YO LO QUE INTENTO CON MIS PERSONAJES ES VIAJAR AL FONDO DE LA CONDICIÓN HUMANA

9788401021169En mi lista de entrevistados apetecibles, Julia Navarro se encontraba entre los primeros puestos. Una mujer que ha hablado durante sus 6 anteriores novelas de esos personajes tan profundos que, inteligentemente colocados en diferentes épocas del s.XX y en lugares que se convierten inmediatamente literarios gracias a su habilidad y constante trabajo en su profesión, merece que se conozcan todas las publicaciones en las que se encuentra inmersa. En esta entrevista nos habla de su última novela, “Tú no matarás”

P: Es una excelente idea regalar sus libros a lectores voraces porque con el número de páginas, al menos les duran más esos ejemplares que otros

Julia Navarro: Los libros no son ni largos ni cortos. Los libros te cuentan una historia que interesa o no te la cuentan. Entonces, hay libros que tienen muy pocas páginas y que pueden resultar interminables y hay libros que pueden tener un volumen considerable y, sin embargo, estás deseando que el libro continúe y no quieres que termine nunca. De manera que yo creo que los libros no hay que hacer un juicio sobre ellos por el número de páginas.

P: Incides mucho en que “Tú no matarás” no es un libro sobre la Guerra Civil

Julia Navarro: Mis novelas son novelas de personajes. Yo lo que intento siempre es viajar al fondo de la condición humana. A esas partes recónditas donde encontramos la esencia del ser humano. Donde encontramos el amor, la generosidad, el odio, la ira, la piedad, el desprecio y donde encontramos todo lo bueno y todo lo malo que tienen los seres humanos. Entonces en ese viaje interior, ese viaje a través de los personajes, también pasan cosas y siempre hay el viaje exterior. Yo siempre busco escenarios sobre los que mis personajes se muevan y yo pueda contar la historia que quiero contar. Mis novelas transcurren siempre en el s.XX, que es un siglo que a mi me apasiona y me parece que son historias fundamentalmente de personajes. Yo eso sí, lo que hago es cuidar los escenarios donde transcurren esas historias. Entonces soy meticulosa a la hora de que ese escenario sea absolutamente verosímil, y de ahí hay una parte de documentación que es importante en la escritura de mis libros. Pero yo no quiero contar libros de historia. Yo no quiero contar la Guerra Civil ni la posguerra. Yo quiero contar otra cosa. Yo quiero contar la pequeña historia de las personas que estuvieron allí. La historia se tiene que quedar en manos de los historiadores.

P: Esos escenarios son importantes porque acogen a estos protagonistas que deben exiliarse de España, y he empatizado tanto con las personalidad de cada uno que pensaba en el desgaste que has tenido que tener como escritora

Julia Navarro: Ha sido una novela para mi muy difícil. Precisamente yo no quería situar nunca ninguna de mis novelas en el pasado reciente de España, porque pensaba que no tenía suficiente distancia emocional para ello. Así ha sido porque cuando yo comencé a escribir esta novela, que se divide en tres libros. El libro 1 es Madrid de los años 40 recién terminada la Guerra Civil, y al construir esa parte de esta historia supuso un enorme desgaste emocional porque de alguna manera era recordar no solamente cómo había sido este país, sino como han vivido personas que todavía conocemos o hemos conocido. Yo pensaba en mis abuelos, y al pensar en ellos de alguna manera me dolía el alma al pensar como era aquella España. Esa España totalmente en blanco y negro. De hecho, cuando yo escribía este libro no era capaz de ver las cosas en color. Me imaginaba, pensando en los escenarios y en los personajes, que me había metido en una película en blanco y negro. Eso para mi resultó muy agobiante. Terminé muy exhausta emocionalmente cuando terminé el Libro 1 de “Tú no matarás”, tanto que lo guardé en un cajón. Empecé a finales de 2013 y no lo retomé hasta 2016, entremedias terminé “Historia de un canalla” y lo publiqué en 2016, y fue entonces cuando retomé “Tú no matarás”, sin estar segura de si iba a ser capaz de terminarlo, y sin estar segura de que una vez terminado, lo iba a publicar.

P: ¿Cómo fue de importante para ti en el proceso “El cuarteto de Alejandría” de Lawrence Durrell?

Julia Navarro: “El cuarteto de Alejandría” lo leí con 20 años y me enamoré de Alejandría. De ahí que cuando yo estaba escribiendo, pensando en esta novela, pensaba a qué siglo iban a ir mis personajes y no tuve duda de que los iba a llevar a Alejandría. Alejandría no era un lugar habitual para el siglo español, el siglo español se fue a América, Marruecos o a Argelia, pero no a Alejandría. Alejandría era una ciudad que yo llevaba prendida en el alma. Yo con 20 años, un amigo me regaló el libro de Durrell y cuando al cabo de unos años yo visité Egipto, lógicamente me fui a ver aquella ciudad que evocaba Durrell. Ya no existía lógicamente, ya era una ciudad distinta pero yo Alejandría siempre la veré con los ojos de la literatura. Alejandría es Durrell, es Cavafis y es Forster. Alejandría en el tiempo que transcurre mi novela son los años 40, y era una ciudad cosmopolita, llena de espías, llena de aventureros, una ciudad donde estaba el ejército británico porque era el mandato británico sobre Egipto, era una ciudad de comerciantes, de gente llegada de todas las partes del mundo y donde podía pasar cualquier cosa. Precisamente me llevé a mis personajes a Alejandría, no solamente porque necesitaba pasar del blanco y negro a la luz maravillosa del Mediterráneo, sino porque era una ciudad llena de vida en los años 40. Alejandría era de las capitales del Mediterráneo, un lugar realmente apasionante donde podía pasar cualquier cosa. Allí las vidas de mis personajes se cruzan  con otras vidas muy interesantes. Ahí empieza una parte de la novela que tiene que ver con la Segunda Guerra Mundial, con el mundo de la edición de los libros, de la poesía y del espionaje. En Alejandría empieza otra parte de esa aventura vital que emprenden los tres personajes principales de “Tú no matarás”.

P: “Tú no matarás” también es una constante referencia al mundo de los libros

Julia Navarro: Es un homenaje a los libros, a los editores, a los libreros y a los lectores. Es una novela en que los protagonistas son escritores, son libreros, editores y lectores.

P: Son maravillosos también los personajes femeninos

Julia Navarro: Todos los personajes de la novela son muy potentes. Son personajes con vidas duras y trágicas, con vidas apasionantes y muy vividas. La novela empieza con un poema de Cavafis, “Ítaca”. Cavafis lo que nos dice es que lo importante es el camino, que pocas veces llegamos al destino pero lo importante es el camino. Yo estoy totalmente de acuerdo con él. Yo todavía no he llegado a mi destino, estoy todavía en ese camino como estuvieron los personajes de mi novela. Ellos inician un viaje al exilio, se van de aquella España en blanco y negro. Son tres amigos, dos hombres y una mujer, cada uno se va por un motivo diferente y con un secreto diferente. Inician un largo camino a un destino al que no llegarán nunca.

P: ¿Y en esta sociedad contemporánea no crees que estamos más preocupados de llegar al destino que disfrutar del camino?

Julia Navarro: Todos los seres humanos cuando soñamos, soñamos con un proyecto de vida. Soñamos con llegar cada uno a su propia “Ítaca”, entonces es que eso es la vida, es un transcurrir para llegar a algún sitio, para llegar a “Ítaca”. Algunos lo consiguen, otros no. Cavafis dice que lo importante no es llegar a ese destino, sino lo importante es hacer el camino. Lo que pasa es que a veces el camino es muy amargo, muy duro o está lleno de situaciones que no nos esperamos. Pero esa es la vida, es el camino de la vida en definitiva.

P: ¿Y ese camino vital te sucedió cuando el libro parecía que se iba a quedar en el cajón y luego decidiste sacarlo para ya terminarlo, y finalmente publicarlo?

Julia Navarro: Este es un libro muy emocional porque para mi ha tenido un enorme desgaste emocional. Quizás es el libro donde hay más de mi. El libro en el que yo más implicada emocionalmente he estado es “Tú no matarás”, ya todos los demás libros, que para mi son muy importante y todos significan algo para mi, pero la implicación emocional que yo he tenido con “Tú no matarás”, no lo he tenido con las otras novelas.

P: ¿No tuviste miedo?

Julia Navarro: No. ¿Por qué me va a dar miedo?. Yo creo que las cosas hay que mirarlas de frente y al pasado reciente de nuestra historia, de la historia de España, hay que mirarlo de frente.

P: Hay gente a la que eso no le gusta

Julia Navarro: Pero la historia hay que conocerla. Tenemos que saber de donde venimos porque sino no sabremos quienes somos.

P: Pero igual no debería contarse de manera partidaria por ninguna parte como haces tú en tus libros

Julia Navarro: Esto no es un libro de historia. Esto es una novela. Yo creo que la historia tiene que quedar en manos de los historiadores. Pero la historia hay que conocerla. Uno no puede cerrar los ojos a la historia. Y a veces, nos puede gustar más o menos de donde venimos pero es necesario conocerla. Simplemente para saber quienes somos.

P: Quería que me hablaras de un momento que te tuvo que saber muy difícil en el proceso de “Tú no matarás” cuando perdiste el borrador final con tus correcciones

Julia Navarro: Mi forma de trabajar es escribir todos los días, sea domingo sea Nochebuena. Todos los días que no esté escribiendo una novela, claro. Porque cuando empiezo a escribir una novela hasta que no termino, escribo todos los días. Y corrijo todos los días. Pero las correcciones que haces con el ordenador son correcciones que haces sobre la marcha, pero yo las correcciones de verdad, las hago cuando termino. Entonces imprimo la novela en papel y corrijo en papel. Entonces mis correcciones en el papel, son correcciones donde hay tachaduras, post-it y hay de todo. Cuando yo iba a llevar el manuscrito corregido a la editorial, lo metí en la funda del ordenador, saqué el portátil, lo dejé en casa, lo metí en la funda del ordenador, me lo puse al hombro, me cogí un taxi y fui a la editorial. Me bajé del taxi y, de repente, ¿donde está mi novela?. Me la había dejado en el taxi y no apareció. Así que tuve que volver otra vez a imprimir, a corregir y ese trabajo que había hecho, que es un trabajo muy pesado porque corregir mil páginas es hacer una corrección que no es de un día, lees la novela durante varios días, corriges, la vuelves a leer, vuelves a corregir y es un trabajo seguramente el más ingrato y el más pesado de escribir una novela. Perder todas las correcciones para mi fue un disgusto enorme. La novela no apareció, puse una denuncia lógicamente porque así me lo aconsejaron y la verdad que es me dijeron que si no aparecía en 48 horas, es muy difícil que apareciera. Y efectivamente, no apareció ni en 48, ni en 72, ni en 100, ni en nada.

P: Cualquier persona, hubiera podido pensar que fue una señal para no publicar la novela

Julia Navarro: Soy poco supersticiosa. Me pasó y me pasó.

P: Una de tus anteriores novelas “Dime quién soy”, va a tener su adaptación audiovisual

Julia Navarro: Se está trabajando ya en la adaptación. Están ya en la fase final de los guiones. Ha sido un proceso largo y complicado porque para un novelista, que otros cojan su libro y lo reinterpreten, es complicado y difícil. La verdad es que a mi me ha costado mucho. Creo que, al final, se están haciendo las cosas bien y que el resultado será bueno. Pero el camino ha sido largo y dificultoso hasta ahora.

P: Es complicado porque el formato es distinto pero los escritores no quieren evidentemente que se pierda la identidad de lo que han creado

Julia Navarro: Es bastante habitual que los escritores no estén muy de acuerdo con las versiones que se hacen de sus libros pero yo no voy a ser la primera, ni seré la última.

P: ¿Qué fue entonces lo que te hizo decir que sí esta vez?

Julia Navarro: Un productor amigo de amigos míos, que también ahora es amigo mío, Jose Manuel Lorenzo, se enamoró de “Dime quién soy” y quería llevarlo a la pequeña pantalla como fuera. La verdad que lo que me convenció era su amor por el libro. Esa fascinación por el libro y ese enamoramiento del libro fue lo que me llevó a decir que lo haría bien. Pero claro él es el productor, luego estarán los guionistas y ahí es donde viene la dificultad. Pero yo con Jose Manuel he estado bastante de acuerdo todo el tiempo, y él me ha apoyado mucho porque cuando leíamos los guiones y yo le decía que no reconocía mi novela, él siempre me decía que tenía razón. Para mi ha sido un gran apoyo porque en vez de haberse comportado como el típico productor de ir a lo suyo de hacer negocio y punto, él realmente como está enamorado de “Dime quién soy”, ha sido absolutamente paciente con todas mis objeciones. Él es un enamorado de la novela y se daba cuenta de que la novela que él había leído y de la que se había enamorado es la que había que llevar a la pantalla. Esa novela no podía desvirtuarse.

He conocido a una mujer entregada a la tarea de escribir y de la mejor manera posible que se puede llegar a sus lectores: con su honestidad. La propia historia de creación de “Tú no matarás”, ya simplemente nos incita a indagar y descubrir la historia de estos tres personajes protagonistas, Fernando, Catalina y Eulogio. Les animo a ello y esperaremos con mucho cariño el próximo viaje que Julia Navarro quiera emprender en su amplio y extenso camino en el mundo de la escritura.

Si queréis escuchar la entrevista con Julia Navarro, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

https://www.ivoox.com/entrevista-julia-navarro-tu-no-mataras-audios-mp3_rf_29946855_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter