes en su último tramo ante unas soluciones y giros de guión con muy poco acierto, haciendo que la película decaiga y reste muchos enteros en su cómputo final.

Quatretondeta1Quatretondeta”

Pol Rodríguez

Guion Pol Rodríguez
Reparto José Sacristán, Laia Marull, Sergi López, Julián Villagrán

Para el espectador, ver “Quatretondeta” es tener en el recuerdo a Rafael Azcona, el cine del primer Berlanga, del Billy Wilder de “¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?” (“Avanti!” – 1972), de cierto cine italiano de los 50,… Pero este recuerdo perjudica enormemente al film de Pol Rodríguez.

La razón es ponerse a pensar qué habrían hecho estos maestros con semejante premisa, interesante y atractiva, una historia a medio camino entre la comedia dramática y la road movie de paisajes de western donde una chica – imposible conectar con la actriz Laia Marull y su personaje – decide llevar a su madre, recientemente fallecida y a la que hace años que perdió el contacto, a su país de origen pero se encuentra con el ímpetu del “marido por muchos años” de ésta – correcto y solvente José Sacristán – por enterrarla en el pueblo que ella siempre había querido y que da nombre a la película.

El resultado del imaginario film que el espectador podría crearse en su cabeza nunca podrá hacerse realidad porque, en el mundo de las buenas ideas también conviven las obras de irregulares resultados.

 

Julie9Julie”

Alba González de Molina

Guion Alba González de Molina
Reparto Marine Discazeaux, Silvia Maya, Rikar Gil, Juan Martín Gravina, Emilio Línder, Mario Miñano, Javier Tolosa, Daniel Martín, Irene Ferradas

La “autoritis” debería de considerarse como una de las enfermedades más peligrosas entre los directores de cine.

Es un mal endémico dentro de los círculos cinematográficos el que muchos directores, en un alarde de “autoría” y cine personal, acaben filmando supuestas historias íntimas y arriesgadas y acaben siendo burdas sombras de imágenes ya imaginadas, creadas y visionadas por otros ya que dichos autores contagiados por “autoritis” no encuentran su propia voz a fuerza de imitar voces cinematográficas ajenas.

Es una realidad. Y, en el caso de este film, lo es y en demasía. Porque la película vende su alma al mejor postor por tener esa patina “afrancesada” de silencios, secretos que se van desvelando a partir de detalles más que subrayados – o, directamente, palmarios en su resolución – e información velada que no es más que tinta mojada fotograma a fotograma.

Dentro de esta historia de huida y búsqueda de un lugar al que pertenecer nos encontramos una buena ristra de tópicos y estereotipos que intentan a toda costa hacer que el film “sea distinto” pero que acaban llevándola a un lugar muy común por el espectador provocando el tedio y el desinterés.

 

Koldo1Gernika”

Koldo Serra

Guion Barney Cohen, Carlos Clavijo
Reparto María Valverde, James Darcy, Jack Davenport, Víctor Clavijo, Álex García, Bárbara Goenaga, Ingrid García Jonsson, Julián Villagrán, Burn Gorman, Joaquín Assboeck, Irene Escolar, Elena Irureta, Jon Artiño

Si al principio de estas pequeñas reseñas cinéfilas dije que “para ser moderno se tiene que pagar un alto precio” para explicar el porqué de “Toro”, en el caso del último film de Koldo Serra se puede afirmar que “si juegas bien tus cartas, el clasicismo te hará bien”.

El director opta por el lado opuesto a un modelo de película de una falsa modernidad apostando por una historia clásica, a la vieja usanza, como si el film fuera una serie B de los 40 de Hollywood, con un triángulo amoroso dentro de un contexto histórico – los días previos al bombardeo de Gernica a manos de la aviación nazi e italiana – que despierta peligro y emoción a partes iguales.

Es en esta tesitura donde el director gana la contienda gracias al buen oficio que tiene para manejar tanto escenas íntimas como complejas estructuras audiovisuales de acción – ayudada, como no, por una buena factura técnica acorde a las necesidades de la historia –.

Y aunque el guión pueda contener ciertas irregularidades y peque de un excesivo despliegue de personajes, la película funciona a ojos del gran público.

Sin duda, un producto correcto y “resultón” de cara a tener buena carrera comercial.

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter