EL SENTIMIENTO HUMANITARIO QUE SALVA VIDAS

Parte del equipo directivo y voluntarios del comedor y dispensador social "Yo soy tú". Fotografía de Javi Sánchez.
Parte del equipo directivo y voluntarios del comedor y dispensador social “Yo soy tú”. Fotografía de Javi Sánchez.

La verdadera ayuda se encuentra en personas que saben lo que sucede a pie de calle. Que contempla como día a día muchas familias se encuentran ante una situación que no esperaban o encuentran muchísimas dificultades para poder tener una vida cotidiana con la que poder sostener el ritmo de futuro que han escogido. Esa realidad palpable llega a corazones sensibles como los que forman los 80 voluntarios y todo el equipo directivo del comedor y dispensador social “Yo soy tú”, situado en la barriada de Miraflores-Gibraljaire de Málaga. Aprovechando el estreno teatral a beneficio de todo el trabajo para dar menús a tantas familias o incluso llevar esa comida a domicilio, del próximo viernes 9 marzo a las 20:00 en el Auditorio Edgar Neville de Diputación, hemos querido conocer todo este esfuerzo que realizan a través de las palabras de su presidente, Emilio Gómez Ojeda y el vocal, Pedro Muñoz Lendínez.

P: ¿Para cuantas personas preparáis diariamente estos menús?

Emilio Gómez Ojeda: Ahora mismo estamos dando 565 desayunos, 143 desayunos escolares para que los niños  se los lleven al colegio y 565 almuerzos diarios.

P: ¿Cómo ha sido la evolución de esta asociación en estos años?

Emilio Gómez Ojeda: La asociación se creó en 2013, no tuvimos sacarla adelante porque no tuvimos ayudas. Le pedimos al Ayuntamiento que nos diera un local y no lo pudimos conseguir. Entonces la asociación estuvo dormida un tiempo y la desperté en 2016, formando una directiva nueva y le dimos el empujón que tiene hasta ahora, que llevamos un año y medio funcionando.

P: Sois comedor y dispensador social

Emilio Gómez Ojeda: Y también llevamos comidas a domicilio a las personas que por enfermedad o por edad avanzada no pueden venir. En el comedor viene la indigencia, la gente sin techo, y en el dispensador vienen las familias que tienen hijos con dos tuppers en una bolsa, y se llevan el primer plato, el segundo plato, el pan y el postre. Y apoyamos para dar algo para la cena, leche, colacao, galletas o dulces. De lo que vaya entrando en el día, siempre damos algo más.

P: No se puede llegar a preveer que tipo de familias son las que están viniendo a pediros ayuda

Emilio Gómez Ojeda: Son familias muy normales que antes tenían su hipoteca, su casa y su trabajo, y debido a la crisis al perder su trabajo, se han visto en la necesidad de acudir a un sitio como el nuestro. Todas las personas que vienen aquí están censadas, o vienen bien por los servicios sociales o vienen por la parroquia. Luego nosotros para meterlos en la base de datos, le pedimos una serie de condiciones y documentación. El DNI, el libro de familia, un certificado de empadronamiento para comprobar que son los mismos que vienen en el libro de familia que están empadronados y un certificado del INEM o de la Seguridad Social de lo que cobran. Eso lo verificamos a través de los servicios sociales. ¿Por qué hacemos eso?. Para que le llegue la ayuda a las personas que realmente lo necesitan.

P: Es lógico que tengáis que hacer ese tipo de comprobaciones

Emilio Gómez Ojeda: Hemos tenido hasta que echar gente que se han colado, gente que cobraba un dinero y lo han intentado falsificar y los hemos echado. Por eso pedimos la documentación y luego la verificamos a través de los servicios sociales.

P: ¿Quién os ayuda para poder tener estos menús?

Emilio Gómez Ojeda: Lo hago yo porque tengo experiencia porque estuve en el ejército. Soy auxiliar del ejército retirado. Estuve un montón de años a cargo del servicio de alimentación. Tanto el comedor, como los menús y el diseño de autoservicio para que lo lleven pocas personas y no hagan falta muchos voluntarios, pues lo hice yo. Y luego ya con el apoyo de la junta directiva. Si tuviéramos que pagar esto serían alrededor de 800.000 euros para mantener a las 565 personas, dándoles el desayuno, el almuerzo y los 143 desayunos escolares. Hice un estudio que lo llevé al Banco de Alimentos, para que le dieran el visto bueno y, efectivamente, ronda los 800.000 euros. De esto, el Banco de Alimentos nos da el 88% en alimentos, y nosotros ponemos con los socios un 12%, que son unos 85.000 euros aproximadamente, y con alguna subvención de la Junta de Andalucía que hemos tenido de 14.000 euros., y también del grupo de Facebook que tenemos que nos suelen ayudar con donaciones.

P: También vais a poder captar fondos con esta obra de teatro benéfica “Dinner for One”, que al precio de 5 euros se podrá disfrutar el próximo viernes 9 de Marzo en el Auditorio Edgar Neville (Diputación) a las 20:00

Emilio Gómez Ojeda: Es la primera vez que lo hacemos. Dentro del grupo de Facebook, tenemos un amigo nuestro que es Alberto y es del grupo de senderismo por Málaga y provincia, y a su vez tiene una amiga suya que es Pilar que pertenece a la asociación Vicente Ferrer. Esta chica se ofreció a hacernos esto y ella ha sido la que ha montado todo. Nosotros lo único que hacemos es vender las entradas.

P: ¿Para qué van a servir esos fondos que se consigan con esta obra de teatro?

Emilio Gómez Ojeda: Los gastos fijos que tenemos que buscar mensualmente son unos 5.000 euros, que algunas veces nos las vemos negras para conseguirlos. Invitamos a los que puedan a que se hagan socios de nuestra asociación, sólo tienen que pagar 5 o 10 euros al mes, lo que ellos quieran poner.

P: ¿Por qué quieres seguir luchando para que este comedor y dispensador social siga activo?

Emilio Gómez Ojeda: No me motiva ningún sentimiento religioso, no soy la reencarnación de nadie. Me mueve un sentimiento humanitario de ver la necesidad que hay y que alguien tiene que hacerlo. Si quién tiene que hacerlo, no se encarga, alguien lo tendrá que hacer. Son muchas familias las que vienen, y a diario cada vez viene más gente. Es raro el día que no nos lleguen o de los servicios sociales o de la parroquia, o por sus propios medios.

P: ¿Tú no crees que realmente llegue un día que las instituciones respondan a esta realidad a la que tendrían que hacer frente?

Emilio Gómez Ojeda: No, porque la crisis está extendida por Europa entera y España en particular. Y en Málaga aunque no se quiera reconocer, hay gente que pasa hambre. Y quién no se lo crea, que venga aquí y lo vea. Hacemos campañas durante todo el año, también para recoger ropa con nuestro “Armario Solidario” que será el 22 de Marzo o incluso recogiendo material escolar.

Voluntarios del comedor y dispensador social "Yo soy tú". Fotografía de Javi Sánchez.
Voluntarios del comedor y dispensador social “Yo soy tú”. Fotografía de Javi Sánchez.

Para participar en el grupo de Facebook y tener más información, así como comprobar el trabajo que realiza este comedor y dispensador social todos los días, podéis acceder pinchando AQUÍ

Para comprar las entradas de “Dinner for One”, la obra de teatro a beneficio de “Yo soy tú”, tenéis que ingresar 5 euros en la cuenta de la Caica la propia asociación, indicando en el concepto “ENTRADA TEATRO”. El número de cuenta es ES98 2100 8986 9302 0000 4089

En cualquier momento, pueden pasarse por la Asociación “Yo soy tú” y hacerse socios. Se encuentra en C/Moreno Nieto, 18 en el barrio de Miraflores-Gibraljaire. Y entrar y oler a casa, como nosotros pudimos comprobar es una ayuda realmente necesaria, que sólo se consigue con el esfuerzo solidario y la convicción de corazones increíblemente buenos como los que pudimos conocer sólo visitando una mañana en sus instalaciones. Te hace conciliarte con el mundo, sin duda.

Si queréis escuchar la entrevista con Emilio Gómez Ojeda y Pedro Muñoz Lendínez, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-emilio-gomez-ojeda-pedro-munoz-lendinez-audios-mp3_rf_24186474_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter