UN CUADRO VIVO EN EL ESCENARIO

El público malagueño conoce el buen hacer como actor y director de Chema Cardeña y su habilidad como autor también le permite tener textos que recogen otros buenos directores para plasmarlos encima de un escenario. Es el caso de nuestro entrevistado, Jesús Castejón, quién nos traerá mañana viernes y el sábado en el Teatro Cervantes, “La puta enamorada”

P: Háblanos del triángulo amoroso que vamos a poder ver en escena

Jesús Castejón: Es una comedia dramática de teatro puro donde, a través del tiempo, se demuestra que el ser humano ha cambiado muy poco según qué cosas. Le siguen moviendo las mismas pasiones, tiembla con las mismas cosas, sobre todo con el amor, la desesperación, la traición y la envidia. Y nos seguimos moviendo con los mismos parámetros que son los mismos con los que ya se movían en el s.XVII. Además de eso, es una buena forma de echar una mirada a esta época sin tener que hacer el tremendo ejercicio tanto de escuchar como de ejecutar el verso, una buena manera que tienen los jóvenes de entrar en el siglo de oro porque hay mucha información en la función sobre ese momento de España. Es una historia de amores imposibles y condicionados. Una historia del ejercicio de poder política que ya se hacía sobre el arte. Eso está a través de la figura de Velázquez, que es pintor de la corte y valido del Rey y tiene que pintar por obligación. Lo que más constriñe al artista es trabajar haciendo lo que le gusta a los demás. Velázquez está en un momento vital de oscuridad a pesar de ser el pintor de la luz, en ese momento entra ese haz en su vida que es María Calderón y le cambia los esquemas, le da la vuelta a su vida y a su alma y algo se desata entonces dentro de Velázquez y de ese pícaro acompañante que la ha amado siempre en secreto y que, de repente, toma partido por el Rey y la traiciona. Hay una carpintería teatral impecable por parte de Chema Cardeña, conocedor absoluto de las entrañas del teatro.

P:  Nos ambientamos en ese siglo de oro marcando una importancia de la libertad personal, de la mujer y también del propio pintor

Jesús Castejón: María entona un mérito constante de libertad. Es dueña de si misma y no depende de nadie pero, en el fondo, está dependiendo del Rey. Se ha hecho a sí misma y no importa que le llamen puta porque goza de su libertad y porque puede ir en carroza e igualarse. Un grito de libertad muy moderno para esa época. Ser la amante del Rey es una elección. Ese grito lo entona con mucho orgullo de puta y con fuerza como es su personaje , lleno de vida, de reivindicaciones, de pasión y con un sentido del honor muy curioso

P: ¿Cómo has trabajado con los actores para la confección de los personajes?

Jesús Castejón: Hemos trabajado un mes y medio de ensayos. Ha sido un esfuerzo intelectual y de comprensión muy grande. Lo hemos hecho con mucha libertad. Dirigir significa ayudar, como actor estoy en todo momento al servicio de ellos desde mi comprensión y pactando completamente que era lo que ellos necesitaban. La pregunta que un director tiene que hacerle a un actor cuando está trabajando con él es ¿qué necesitas?. Un actor es frágil en el momento del proceso porque tiene la sensación de estar pisando cristales todo el tiempo y tienes que procurar que tenga un camino fuera de esos cristales. Por mucho oficio que se tenga, el propio celo por el personaje que uno está enfrentando o el personaje último para nosotros siempre es el más complicado, el más bonito y el más hermoso y, por lo tanto, siempre es el más peligroso

 

GSf_270214_2362

 

P: ¿No te rendiste para llevar esta obra después de 10 años?

Jesús Castejón: No fue algo, fue alguien. Salvador Collado. Productor de esta función que conocía a esta autor antes que yo y fue el que me pasó sus obras. Teníamos cierto enamoramiento los dos por “La puta enamorada”, vimos que era una buena obra con un fondo muy interesante y que había que contarla en algún momento. Esos diez años han transcurrido porque nunca hemos encontrado el momento propicio de reunir todo ese equipo. Cuando algo te gusta, como los niños cuando se guardan lo mejor para el final, se espera el momento vital para todos y tuvimos el apoyo incondicional con la coproducción del Teatro Calderón de Valladolid.

P: Uno de los mayores retos en esos diez años fue encontrar a la protagonista

Jesús Castejón: Hay algo que no se nos podía pasar por alto y no lo permite la historia, las imágenes y la esencia del pensamiento y de la musa de Velázquez y es la belleza. Necesitábamos una mujer bella, por fuera y por dentro. Hay muchas pero además tenía que ser actriz que era lo que más nos preocupaba. Y apareció Eva que aportaba al personaje, ternura, fuerza y un físico español estupendo. Era imprescindible teniendo que ser la modelo de una Venus.

P: ¿Hay espacio para el humor como pasa en las obras de Chema Cardeña?

Jesús Castejón: El personaje de Lucio pone una nota de humor absolutamente necesaria y la pone en más de una ocasión en toda la función. Al final, el personaje se revela como algo tremendamente humano y nada, en absoluto, de broma. Es un personaje muy serio pero lo que pasa es que es un viejo cómico y durante la función pone pinceladas de humor, usando ese truco que tienen los buenos autores que nos permiten respirar.

P: Te vimos en ByB hace poco en uno de sus últimos capítulos, ¿cuales son tus próximos proyectos como actor o director?

Jesús Castejón: Estoy grabando como actor la segunda temporada de “Vis a vis” que está teniendo un éxito tremendo y estamos todos muy contentos con la serie. Y como director, voy a volver a trabajar con Chema Cardeña que se llama “La estancia”. Una historia de amor maravillosa de dos personajes históricos, Marlowe y Shakespeare.

 

Puta2

 

 

La luz es el cuarto personaje de esta obra siendo Velázquez el considerado “pintor de la luz”. Una creación de Juanjo Llorens que va a permitir que contemplemos un cuadro que está vivo en las tablas del Teatro Cervantes. Será mañana viernes a las 21:00 y el sábado a las 20:00 en el Teatro Cervantes. Cerrarán su ciclo y su gira aquí en Málaga, así que no pueden perderse esta representación.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter