UNA PEQUEÑA ORQUESTA DE CINCO MÚSICOS

Después de que en el Festival de Jazz de Málaga de la pasada edición, nos presentará su primer trabajo “Uno”, a Ernesto Aurignac le ha cundido el tiempo para poder preparar un nuevo disco que nos presentará el martes 10 a las 22:00 en el Teatro Cervantes. Nuevas inspiraciones que han culminado en nuevos sonidos en formato, en esta ocasión, de quinteto. Nos lo explica en esta entrevista:

P: Has podido sacar este disco en menos tiempo de cuando preparaste “Uno”

Ernesto Aurignac: La verdad es que me ha costado un año de trabajo entre las composiciones, los arreglos, montar los temas bien con la banda, la oportunidad de hacer algún concierto en directo antes de grabar y la propia grabación. Es verdad que no ha sido tan laborioso como fue “Uno” pero es normal porque en “Uno” eran muchos más elementos los que había, aquí hay menos pero no por ello, el esfuerzo ha sido menor. No tiene tanta carga ni tanta cantidad pero si que ha sido un trabajo arduo.

P: ¿En qué momento tenías esbozado “Anunnakis”?

Ernesto Aurignac: Cuando salí e hice algunos conciertos con “Uno” presentándolo por España, me vi en la necesidad de seguir escribiendo y hacer un segundo disco. Justo nada más terminar, hace un año, me planteé qué podía hacer y pensando que “Uno” fue una obra compositiva super intensa y grande, en el que todos teníamos el mismo protagonismo, todos los instrumentos, era hora que yo hiciera algún proyecto en el que tomara mayor protagonismo como músico e intérprete. Entonces, se me ocurrió este formato de quinteto en el que me daba muchísimas posibilidades porque la guitarra puede ser muchos tipos de guitarra, muchas sonoridades distintas, al igual que el piano y el teclado. En realidad, es como una pequeña orquesta de cinco músicos. También hay contrabajo, batería y saxo. Tenía ese sonido en la cabeza y empecé a escribir cosas.

P: ¿Ese fue el proceso?

Ernesto Aurignac: Las dos cosas van unidas. Pensaba la temática y como siempre me ha llamado la atención el tema del universo, del espacio, del mundo no terrestre, la distancia entre los planetas o los tamaños entre las galaxias. Me documenté sobre todos estos temas y, entonces, todo lo que he ido escribiendo ha servido para crear “Anunnakis”

P: ¿Qué es “Anunnakis”?

Ernesto Aurignac: Es una teoría en la que dice que todos nosotros somos extraterrestres y hay varias vertientes. A mi me gustaba la más extrema y alocada que es pensar que vinieron unos seres extraterrestres con cabezas y manos grandes y nos plantaron como las semillas y nos incubaron aquí. Hay otras teorías, por ejemplo a través del polvo de estrellas que cayó en la Tierra salieron las células y el oxígeno y de ese inicio, salimos nosotros. Todo surgió entonces por ese sonido que yo me imaginaba del extrarradio.

P: Y, ¿por qué reducir en este caso los instrumentos?

Ernesto Aurignac: Me propuse ese reto pero cuando estaba escribiéndolo, siempre se me venían a la cabeza otros instrumentos y no podía, así que intentaba hacer algo para con la formación que tengo solventar ese sonido que me gustaba. El hecho de que la guitarra, no sea una, sino muchas e igual con el piano y otros sonidos, he ido superando esas necesidades.

 

00-arka-portada-anunnakis-ernesto-aurignac
Portada de “Anunnakis”

 

P: La portada del disco de Arkaitz del Río vuelve a ser una maravilla e igual cuando llevéis mucha trayectoria discográfica podéis plantear una exposición

Ernesto Aurignac: Un disco es algo muy especial y es como una parte de mi vida. La tesis de final de carrera, ese compendio de todos los años de estudio. Para mí, un disco es eso. Por eso me gusta cuidar todo. Desde la edición de la música hasta el diseño del disco y todos los detalles. Arkaitz es un genio, un artista increíble. Yo le comenté un poco y él se sacó las habichuelas.

P:  Le has dedicado mucho tiempo al disco pero también a esa parte promocional donde en el Facebook del evento, animas con vídeos y fotos para que el público vaya a verte el martes 10

Ernesto Aurignac: No todo el tiempo que me hubiera gustado porque hago muchas cosas más pero hago lo que puedo. Desgraciadamente, si no te lo curras y lo mueves a muerte, es difícil llevar a gente a que consuma cultura. Con un buen equipo de publicidad, se puede vender lo que sea.

P: ¿Notas que hay un resurgimiento del jazz?. Te lo pregunto porque tú puedes ver una perspectiva desde fuera ya que tocas por toda España

Ernesto Aurignac: Aquí en Málaga comparado con lo que había años atrás, si que había cosas pero no tanta carga como ahora. Han venido gente de fuera a vivir aquí, músicos profesionales que viven de tocar y de sus conciertos, todo eso crea un movimiento y una movida mucho más que la que había. Todavía, de todas formas, no hay tanto como nos gustaría

P: ¿Cómo ves que cada vez haya programación más local en nuestro Festival de Jazz?

Ernesto Aurignac: La presencia local mola pero si yo fuera el programador, programaría gente de fuera. Con presencia local, alternativa, siempre dentro del Festival, por supuesto. Pero daría protagonismo a cosas que aquí en Málaga no tenemos la oportunidad de ver. Cosas potentes que se pueden oír de fuera pero claro eso vale mucho dinero. Evidentemente sin quitar lo local, que aquí hay material para hacer cosas y se pueden realizar conciertos alternativos.

P: Tienes una agenda después del Teatro Cervantes bastante completa

Ernesto Aurignac: Presentamos “Uno” en el Festival de Jazz de Sevilla en el Teatro Central el 14 de noviembre, presentamos el MAP con Marcos Mezquida y Ramón Prats el 17 de noviembre en Madrid y de aquí hacia adelante, un montón de cosas. No solo tocando sino también produciendo y componiendo

El próximo martes 10 a las 22:00 en el Teatro Cervantes de Málaga van a poder escuchar todos los temas de “Anunnakis” más dos temas nuevos, que no están grabados en el disco. Me confiesa el propio Ernesto que está cansado, cosa lógica ya que estos meses son los más acelerados y con más presión para los músicos de este género donde se tropiezan todos los festivales y eventos a la vez, pero como su ilusión y su motivación es inherente a él superará toda esa velocidad de crucero y nos hará vibrar de emoción cada vez que se suba a un escenario. Recuerden, hay que disfrutar de la experiencia de “Anunnakis” y esperamos a lo próximo que se le pase por su inquietante mente. 

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter