ES UN TEXTO ESCRITO POR UN HOMBRE, PERO DESCRIBE A UN PERSONAJE FEMENINO PROBABLEMENTE DE LOS MÁS HERMOSOS QUE YO HAYA HECHO HASTA AHORA.

El lunar de Lady Chatterley_(c) Lau Ortega (2)Ana Fernández será la actriz que estará haciendo doblete en nuestro Festival de Teatro de Málaga con interpretaciones de mujeres bien diferentes. Tanto el viernes 19 como el sábado 20 en el Teatro Echegaray conoceremos a Constance Chatterley, una mujer que defiende la libertad ante un tribunal únicamente masculino, y el martes 23 será una de las “3 Hermanas” de Chéjov que tendrán que lidiar con un pasado muy complicado. Ambas interpretaciones tendrán el buen hacer de esta intérprete con la que hemos tenido la ocasión de hablar sobre estos retos tan diferentes.

P: Nunca pensé la importancia que iba a tener un lunar en una propuesta teatral

Ana Fernández: En este caso es una base en la defensa de Constance Chatterley. Y gira entorno a eso pero habla de muchas más cosas. Habla sobre el derecho que tenemos para elegir sobre nosotros mismos, sobre nuestro cuerpo, nuestra individualidad y nuestra libertad. Es un personaje inspirado en Constance Chatterley, y aunque sea un texto que expresa todo esto en boca de una mujer, yo creo que va más allá. Habla realmente de la condición humana, de la necesidad y de la lucha por ser todos libres y honestos con uno mismo.

P: Te he leído en entrevistas que es el personaje más inteligente con el que te has encontrado

Ana Fernández: Es un reto, no sólo en lo interpretativo sino que también me implico en la producción. En un tipo de proyecto así, hay que estar muy convencido y muy enamorado de lo que se va a emprender porque sino no tendría ningún sentido. Estoy absolutamente enamorada de Lady Chatterley, de las palabras que Roberto Santiago ha puesto en boca de esta mujer. Creo que es un texto escrito por un hombre pero que define a un personaje femenino, probablemente de los más hermosos que yo haya hecho hasta ahora. Tiene mucho que ver con su inteligencia y con su sentido del humor porque es inteligente. Es una mujer muy honesta consigo misma y sincera. Aunque aborda su defensa con ironía, la base de Constance es la honestidad y la sinceridad.

P: La excusa para hablar de todas estas emociones es esa defensa propia que ella hace sobre una denuncia de su marido

Ana Fernández: Es su lucha por la libertad. Ella se defiende porque está siendo muy injustamente tratada. Tenía una razón tan poderosa que es imposible imaginar porqué no se la dan. Es una mujer de su época pero va mucho más allá y aborda temas que son de absoluta actualidad. Y por eso la hace muy atractiva. Yo creo que, hasta ahora, realmente cuando tenemos un bolo siempre digo, “Constance se defiende en Sevilla, en Madrid…” o donde estemos actuando. Y ahora estoy diciendo se va a defender dos días en Málaga y, hasta ahora, ha salido vencedora porque es un personaje que al espectador, que al mismo tiempo es el tribunal porque ella todo el rato habla a un tribunal compuesto por hombres, a un juez y ese tribunal y ese juez está en el público que tiene un doble papel porque yo le doy el papel de juez y de tribunal, pero al mismo tiempo ellos están siendo jueces y valoran a la actriz. Es muy curioso.

P: Qué atractivo el ser abogada de ti misma como hemos podido ver en muchas películas o series

Ana Fernández: Un juicio es siempre muy atractivo para jugar a interpretarlo y a estar dentro sea el personaje que te toque. A mí me ha tocado el papel de la acusada y, además, el de la abogada porque decide defenderse. Da mucho juego y como ella se defiende a través de las palabras, que es como se defiende uno en la justicia, y lo hace con unos argumentos muy ingeniosos y muy sinceros. Ella no tiene ninguna duda de que tiene la razón. Y yo creo que el espectador se la da.

P: ¿Te ha gustado verte en esa tesitura de la producción?

Ana Fernández: El montaje surgió de una invitación a una lectura dramatizada en la Universidad de Santander y yo busqué muchos textos con cierta preocupación porque era al aire libre, la entrada era gratuita y mis compañeros habían llevado cosas que ya habían elaborado mientras que yo tenía que partir de cero, y de pronto recordé a Constance porque este texto yo ya lo conocía, y me atrapó el texto a mí. Cuando me acordé le pregunté a Roberto si me daba autorización para leerlo, y me la dio con una generosidad maravillosa. Estoy enamorada de Roberto Santiago como autor, me estoy terminando la novela “Ana” que la recomiendo a todo el mundo. Una novela maravillosa. Y casualmente también se lo mandé a amigos íntimos para ver si les resultaba igual de interesante como me resultaba a mí, todos dijeron que por supuesto que sí pero, además, Antonio Gil en aquel momento está en Madrid y se ofrece a ayudarme. Hicimos el trabajo para esa lectura de texto y a los dos se nos metió Constance Chatterley en vena, yo me fuí a hacer la lectura, la grabé porque quería verla ya que ellos no podían estar y la vio también Sanchis Sinisterra, porque el texto parte de un seminario impartido por él. De pronto, ahí surgió el “¿por qué no lo montáis?”. Nos fuimos rodeando de un equipo que se enamoró de Constance Chatterley, de su fuerza, de su sensibilidad, de su inteligencia, de su sentido del humor, de su franqueza, de su honestidad y de las palabras de Roberto en ella. Así que ha sido un proceso muy bonito. Estando con Constance, hice también el monólogo de “la voz humana” que está ahí aparcado porque fue un proyecto que unía el montaje teatral con la ópera, que la cantó Ángeles Blancas y la dirigió Eduardo Vasco. Es un monólogo que yo quiero retomar porque son mujeres muy distintas y diferentes. De no hacer monólogos, de pronto vino “La voz humana” también. Con “El lunar de Lady Chatterley” tenemos bastantes bolos próximos, así que este año será “El lunar de Lady Chatterley”, “3 Hermanas” y si retomo “La voz humana” pues me encantaría.

P: Pasando a tu siguiente estreno de “3 Hermanas”, aquí hablamos de mujeres muy diferentes

Ana Fernández: Frente a una Constance Chatterley que nada la detiene y que se va a defender hasta el final, nos encontramos a tres mujeres que están como ancladas y suspendidas en un tiempo, no son capaces de reaccionar y están abrazadas a un pasado idealizado, algo que ya no existe porque no son capaces de seguir. Hay mucha desesperanza, sueños rotos y la idealización de la nostalgia en si misma que es algo que también te bloquea. En el montaje de Raúl Tejón hay algo como de círculo, lo que empieza vuelve otra vez. Como si los seres humanos no fuéramos capaces de aprender de los errores y los estuviéramos cometiendo continuamente. El montaje es atemporal porque en lo que se centra es en los sentimientos y en eso somos muy parecidos los seres humanos de todos los tiempos.

P: Va a ser curioso el espacio escénico que es puro teatral

Ana Fernández: Es una obra en el que el tiempo es importantísimo y mi personaje Olga tiene una evolución muy linda en toda la función. Pasa del primer acto al segundo, pasan los años y el tiempo en ellos va haciendo mella y se va viendo cómo el tiempo lo va oscureciendo todo. Los va enfrentando a una realidad que no quieren ver desde el primer momento. Hay mucha poesía y es un montaje muy sencillo, con una dirección muy trabajada y el vestuario pero luego los elementos son muy sencillos. Es puro teatro y eso a mí me gusta mucho. La atmósfera va a cautivar al espectador a través de la palabra, por supuesto, que es la base de la luz del vestuario que va a ser el mismo, pero va modificándose dependiendo de los estados de ánimo y estamos todo el tiempo en escena. Es como una caja negra donde el espectador se va a meter y va a mirar a través de un agujerito los momentos, y sobretodo va a sentir los mismos sentimientos que se mueven en esa caja negra.

Cómo os adelantábamos “El lunar de Lady Chatterley” se podrá ver los próximos viernes 19 y sábado 20 a las 20:00 en el Teatro Echegaray, y “3 Hermanas” se representará el martes 23 en el Teatro Cervantes. Todas las funciones a las 20:00. Muy bien se lo ha montado Ana Fernández para sentirse arropada por sus compañeros después de hacer funciones con su monólogo, pero esa oportunidad también la reciben currantas como ella, que nos regala lo mejor de su trabajo encima de un escenario. Seremos buenos jueces de su quehacer teatral, no tengo ninguna duda de esa sentencia.

Si queréis escuchar la entrevista con Ana Fernández, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-ana-fernandez-el-lunar-lady-audios-mp3_rf_23213001_1.html

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter