“NO ME HUBIERA ATREVIDO SI NO ME LO HUBIERA PROPUESTO JUAN CARLOS RUBIO”

Juan Carlos Rubio es uno de los nombres que más aparecen en esta 33 edición del Festival de Teatro de Málaga. Sin duda, es uno de nuestros autores más prolíficos y en esta ocasión es el creador del texto de “Windermere Club”, adaptación muy personal del libro de Oscar Wilde que cuenta con la dirección de otra referencia muy reconocida en el mundo escénico, Gabriel Olivares, y un reparto excepcional en el que hemos tenido la ocasión de entrevistar a la actriz más tocaya de este arcón, Natalia Millán

P: Te hemos visto en estos últimos años en “Cinco horas con Mario”, “¿Hacemos un trío? o “Donde no hay agravios, no hay celos”. Ya teníamos ganas de que volvieras a este género más musical donde te desenvuelves tan fácilmente

Natalia Millán: La verdad es que en este caso el baile en el club Windermere es un poco anecdótico. El 80% de la historia se desarrolla en un club de salsa y, de vez en cuando, bailamos mientras suceden las cosas. No se puede decir que sea un musical, es una obra de texto que tiene música y, de vez en cuando, bailamos un poco de salsa. Toda la compañía se ha esforzado mucho y hay momentos muy divertidos. Los momentos que tienen que ver con el baile son muy vistosos y la gente se lo va a pasar bien

P: Uno de los principales motivos por los que nadie debe perderse esta obra tanto el sábado 6 como el domingo 7 en el Cervantes es ese humor tan personal y único de Oscar Wilde adaptado de las manos de Juan Carlos Rubio

Natalia Millán: A mí cuando me llamó Juan Carlos, que es uno de los nombres más grandes del teatro español, para participar en este invento loquísimo que es adaptar a Oscar Wilde a la época actual y nada menos que en Miami y a ritmo de salsa. Yo creo que si no me lo dice Juan Carlos Rubio, yo no me atrevo. Siendo de él, la calidad estaba garantizada. Los puristas puede que se llevan las manos a la cabeza pero creo que siempre intentar acercar al gran público cualquier título, es un acierto y muy buena decisión. Tenemos un reparto estupendo y además en Málaga va a estrenar una compañera nueva, Corina, que yo no la conocía como actriz y es todo un hallazgo, Harlys Becerra que ahora le podéis ver en la serie “Vis a vis”, Emilio Buale que es un gran nombre de nuestro teatro, Javi Martín yTeresa Hurtado de Ory. Hacemos un buen equipo y disfrutamos mucho.

P: Me gusta que hayáis aceptado ese riesgo

Natalia Millán: Hay que hacer las obras tal y como las concibió el autor pero hay que pensar que las concibe en su propia época. A Oscar Wilde, hombre modernísimo y transgresor, le hubiera encantado que siglo y medio después se pusiera su historia sobre las tablas en el momento actual. Si se levantara de la tumba, sería para disfrutar con nosotros.

P: ¿Cómo es tu personaje, la señora Nadir?

Natalia Millán: En un principio, ella es la mala. En un mundo en el que todo está bien organizado y bonito, ella llega a ponerle la china en el zapato a todos. Yo no me espero a Oscar Wilde maniqueo con lo de que los buenos son buenos y los malos son malos. El desenlace es sorprendente.

 

Natalia2

 

P: Te has librado, eso sí, de ponerte acento latino. No como tus compañeros

Natalia Millán: Todos han trabajado el acento menos Harlys que hace de cubano y es cubano. Y Corina, la nueva incorporación, que hace de argentina y es argentina. Los demás han hecho un trabajazo fantástico.

P: Que curioso que uno de los temas fundamentales de “Windermere Club” sea el miedo a la difamación y que eso lo escribiera Wilde en su momento y que ahora esta circunstancia esté de mucha más actualidad

Natalia Millán: Hacer antes una difamación tenía un alcance más limitado. Hoy en día, tenemos eso más todas las redes sociales que hacen que cualquier habladuría llegue a unos niveles brutales. Con lo cual, si eso no estaba fundado en una verdad, deshacer ese entuerto es muy complicado.

P: ¿Cómo te has movido en ese terreno de la salsa?

Natalia Millán: A mi siempre me ha gustado mucho bailar salsa desde siempre. He sudado la camiseta pero es muy divertido y sabemos que la gente sale con ganas de bailar porque la salsa te mueve por dentro. Muy satisfechos porque se pasa un rato muy divertido y se usa ese humor inteligente de Wilde que es de los dramaturgos que mejor lo trabajaban. No se puede pedir más

Únicamente, no van a recibir toda esta amalgama de buenas sensaciones. No podían faltar las frases más ocurrente del genio irlandés como una de las que me recordaba la propia Natalia Millán,El dinero no da la felicidad, pero proporciona una sensación tan parecida que se necesitaría un especialista para verificar la diferencia”. Esto y mucho más tanto el sábado 6 a las 20:00 como el domingo 7 a las 19:00 en el Teatro Cervantes. 

 

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter