MÁLAGA ES UNA DE LAS CAPITALES MÁS IMPORTANTES CON LOS MEJORES MÚSICOS DE JAZZ, NO SÓLO DE ESPAÑA SINO DE EUROPA

Hay personas por las que se puede creer en el ser humano. Conciencias enfocadas en lograr objetivos que parecen inasumibles en un principio, pero que con esfuerzo, buen hacer y dedicación logran conseguir los objetivos planteados e ir mucho más allá. Admiro a un profesor como Juan Ramón Veredas. Son de esos profesionales que quieres que te toquen en tu futuro, para verdaderamente amar el trabajo del que uno quiere vivir y disfrutar. Con gran inteligencia y sin desistir en el intento, han logrado para el curso que viene en el Conservatorio Superior de Música de Málaga, un itinerario de jazz que permitirá profundizar en sus estudios a muchos alumnos interesados. Comentamos este logro en la entrevista, y muchos más aspectos interesantes.

P: ¿Por qué ha sido fundamental conseguir este itinerario de jazz para Málaga?

Juan Ramón Veredas: A partir de este momento, en el curso que viene en este caso, cualquier alumno/a que así lo desee o lo tenga entre sus prioridades o inquietudes podrá estudiar una especialidad de jazz sin tener que salir de la ciudad de Málaga. Y tener un grado en instrumentos de jazz que hasta ahora sólo se podría cubrir, excepto desde hace dos años en Sevilla, en ciudades como Barcelona, Madrid o San Sebastián. Efectivamente no es tan fácil ni sencillo para muchas personas, así que a partir del curso que viene cualquier persona que esté dedicada al jazz o que quiera dedicarse y estudiar estos estudios profesionalmente, y quiera tener un desarrollo de jazz a un nivel profesional puede hacerlo aquí en su ciudad. Va a ser muy poco a poco, por supuesto, solo dos plazas por especialidad de momento pero efectivamente es un gran avance. Una lucha muy dilatada e intensa, con tanta paciencia e insistencia que nos ha llevado a buen término finalmente.

P: Anteriormente lograbais formarlos con una base pero sin ser una especialidad que les pudiera completar esos estudios de manera profesional

Juan Ramón Veredas: Finalmente hemos conseguido hasta este año pasado, cubrir un espectro de asignaturas dedicadas al jazz muy amplio también con la idea de que, de alguna manera, fuéramos generando el molde para que luego aquello sea nada más que una bisagra. Pasar de un plano donde lo único que ofrecíamos eran optativas de jazz a una especialidad real, un itinerario instrumental en este caso. Ha sido una labor de muchísimos años, poco a poco. Al principio estas asignaturas que se incorporaron de Pepe Iglesias que fue el pionero en este movimiento, eran asignaturas muy puntuales que venían a cubrir la formación integral del alumnado, de aquellos que tenían esas inquietudes y que querían acercarse a las asignaturas de jazz. Hasta que ya el curso pasado y el anterior, teníamos ya el orden de 8/9 asignaturas y efectivamente teníamos alumnado que pasaba por todas ellas y que, en realidad sin perjuicio del itinerario, ya podrían tener una formación no solo básica sino a un nivel importante en jazz. Hasta el punto que como digo, alumnos que estén estudiando en Barcelona o en San Sebastián, o incluso fuera de España se han formado aquí a través de esas optativas que siempre uno las considera de menor grado y no tienen porqué.

P: La cosa es porqué se han considerado así

Juan Ramón Veredas: Esto es consustancial a todos los grados y currículums, incluso a la universidad porque las optativas son siempre como asignaturas de segundo orden. Pasas por ella como puedes y te las quitas cuanto antes. Nosotros les hemos dado una categoría importante a esas asignaturas y ha funcionado porque la demanda de esas asiganturas, desde que empezamos con esta trayectoria, ha ido in crecendo siempre. De asignaturas que permiten un cupo de 15 alumnos hasta tener 50/60 solicitudes, o la propia Big Band donde hay que hacer pruebas específicas. En realidad, ese ha sido el soporte vital de esta reivindicación, porque yo puedo proponer asignaturas pero si no hay clientes. Y siempre ha habido demanda de esas asignaturas, y cada vez más. Y gracias a eso hemos conseguido esto. No es solo mérito de la directiva o de mi persona en particular, que hemos sido la cara visible sino es mérito del alumnado que ha soportado esas asignaturas que ha querido, ha demandado y ha contribuido y apoyado esas asignaturas.

P: En aquel momento, ¿cual fue la argumentación para decirle a Málaga que no tendría itinerario de jazz?

Juan Ramón Veredas: Ninguna. No hay argumentación. A día de hoy no sabemos porqué. Podemos presuponer pero eso es elucubrar. Siempre buscamos respuestas o incógnitas a una situación sin resolver que en términos musicales es algo incómodo, y eso te lleva a pensar porqué y a buscar en tus propias razones y argumentos, pero eso es hablar por boca de otros. Así que no lo sabemos. No nos han dado explicación. Estuvimos como plano absolutamente activo que fue la preparación del itinerario, allá por 2013/2014 cuando se nos citó para estar allí y yo ya había preparado todo eso antes. En ese momento, lo volvimos a preparar con la directiva y tal, llevamos un dossier amplísimo de todo lo que había sido el historial del centro, y una propuesta muy interesante que además se defendió muchísimo allí, no sólo por nuestra parte sino propiamente las autoridades administrativas entendieron que aquello tenía un peso importante. No era cualquier cosa porque lo trabajamos muy bien. Quedaron absolutamente cautivados por la propuesta malagueña, sin embargo sorpresivamente al poco de aquella primera reunión que fue bastante bien dejó de contarse con nosotros, parecía que aquello se paró y bueno pues de ahí a encontrarnos con la sorpresa de un itinerario de jazz en Sevilla. Ahí hay un agujero negro.

P: ¿Es plausible que más adelante pudiera haber más plazas para este itinerario de jazz en Málaga?

Juan Ramón Veredas: Sería lo propio, obviamente. Vamos a tener cuatro especialidades, guitarra, piano, saxo y batería. Son ocho plazas en total por curso, por lo que dentro de cuatro años cuando se cubra el grado completo tendremos 32, con lo cual sí podemos hablar de algo de mayor calibre y sobretodo con la cosa que haya asignaturas que sean grupales, combos y big band por supuesto. Ahora mismo esas asignaturas difícilmente se van a desarrollar y vamos a mantener las optativas de estas asignaturas de jazz, y vamos a abrirlas a que haya colaboraciones de alumnos que no sean del itinerario de jazz, con lo cual vamos a cubrir esas necesidades de asignaturas que son colectivas y de un número importante de alumnos a través de alumnos que no son del itinerario, sino de otras especialidades como del clásico en este caso. Ahí lo vamos a cubrir. En efecto, lo suyo sería que esto se convirtiera en lo que es ya de ley y meritorio. Tu vas a Barcelona y tiene la misma importancia y está al mismo nivel cualquier otra enseñanza, no es de segundo orden. Es una labor social y cultural que hay que desarrollar.

P: De hecho cuando alumnos que han salido de esta escuela hacen conciertos, en muchas de las ocasiones se acompañan de músicos de Barcelona especialmente

Juan Ramón Veredas: En el punto neurálgico de las reivindicaciones, cuando ya tuvimos la noticia y tal y empezamos a mover esto de una manera más contundente y en un plano público, salió casi espontáneamente el eslogan de “Málaga, ciudad del Jazz”. No sé como surgió, creo que en una rueda de prensa y tal. Pero claro no éramos conscientes de lo que estábamos diciendo y luego lo fuimos, es que es verdad. Málaga es la ciudad del jazz. Si tu te pones a examinar Andalucía como funciona, sin menoscabar ninguna provincia ni ninguna ciudad ni ninguna capital, es cierto que Málaga tiene históricamente un desarrollo y una evolución a propósito de la música moderna, especialmente el jazz, muy significativo que va in crecendo, y a día de hoy podemos decir que es una de las capitales más importantes a nivel, no sólo de España sino de Europa. Tenemos unos músicos extraordinarios y quizá como los tenemos aquí cerca, les quitamos el valor. Todo el mundo entiende que hay que ir a Barcelona a escuchar jazz y no, aquí en Málaga tenemos de los mejores músicos de Europa y se han desarrollado aquí, y viven aquí y tocan aquí cuando pueden. En efecto, están aquí. Málaga tiene un núcleo importantísimo, incluso de formación por supuesto, nosotros en el Conservatorio, el CAMM etc, donde estamos generando un movimiento importantísimo que quizá por esa cercanía no se valora igual pero que hay que tomar cierta perspectiva, hay que alejarse un poco y darse cuenta de lo que hay, de los festivales y de cómo toca la gente. No tenemos nada que envidiar a nadie. Esa es la realidad.

P: El problema es que no hay espacios en Málaga para disfrutar de más jazz, y está comprobado que hay mucho público interesado

Juan Ramón Veredas: Esto es un llamamiento a las instituciones que son las que al final velan también por nosotros y deben procurar, de alguna forma, dar rienda, camino y cauce a todas nuestra necesidades y no sólo en ciertos planos, sino los propiamente culturales que son tan importantes. Efectivamente la ciudad es lo que es, y tiene lo que tiene, pero necesita un refuerzo en muchos planos y eso, en efecto, tienen que ser las instituciones las que lo permitan, las que sepan verlo y las que lo pongan en valor a través, efectivamente, de esos contextos y de esos ámbitos donde, en efecto, se puede compartir la música de jazz, se puede plasmar y se puede llevar al público. Estamos carentes de espacios públicos y privados. En los dos planos se tiene que trabajar eso. Todos los intentos y los desarrollos que ha habido de algún espacio privado, se han encontrado con dificultades de cualquier tipo. Yo no entiendo ni tengo ni idea de cómo funciona eso, pero efectivamente en otros sitios se consigue. A mi no val decir “no, es que es muy complicado” o “es que no se puede”. A mi no me sirve el “no se puede”, sino no estaría aquí. Es “vamos a buscar de qué manera se puede”, eso es otra cosa. Es no es simplemente una labor personal de una persona que decide apostar por un proyecto privado empresarial, en este caso, de un local de jazz

60295335_2088331497931244_933236946778456064_nEsa petición debe ser atendida por las autoridades e instituciones correspondientes. No es justo que estos alumnos estén dando clase en unas condiciones paupérrimas que atentan contra la propia salud, esperemos no tener que contar próximamente una desgracia por unas instalaciones que no han sido nunca revisadas ni acondicionadas para el ejercicio académico de tantos estudiantes y profesores. Es de vergüenza. Esperando a que se solucione este problema de máxima importancia e interés, recuerden la cita de este sábado en el propio Conservatorio de Música de Málaga a las 20:00 celebrando ese itinerario de jazz conseguido para Málaga. Un logro que es de lógica que tenga una gran fiesta como ellos sólo saben hacerla. Para seguir las actividades del centro lo podéis hacer en facebook pinchando AQUÍ y en twitter pinchando AQUÍ.

Y si queréis escuchar la entrevista con Juan Ramón Veredas, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

https://www.ivoox.com/entrevista-juan-ramon-veredas-audios-mp3_rf_35549553_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter