UN BARRIO LLENO DE ALEGRÍA Y POSITIVIDAD DENTRO DE UNAS CONDICIONES MISERABLES EN LAS QUE LUCHAN POR LO QUE QUIEREN Y DESEAN

ITH4Hace unas semanas, alumnos de la Escuela de Arte Dramático de Málaga me presentaban un proyecto musical esperanzador. Una ayuda de las que precisan sueños como el que ellos quieren llevar a cabo. Que este barrio de “In the Heights. El Musical” pueda estar listo para contaros cosas maravillosas. Nosotros aprovechamos para poder hablar con parte de un amplio equipo de profesionales y que nos cuenten en qué consiste esta iniciativa que ojalá próximamente pueda ser realidad encima de un escenario.

P: Vaya equipazo

Pablo Gómez: Somos un equipo bastante amplio. 15 actores y 9 músicos, más tres socios, dos técnicos, dos directores y tres escenógrafos que hemos puesto muchas ganas, esfuerzo e ilusión en sacar esto adelante.

P: ¿Por qué decidís sacar este proyecto adelante?

Mario Rizo: Surgió del proyecto de cuarto de carrera que tuvimos la suerte de representarlo 9 días. El proyecto habla mucho del tema de los sueños en el contexto del sueño americano, entonces lo quise aprovechar en ese sentido porque uno de mis sueños, lógicamente, sería salir muy bien formado como actor en la interpretación musical y, en un futuro no muy lejano espero, formar una propia compañía de teatro. Reuní al equipo y hablé con muchas personas, ellos son los que también me han ayudado y me han apoyado en esta parte de decir “oye podemos hacer esto, ¿lo hacemos o no?”. Y entre todos yo creo que hemos tomado esa decisión. Es bastante complicado porque es muy difícil de arrancar como en todas las compañías de teatro pero sé que tengo un buen equipo, han puesto mucho apoyo en mi y en todas las personas que hemos formado hasta una propia directiva. Tenemos gente que se encarga de distintas cosas, por ejemplo, propios actores del musical han hecho el diseño gráfico de lo que sería cartelería y tema de publicidad con el dossier para poder venderlo y tal. Entonces tenemos un equipo detrás bastante grande.

P: ¿En qué consiste “In the heights”?

Chiara Luna: Está escrito por Lin-Manuel Miranda, creador de “Hamilton”,  y la verdad es que está pegando un boom importante. “In the Heights” consiste en la historia de la gente de un barrio portorriqueño dentro de Nueva York. Es básicamente su día a día en un país extranjero intentando también mantener sus costumbres latinas, y sobreponiéndose a las dificultades que eso supone en un país como América, porque al fin y al cabo los latinos siempre son minoría.

P: Habladme de vuestros personajes

Daniel Reiz: Yo interpreto a Usnavi de la Vega que tiene una tienda de ultramarinos que allí es una bodega.  Él ve como su barrio está en decadencia,. Poco a poco el barrio está desapareciendo sin que nadie pueda hacer nada, y digamos que él junto con otro miembro del barrio pues su sueño realmente es salir de allí. Él quiere quitarse de allí, de donde vivía con sus padres y a lo largo de la historia se descubre si al final consigue su sueño o no.

Mario Rizo: En el caso de Benny, es el único personaje verdaderamente extranjero por así decirlo, en esa comunidad latina.  Es el único americano que está dentro de ese barrio latino. Es el trabajador de una empresa de taxis que la llevan Kevin y Camila Rosario, que son otros dos personajes de la obra, y ahí se ve un poco lo que queremos contar con los objetivos que nos hemos marcado, por ejemplo con la discriminación de razas. El propio jefe de Benny le insiste mucho que no es latino y que no va a entrar en su familia. Benny se enamora de la hija del jefe, entonces ese tipo de relación para él no le concuerda con su vida.

Cristina Lu Rey: Desde el momento que yo empecé en este proyecto, tenía muy claro que quería ser bailarina. Es verdad que llevo muchos años en la danza, pero en este musical es muy importante lo que es el cuerpo de baile. No tanto el personaje porque es como un símbolo realmente de todo lo que el pueblo latinoamericano representa, la energía y la positividad de ser latinoamericano a pesar de estar en unas condiciones miserables en las que lucha contra lo que quiere y lo que desea. Es como que se muestra realmente esa alegría dentro de todo lo malo que rodea a esa sociedad.

P: ¿Y cómo habéis levantado vosotros este propio barrio?

Pablo Gómez: El planteamiento principal de la escenografía se modificó. Tenemos una escenografía completamente diferente a la que se hizo por primera vez, porque la primera vez al hacerse en la escuela iba a ser un montaje que se iba a quedar aquí, entonces se intentó hacer lo más parecido a Broadway por así decirlo para que pareciera más real, poder levantar los edificios hacia arriba y que fuese un barrio puro y real. Ahora te tienes que plantear moverlo fuera. No puedes llevarte paneles que miden siete metros en una furgoneta porque no es viable, entonces hablamos con la arquitecta del proyecto, Lola, que ha hecho un montón de diseños de escenografías y nos planteó una escenografía más pequeña y que tuviese la simbología de lo que es un barrio. Es acogedor, íntimo y todo el mundo es cercano, entonces la parte principal es como un cubo, está la tienda de taxis de los Rosario, la bodega de Usnavi y en el otro hay un local vacío que lo vamos a usar para diferentes escenas en la que los personajes intervienen entre ellos, están juntos y es como el punto de reunión del barrio. Y por último, pero no menos importante, está la casa de la abuela. La abuela es la abuela del barrio, la abuela de todo el mundo aunque no sea familia pero te cuida igual que la típica abuela que todo el mundo conoce en los pueblos y a la que todo el mundo la quiere. Esa es la simbología que diseñó la arquitecta. Y es la única que tiene una puerta maciza porque es como esa seguridad pero esa puerta siempre está abierta. Te ofrece esa seguridad y ese acercamiento que todo el mundo quiere en un barrio.

Chiara Luna: También va a estar la peluquería que es importante porque ahí está el interés romántico de Usnavi que es el personaje de Vanessa. Ella también tiene el sueño de poder irse y tener una vida mejor, pero ahora mismo es peluquera. Es verdad que en la peluquería tienen varias canciones, entre ella, hay una que básicamente es un cotilleo de barrio donde se están contando cosas, y eso va a estar muy guay porque en lugar de ser un local como tal, va a ser una estructura de hierro con gomas rosas elásticas y se va a estructurar como si fuera un patio de colegio, como cuando eras pequeña y cotilleabas con tus amigas en el instituto, pues esa es la idea que aparte de la peluquería se convierta en eso, en el niño que todos llevamos dentro.

P: No sólo habrá habido inversión emocional si no también económica

Pablo Gómez: Tuvimos ciertos problemas al principio que nos dejaron literalmente con una mano delante y otra detrás. Entonces ya ahí tuvimos que ideárnoslas de alguna manera para poder seguir con el proyecto. Ya habíamos arrancado y no queríamos dejarlo parado. Si es verdad que hemos tenido que hacer bastantes sacrificios, el equipo a la hora de exigir su dinero pues nos ha puesto todas las facilidades del mundo para que podamos llegar, entonces por ejemplo a la hora de la escenografía nos dijeron que si lo hacíamos antes de tal fecha, teníamos descuento o posibilidad de pagarlo en dos partes y eso nos ha venido bastante bien.

Chiara Luna: Sigue siendo un proyecto de una envergadura bastante grande sobre todo teniendo en cuenta que acabamos de empezar con el proyecto y la compañía, la gran mayoría de nosotros somos estudiantes o recién salidos de la carrera entonces, obviamente, es una inversión que cuesta mucho.

P: Habéis creado vuestra propia filosofía de barrio para tirar adelante

Cristina Lu Rey: Estamos viviendo nosotros dentro de “In the Heights”. Tenemos conversaciones a todas las horas del día, vamos por la calle, surge cualquier cosa y lo hablamos. Es como un trabajo de 24 horas al día en el que estamos muy inmersos.

ITH2P: La idea es que este trabajo pueda tener una continuidad

Pablo Gómez: Obviamente es una cosa que no queremos que se quede en la escuela porque da pena que muchos proyectos bastante interesantes se queden aquí en la escuela. Ellos tuvieron la iniciativa de decir, “¡vamos a sacarlo fuera!” porque sabemos que se puede vender, es un proyecto muy bonito, con mucha ilusión puesta y han tenido mucho esfuerzo con un curso entero para montar una obra durante dos semanas, y que se quede ahí da un poco de pena. Entonces queremos el intentar llevarlo fuera, mostrarlo, verlo y que se den a conocer tanto ellos en su caso como actores como nosotros como productores. Ese es nuestro sueño, poder vivir de esto y cumplir el sueño americano.

Las voces son las de los productores Chiara Luna y Pablo Gómez, y tres de los protagonistas, Daniel Reiz, Cristina Lu Rey y Mario Rizo, pero detrás de ellos hay gente que nos ha hecho emocionarnos en diversos proyectos de la ESAD y que quieren y buscan esa oportunidad para mostrar al público historias de superación y de gran calidad escénica como la que ellos atesoran. Espero que esos inversores de los que se precisa para culminar el buen trabajo que nos han narrado en esta entrevista, hagan acto de presencia y os podamos presentar fechas para que les escuchéis y os emocionéis muy pronto.

 

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter