MEDEA ES UNO DE ESOS PERSONAJES QUE ES MÁS GRANDE QUE LA VIDA

16508314_1539495989401413_6026082199979693448_nTodas las personas que somos incipientemente nerviosas deberíamos tener una Aitana Sánchez Gijón en nuestras vidas. Te templa el ánimo y con su belleza a la hora de transmitir el gran reto que le ha supuesto encarnar a Medea en su piel, hace que sepas, a ciencia cierta, que el talento escapa de su ser y sólo puedes tener profunda admiración en todo. Ardo en deseos de conocer su “Medea” y tendremos la oportunidad de hacerlo este viernes y sábado en el Teatro Echegaray y el domingo en el Teatro Ciudad de Marbella. Qué suerte la mía de poder compartir este ratito con ella.

P: ¿Por qué es un personaje del que te ha costado desquitarte hasta tal punto que lo presentas en este formato más íntimo?

Aitana Sánchez Gijón: Pues mira todavía no lo sé. Eso es lo que pretendo descubrir de aquí al mes de mayo que es todo el tiempo que voy a estar de gira. Medea es uno de esos personajes que es más grande que la vida. Son inabarcables. He tenido la necesidad de seguir ahondando en su misterio. Fíjate Nuria Espert que, a lo largo de su carrera ha reinterpretado a Medea en siete ocasiones distintas, incluso dirigió uno de sus montajes a Irene Papas. No lo sé porque es la primera vez que me ocurre en toda mi vida profesional. Siempre que termino algo, cierro con más o menos dolor, pero cierro y empiezo lo siguiente y ya está, sin mirar atrás, preferiblemente. Pero, en este caso, cuando terminamos la gira de “Medea” hace ya casi un año, yo sentía que no estaba cerrando y que no me estaba despidiendo. Surgió este formato que es, más bien, un monólogo. Tiene algo de lectura, yo he querido llamarlo “lectura dramatizada” porque es un poco el vehículo que me lleva de un personaje a otro pero, cada vez tiene más de monólogo y menos de lectura, la verdad.

P: ¿Es el gran personaje que te ha tocado en tu carrera?

Aitana Sánchez Gijón: Pues, de momento, si. Es que Medea tiene tantas capas y tantos niveles. Puedes partir de la cuestión contemporánea que todos podemos comprender de la mujer abandonada, humillada, privada de todo, que está rota de dolor y actúa desde el dolor de ser una herida abierta, y llega a hacer lo más terrible que un ser humano puede hacer que es asesinar a sus propios hijos. Entonces eso es algo que, evidentemente, nos espanta y nos tiene que espantar, pero yo creo que lo que tiene de grande este personaje y esta tragedia es que perturba mucho al espectador porque es tan profundamente humana, su dolor es tan reconocible que nos podemos sentir identificados con ese grado de dolor. No te digo que todos seamos capaces de llegar a esos extremos, ni mucho menos, afortunadamente, pero sí que podemos reconocer como algo propio el dolor que vive Medea. Por otro lado, también a un nivel más junguiano y más psicoanalítico, Medea representa como todos los arquetipos de la tragedia griega, el inconsciente colectivo. Ella simboliza la fuerza de la naturaleza. Su capacidad creadora y su capacidad destructora. La naturaleza es capaz de crear las cosas más bellas que hay sobre la faz de la tierra pero también con un huracán y con un volcán lo arrasa todo en cinco minutos. Yo creo que esa es la misma fuerza que tiene Medea.

P: Has podido trabajar con muchos directores importantes de talla nacional e internacional, pero Andrés Lima creo que te ha hecho tocar una tecla tuya que te ha hecho feliz, a pesar de interpretar una tragedia

Aitana Sánchez Gijón: Es curioso porque siendo el personaje más desgarrador que he hecho nunca, sin embargo el proceso de creación fue muy gozoso. Fue una maravilla. Yo creo que nunca he sido más feliz en un proceso de trabajo como en éste. Quién sufre es Medea pero yo como actriz, gozo muchísimo. Ahora, he de confesar que en este formato en el que estoy yo sola, ¡guau!, se me hace arduo y se me hace cuesta arriba porque es un reto. Yo siempre le había tenido pánico a los monólogos. Incluso, Andrés había sugerido en un primer momento que Medea iba a ser un monólogo y le dije “ni se te ocurra, ni muerta me quedo yo ahí sola arramblando con todo”. Y, sin embargo, mira sin darme cuenta, he acabado haciéndolo yo sola.

P: ¿Cómo es ese proceso?

Aitana Sánchez Gijón: El proceso es curioso para mí porque yo aparezco como Aitana en el escenario y explico al público, en pocas palabras, el porqué de este formato y de esta propuesta, de dónde surge y cuál es mi pretensión, que es la que te contaba de seguir ahondando en este misterio. Después, les propongo contarles un cuento que es el mito de “Jasón y los argonautas” para que comprendan de dónde viene la tragedia de Medea. A continuación, comienzo como narradora a leer una introducción a la tragedia y ya, automáticamente, me transformo en Medea ante los ojos del público. Medea que arranca con el umbral de dolor al máximo. Yo ante los ojos del espectador paso de ser Aitana, a ser un narrador y a ser Medea. Todo ahí, desnuda. Es el reto mayor que yo siento que tengo en esta propuesta que hago.

P: Tal y como lo cuentas, parece que para tí es una terapia hacer “Medea” cuando subes al escenario

Aitana Sánchez Gijón: Salgo limpia. Dejo todo lo oscuro ahí en el escenario con Medea. Me sirve de catarsis y de sacar al exterior toda esa parte de sufrimiento angustiosa que tampoco sabes racionalizar, los malestares de tus lados oscuros pero pasa por un lugar, que ya te digo, no soy capaz de racionalizar. Por eso, me resulta tan atractivo y tan misterioso. Funciona a un nivel en el subconsciente que todavía no acabo de comprender muy bien.

P: Esta noche te podremos escuchar en la adaptación radiofónica de “Jekyll y Hyde” con Pedro Casablanc que haréis en La Casa Encendida pero que se podrá escuchar en Radio 3 y luego en la web de RTVE

Aitana Sánchez Gijón: Yo ya había hecho una ficción radiofónica para la Ser en las navidades pasadas que hicimos “¡Qué bello es vivir!” que dirigió Jose María Pou. En esta ocasión, está el plus del directo. Lo hacemos con público en La Casa Encendida de Madrid con 300 espectadores y, al mismo tiempo, se emite por radio. Luego se emitirá en Radio 1 y se podrá descargar en podcast. Esa sensación de estar contando esta historia en directo pues tiene algo muy teatral y, al mismo tiempo, estás llegando a los oyentes sólo a través de la voz y, tienes que recrear toda una historia con tu voz y los efectos sonoros que van creando todo el equipo que hace el programa

P: Y también se estrenará una película que has rodado en Vietnam, “Thi Mai”

Aitana Sánchez Gijón: Este otoño se va a estrenar. La rodamos en octubre y noviembre en Hanoi, básicamente y luego en Pamplona, un par de semanas. Ha sido una aventura maravillosa que he compartido con mis adoradas Carmen Machi y Adriana Ozores. Dirigidas por Patricia Ferreira que es una directora estupenda. Y con Dani Rovira en el reparto haciendo un bombón de papel. Ha sido un regalo de la vida de los que te hace esta profesión de vez en cuando.

16507899_1539496002734745_2914722914002878269_nLe pregunto a Aitana que Medea dice “mi única paz será ver el mundo entero sepultado entre mis escombros” y que cual sería su única paz, ella contundente me responde “sentir que todos mis seres queridos están bien”. Es otro ejemplo más que cuando expresa lo que su corazón y su gran inteligencia le dicta, no te queda nada más que añadir. Mantener la profunda admiración y desear que muchos más personajes le dejen con ese misterio que no le permite abandonarlos, porque así ella tampoco desaparece de tantos momentos impresionantes que nos brinda en sus interpretaciones. Regalo para mi profesión haber podido hablar con ella y regalo para vosotros el que tenéis este viernes y sábado en el Teatro Echegaray y este domingo en el Teatro Ciudad de Marbella. Todas las funciones a las 20:00.

Para escuchar la entrevista con Aitana Sánchez Gijón, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-aitana-sanchez-gijon-medea-teatro-audios-mp3_rf_16917427_1.html

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter