EL MOTOR DE “LA CASA DE BERNARDA ALBA” ES EL MIEDO

“La casa de Bernarda Alba” en la casa del Teatro. En ese Carbón que huele a Alhambra, follaza, telones, encajes, esparto y acento granaino. Nos adentramos en ese espacio del que las cinco hijas de Bernarda Alba no pueden salir en un Teatro del Carbón del que no quieres irte. Si ya una primera vez de “Yerma” en el Teatro Isabel La Católica me dejó sorprendida, este estreno personal en un verano que acumulo sitios mágicos, me ha enamorado de todas las actrices, y mi Pepe Cantero, por saber decir las cosas con verdad y con respeto. Como se debe tratar a los grandes y cómo sabe hacer la compañía “Teatro para un instante” que comanda Miguel Serrano y con quién tuvimos el placer de volver a hablar durante los ensayos previos.

P: A pesar de que estáis alcanzando las 300 funciones de esta representación, ¿por qué parece que la estáis estrenando por primera vez?

Miguel Serrano: Cada vez que hago “La casa de Bernarda Alba” en el Corral del Carbón o en cualquier otro lado, tengo que ver cómo la va a recibir el espectador, por tanto, qué puesta en escena planteo. El Corral es muy especial y tiene sus leyes. Nunca hago “La casa de Bernarda Alba” igual en este espacio por tanto hoy para mí es un estreno

P: A pesar de ser una obra muy reconocida, más aquí en Granada, la gente la recibe de forma especial como siempre también has sabido tratar tus representaciones

Miguel Serrano: Mi “Bernarda” ha esgrimido el verdadero milagro del texto de Federico García Lorca. He intentado explicarlo con el origen con el que fue escrito. Mis personajes son personajes que te puedes encontrar ahora en La Vega de Granada. He buscado darle personalidad a cada una de las hijas porque, en general en las versiones que se hacen, el tratamiento que se hace de las tres hijas intermedias es de personajes secundarios. No tenían un tratamiento propio y estaban como apelmazadas. No las distinguías claramente. Yo he procurado contar la historia desde la óptica de las cinco hijas, de su madre y de sus dos criadas. Y de la abuela, por supuesto.

 

Bernarda4
Miguel Serrano durante nuestra entrevista en el Corral del Carbón. Fotografía de Mai Serrano

 

P: Reflejar en cada una la personalidad que Lorca puso en ellas

Miguel Serrano: Yo me he criado en una casa de mujeres entonces he intentado crear un universo femenino que sea plausible. Que pueda existir con todos sus condicionantes, para que así tenga la coherencia interna que tiene cualquier convivencia familiar que, al fin y al cabo, es una convivencia forzada. Porque tú eliges a tus amigos, no eliges a tu familia. Yo pensaba la manera de que hubiera una convivencia real de esa familia y donde se viera solapada la tragedia desde que suenan las campanadas del principio. Todo muy por debajo hasta que, al final, revientan. Es también, un poco, como en el mundo de las mujeres. Esos secretos que luego se convierten en tragedias gigantescas. Yo he intentado reflejar eso porque el texto de Federico García Lorca lo ofrece así. Se ha utilizado demasiado como texto político y yo quiero hablar de estas mujeres porque Lorca la tituló como “Drama de las mujeres en los pueblo de España”. Yo he querido ser muy fiel a eso. El motor de “Bernarda Alba” es el miedo. Todo el mundo tiene mucho miedo porque, sino, no se explica cómo las hijas no cogen la puerta y se escapan. Hay mucho miedo al “qué dirán”, a no tener dinero, a pasar hambre y sobre todo Bernarda tiene un miedo terrible.

P: Háblame de la música que usáis en la obra

Miguel Serrano: La música la hemos recogido de la música tradicional de La Alpujarra gracias a un psicólogo especialista. Él nos propuso una serie de temas y de ahí escogimos los tres temas que cantamos en el espectáculo que me parece que son muy apropiados. Encajan perfectamente. Luego hay una parte que es la música de “Los segadores” que Lorca pone “cantan” en un momento de su texto que eso si está musicado por Pablo Sánchez de Medina. Los tres temas principales, el del principio de “Las ánimas”, “El frenesí” entre el primer y segundo acto y “La Paloma” entre el segundo y el tercer acto son temas que van muy bien para lo que estamos contando.

 

Bernarda1
Miguel Serrano ultimando detalles en el Teatro del Carbón. Fotografía de Mai Serrano

 

P: Algo que llama la atención es que Pepe Cantero actúa como Doña Josefa en la obra.

Miguel Serrano: Eso fue una propuesta que me hizo Pepe de sacar a su abuela. Le toca mucho hacerlo y le llega mucho al corazón porque se acuerda de su abuela y se emociona que no veas. Yo le dejé, fue creciendo y se ha mantenido el resultado.

P: ¿Estás abierto a propuestas de los actores?

Miguel Serrano: Un espectáculo es un motor lleno de piezas. Todas las piezas tienen que saber a qué están jugando y sentir que están jugando a algo que tiene que ver con ellos. No son imposiciones mías. Cojo lo que me gusta y rechazo lo que no

 

Bernarda3
Miguel Serrano. Fotografía de Mai Serrano

P: Y mañana estrenas “No hay burlas con el amor” de Calderón en este mismo escenario. ¿Por qué esta comedia?

Miguel Serrano: Porque el amor es una de las pocas cosas serias que existen en esta vida. Es lo que nunca hay que tomárselo en serio pero realmente es el motor de la vida de muchas personas. Calderón era muy listo y sabía escribir sobre el alma de los seres humanos.

P: He visto muchas versiones de esta obra donde se tiende a caricaturizar a los personajes

Miguel Serrano: He intentado no caer en algo que no sea posible, que no existe o sea una recreación. Mis personajes son de carne y hueso

 

Bernarda2
Miguel Serrano durante nuestra entrevista en el Corral del Carbón. Fotografía de Mai Serrano

P: Te lo has tenido que pasar bien preparando esta obra

Miguel Serrano: Me lo he pasado bien porque ha ido muy fluido y todo ha ido fácil. Nadie se ha atascado y todo el mundo lo la llevado muy bien. Han entendido perfectamente mi puesta en escena. La música me gusta muchísimo también que es parte recuperada del s.XVII y parte musicada por Pablo. Y se matan a correr para arriba y abajo. Está muy graciosa. Yo siempre espero a los dioses a ver que dicen

P: Cuando he entrado y te he visto coordinándolo todo, estabas con una gran expresión de felicidad. No sé que tiene este lugar qué te inspira tanto

Miguel Serrano: Aquí estuvo Lope de Rueda echando una comedia y Cervantes sentado en el patio de butacas. Esto está lleno de fantasmas de gente del teatro. Esto habla solo y coge las cosas de una manera que a mi me parece único

 

Bernarda5
Final de la representación de “La casa de Bernarda Alba”. Fotografía de Mai Serrano

 

Pues efectivamente así lo hemos vivido. La interpretación de todas las actrices hace que cada escena sea única y que no puedas apartar los ojos de sus diálogos y cambios de vestuario en el mismo escenario. Todo orquestado, cantado y hablado a la perfección. Y suena a esa abuela que tenía la mente más cerrada, como es lógico pensar en esa época, a esa niña rebelde que vence ese miedo para sentirse libre, el no querer defraudar a una madre y especialmente una sensibilidad que se traspasa a todos los espectadores que están en sus asientos y vibran con las emociones de cada uno de los personajes.

Hay funciones a las 22:30, el miércoles 19, jueves 20, domingo 23 y lunes 24 de agosto en este Teatro del Carbón y no deben perderse la oportunidad de sentir teatro puro, orquestado con una maestría exquisita y que resulta bello para los ojos y para el oído. Un ejemplo de cómo se debe versionar con gran acierto y consideración hacia esas palabras universales y que tanto han significado para nuestra historia artística.

Y mañana otro regalo con la comedia de “No hay burlas con el amor” que les contaremos detalladamente en este arcón.

Si queréis escuchar a Miguel Serrano en la entrevista con sonidos de fondo maravillosos ya que estaban ensayando mientras mantuvimos la charla, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-miguel-serrano-la-casa-bernarda-audios-mp3_rf_6896171_1.html

 

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter