UN RECORRIDO VITAL EN EL QUE EL PÚBLICO SE SIENTA CERCA DE LO QUE VE

Me gusta hablar con profesionales que demuestran su visión personal de su trabajo. Con Emilio Goyanes, director de la compañía granadina Laviebel, podría haberme tirado hablando todo el día sobre su trayectoria en el mundo del teatro. Generoso en sus respuestas, sincero en sus argumentos y con una propuesta constante, el respeto al público y su pretensión de siempre evolucionar a lograr aún más esa empatía y esas reacciones que siempre se tienen que lograr encima del escenario. Pudimos robar un poco de su tiempo previo el estreno de su último montaje, “Frágil”, en el Teatro Echegaray. Hoy a las 20:00 tenéis la última oportunidad para ver esta propuesta tan interesante.

Emilio Goyanes. Fotografía de Silvia Laserna
Emilio Goyanes. Fotografía de Silvia Laserna

P: Nuevamente nos queréis sorprender con un espectáculo de cabaret

Emilio Goyanes: Realmente “Frágil” no es un espectáculo de cabaret. Uno a veces se cansa de intentar catalogar lo que hace. Porque a veces te sales del tiesto y no vas por los caminos convencionales y entonces, ¿cómo lo defines?. A nosotros nos acompaña el concepto de “cabaret” que es culpa nuestra, porque llevamos años trabajando en ese terreno, pero a veces nos ahoga un poco esa sensación. El género no es nada específicamente, justamente es un género de géneros. Puede ser cualquier cosa. Es un cúmulo de lenguajes. Lo que hacemos en “Frágil” es utilizar alguno de esos lenguajes que son más propiamente cabareteros como canciones o coreografías pero los mezclamos con otros muchos  que son muy propiamente teatrales.

P: Es el lenguaje de vuestra propia compañía que siempre ha sido muy libre y muy original

Emilio Goyanes: Pero que en el fondo bebe y se alimenta de lo que está haciendo mucha gente. Lo que ha pasado en los últimos años es que el teatro ha perdido su esencia. Es decir, la teatralidad. Es como si en el escenario, uno viera un realismo demasiado cercano. Como si el teatro hubiera perdido el lenguaje, se hubiera desangrado a través del lenguaje. Nosotros reivindicamos el lenguaje propiamente teatral. Los que hacemos teatro somos nosotros que, de pronto, transportamos al público en un segundo de un espacio a otro, esto es lo propiamente teatral. Es la tradición del teatro.

P: Y cual va a ser la historia de las tres protagonistas de “Frágil”, Clavel, Violeta y Jazmín

Emilio Goyanes: Al mirar la sinopsis del espectáculo, se lee que son tres señoras de avanzadísima edad que nos hacen recorrer su vida. Uno puede pensar que son dos actores y una actriz, que es nuestro caso, que te van a contar esa vida a base de hablar, hablar y hablar. No es así. Hay todo un juego con el viaje en el tiempo, con los cambios de espacio y de lugar. Nosotros nos pasamos esta unidad de espacio, tiempo y acción por el forro del peluquín. Nos interesa viajar y es lo que hacemos. Intentamos construir sobre la mente del espectador, no sobre el escenario. Transportar al espectador en una especie de viaje histórico y emocional en el que realmente, casi en ningún momento, sabe a ciencia cierta donde está. Hay un terreno excesivo de consciencia en la vida. Nosotros queremos buscar en el terreno de lo inconsciente, no del subconsciente. Es que hay una parte del cerebro que piensa y viaja sola.

P: ¿Que queréis plasmar en el relato de estos personajes?

Emilio Goyanes: Nosotros no queremos ser objetivos ni históricamente correctos. Porque yo me pregunto que es eso de la corrección. La historia la escriben siempre los que ganan, entendiéndolo en un sentido muy amplio. Nosotros sólo hacemos nuestro propio recorrido vital e intentamos que empatice con el espectador. Que el espectador se sienta cómplice de ese viaje. Yo creo que se consigue porque estamos usando iconos en el espectáculo muy generacionales. Lo que intentamos es que el público se sienta cerca de lo que está viendo. Que no se sientan como voyeurs.

Emilio Goyanes. Fotografía de Silvia Laserna
Emilio Goyanes. Fotografía de Silvia Laserna

P: Tiene que ser interesante entonces que “Frágil” lo vean diferentes generaciones en una misma butaca

Emilio Goyanes: Realmente los teatros están llenos de gente muy mayor. La gente joven no está en los teatros. La media de edad está en los cincuenta y tantos o sesenta años. Hace veinte o veinticinco años se hizo un verdadero trabajo de captación de público, que son los que ahora vienen. Especialmente en Granada, nos sigue gente de muchas edades. El viaje histórico es una cosa y el viaje emocional es otro. Por las emociones, uno puede viajar en cualquier momento. Nosotros intentamos aprender de nuestros mayores. De esa lección de vida que te narran, con alegría muchas veces.

P: ¿Es lo que intentáis reflejar en “Frágil”?

Emilio Goyanes: Respeto. Parece como algo gratuito o una tontería. Hoy es todo un valor. Quiero darle al público algo como artista, algo que le importe y algo que el público sienta que yo le respeto. Les consideramos personas inteligentes, que pueden imaginar. Para mi las personas inteligentes, no son las que tienen una capacidad de análisis enorme, son las que tienen una imaginación enorme. La capacidad de ver y de construir y deconstruir imágenes. Eso para mí es la gente emocionalmente inteligente. Yo respeto más a una señora de un pueblo perdido de la Alpujarra que a un intelectual. Yo hace tiempo que pienso que la burguesía es una clase realmente espeluznante. Toda la sal de la vida está en el pueblo, está en la gente humilde y normal. Casi ningún artista, intelectual con empatía hacia el pueblo, la sociedad, las cosas y hacia la realidad proviene de la burguesía. La burguesía es una clase de vagos que viven de lo que nos acusan a los artistas falsamente, que es que vivimos del cuento.

P: Repasando tus obras y con lo que me dices, me hace pensar que las personas más de la calle son las que más te han podido inspirar en tus historias

Emilio Goyanes: A mi me interesa más la cultura popular que otra cosa. La vanguardia está en la cultura popular. Me interesa innovar y renovar en el lenguaje. Hacer lo que me de la gana con el lenguaje. De alguna manera, nosotros hemos ido generando a lo largo de estos años una especie de cuerpo narrativo de personajes e historias, a través de 25 espectáculos, que los hemos escrito y hecho nosotros y como decía un amigo mio, creando la mitología del cabaret de los años 30. Hemos ido desarrollando ese universo sin ningún plan. Año tras año hemos ido abordando personajes y nuevas historias. Desde mi punto de vista, tengo la inquietud de buscar otra manera y otro camino y eso, pues va abriendo puertas. Desde la humildad de ser el eslabón anónimo de una larga cadena de no ser innovador y de no ser la leche. No ser el artista que llega para romper con la pana. Sentirte parte de un viaje que no es tu viaje sino que es el viaje del oficio. Si consigues aportar un poco más, que no se pare el viaje conseguiremos la clave de esto, nuestra generación no debe parar, debe ayudar a continuarlo. Que siempre haya una puerta que abrir.

Emilio Goyanes. Fotografía de Silvia Laserna
Emilio Goyanes. Fotografía de Silvia Laserna

“En la fragilidad está la fortaleza, nadie que se piense inquebrantable es fuerte, sólo sabiéndote frágil, serás fuerte”. Esa es la filosofía que me enseña Emilio Goyanes y de la que me ha encantado nutrirme en su espectáculo, “Frágil”. Un viaje de tres amigas, Violeta, Clavel y Jazmín, que consigue a través de sus experiencias, de miedos y risas, que todo el mundo saliera de este primer pase del Teatro Echegaray con una felicidad plena. 

Recorren unas experiencias por las que muchos ni nos acercamos a entender, épocas distintas y momentos diferentes, pero lo más importante es cómo logran transmitir esas sensaciones y que todo el mundo, tenga los muchos años que tengan, lo comprendan perfectamente. Larisa Ramos, Antonio Leiva y Piñaki Gómez hacen un trabajo extraordinario de memoria, gestualidad, comicidad y ante todo, ese respeto del que me hablaba Emilio Goyanes. Y es una gozada disfrutar de cómo se desenvuelven en todo el escenario y con su interpelación constante con el público.

Tengan esa fortaleza frágil y no desaprovechen la ocasión esta tarde a las 20:00 de vivir un recorrido teatral que no olvidaran en el Teatro Echegaray con estas tres contadoras de sueños e ideales que no debieron perderse en el camino.

Si queréis escuchar la entrevista con Emilio Goyanes, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-emilio-goyanes-fragil-teatro-echegaray-audios-mp3_rf_11164885_1.html

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter