AYUDAR A LA FAMILIA DE CHLOE A ENCONTRAR LA MANERA DE FRENAR LA ENFERMEDAD DE SU HIJA ES DE LO MÁS HERMOSO QUE HE HECHO JAMÁS.

359290_description_carbonellNo entrevistaba a Pablo Carbonell desde 2014. Echaba de menos esa improvisación y esa libertad con la que este genio del humor se sabe desenvolver siempre, hasta en una entrevista tan humilde como ésta. Es uno de sus mejores años con proyecto literaria con “Pepita”, sacando nuevo disco y gira con “Toreros Muertos” con #EstruendoFolklórico y tenemos la suerte de disfrutarle en Fuengirola con su nuevo espectáculo “Peras Maduras”.

P: Sigues con ese ejercicio de libertad en todo lo que emprendes

Pablo Carbonell:  En “Peras Maduras” he juntado varias canciones, muchas son nuevas y otras son de “Toreros Muertos”, y les he dado un hilo conductor. Voy describiendo y recorriendo la historia de la humanidad a través de estas canciones, algunas pegan más que otras pero bueno que esos ejercicios de libertad, ahora están más circunscritos. Yo antes llegaba a los sitios y saludaba al dueño, a mi prima que había venido y entonces me lo tomaba todo como estando por casa, y ahora me he ceñido a un guión que he escrito. Entonces todas las canciones que voy cantando están más o menos entrelazadas.

P: ¿Por qué llamas al espectáculo “Peras Maduras”?

Pablo Carbonell: Yo habitualmente siempre hago lo mismo. Me pongo a hablar con el público y meto canciones en medio. Ahora en “Peras Maduras”, al contrario quizá en “Canciones de cerca” hablo más. Pero en realidad siempre hago lo mismo. Y hablo más porque la gente me dice “deberías cantar menos y hablar más, porque me gusta más cuando hablas que cuando cantas”. Uno es muy libre pero también se debe al público y le gusta agradar. El caso es que hablo más. Cuando voy a teatros y me piden que le haga una sinopsis del espectáculo, yo les digo “salgo y me pongo entre los focos y bafles, y hablo”, pero en este caso sí lo he hecho. Es hacer un recorrido por la historia con las canciones pero me vuelven a preguntar “¿cómo se llama el espectáculo?”. Y pienso “¿cómo le llamo yo a esto?”. Y fíjate “Peras Maduras”, es del libro de “Cuentos sin plumas” de Woody Allen que de repente hay un tipo que publica sus memorias que se llaman así, “Peras Maduras” y yo leí eso hace 35 años y me partí de risa con el nombre de la biografía o el estudio obsesivo sobre la filosofía kantiana. Entonces con Pedro Reyes recordé ir un día al Ayuntamiento de Huelva y les dijimos que queríamos actuar dentro de un ciclo de teatro que había y volvieron a preguntarnos, “¿cómo se llama vuestro espectáculo?”. Y entonces dije “Peras Maduras” y todos nos empezamos a descojonar. Y dije “¿pero porqué os reís?”, y me dijeron “nos hace gracia el nombre”. Y así se quedó aunque le podría llamar “Revoluciones” porque en realidad mi manera de contar la historia es a partir de las revoluciones humanas. Desde el neolítico, la agricultura, la escritura, la ganadería y todo esto, hasta nuestros días. La verdad es que me pongo a estudiar y digo “voy a cantar sobre la revolución francesa”, y tengo una canción que es “Soy masón” y otra es la del “Asalto al palacio presidencial”, pues lo mismo canto las dos y como el espectáculo es mío lo hago así.

P: ¿Y siguen siendo anti canciones?

Pablo Carbonell: Es que no las puedo llamar de otra manera porque le germen de esas canciones siempre tiene un dedo metido en las que ya existen. Son anti canciones de canciones que ya existen, o ideas habituales de canciones. Por ejemplo, “Soy masón” es una burla a la gente que piensa que los masones pertenecen a sectas mágicas y tal y cual. Es una burla a las canciones oscurantistas pero “Soy masón” tiene más entidad. En general mis canciones siempre han tenido un tono paródico.

P: Si tuviera que definir tu espectáculo ya que dices que te cuesta, diría que es como esos músicos de jazz que siempre improvisan cuando actúan porque ir a un espectáculo tuyo es una experiencia única de ese momento que no se volverá a repetir

Pablo Carbonell: Lo del momento me viene muy bien. Estoy en un momento el que vivo mucho el momento. Me preparo estas canciones, me preparo este espectáculo, me preparo yo mismo, caliento, estoy atlético, con la mente lúcida, intento no tener ni la resaca de una caña que me he podido tomar al mediodía y estoy hecho un pincel. Digo “sé lo que tengo que hacer pero no sé cómo lo voy a hacer”. Eso es una verdad y es acojonante. Puedo preparar la canción más divertida para cerrar un bar por todo lo alto o puede ser un canto de ecologista o una canción que se te cae de la boca antes de cantarla, entonces la única salvación es decir “voy a vivir el momento exacto de lo que estoy diciendo y de lo que me está saliendo por la boca”. No tengo previsto ningún resultado, no voy pensando “Aquí en esta canción voy a poner esta cara o voy a poner esta voz”, me ciño al guión pero en realidad la mayoría de las cosas que vas a ver me van a suceder y me tienen que sorprender a mi tanto como al público.

P: Te doy las gracias por la gran implicación hacia el proyecto de investigación para la enfermedad rara de Chloe.

Pablo Carbonell: No tienes que dármelas porque es de las cosas más importantes y más bonitas que he hecho en mi vida. Ayudar a esta familia para que encuentren la manera de frenar la enfermedad de su hija, es de lo más hermoso que he hecho jamás. Estamos ayudando solamente a una niña, con lo cual es la indefensión absoluta porque no tiene el respaldo de una empresa médica, estamos hablando de una sola niña. Y entonces a mi esto me pone los pelos de punta. Todos los días intento publicar el mensaje de una persona mandando un beso para Chloe con el perfil de instagram y el número de cuenta donde tiene que ir el dinero. Yo estoy en contacto con la familia y sé que cuando reúnan el dinero que necesitan, que además ese dinero no lo vana  reunir ellos, ese dinero se está reuniendo en el Instituto Germans Trial i Pujol y va directamente a la cuenta de los investigadores que han estimado la cantidad exacta para encontrar el tratamiento para frenar el avance de esa enfermedad. Chloe va perdiendo la capacidad para mandar ordenes a sus músculos y entonces su cerebro está perfecto pero a la hora de hablar, tragar o moverse va cada día paulatinamente más torpe, esto hay que encontrar la forma de frenarlo. Estoy en contacto para poder hacer donaciones también enviando un SMS, y en cuanto lo consiga con el primero que voy a hablar es con Pablo Motos para hacer un programa que saque esto a la luz y a ver si conseguimos, por lo menos, los primeros 25.000 con los que ya podrían empezar a investigar. Abrirían todo el despliegue que necesitan para frenar el avance de la molécula esa.

60837342_2362784783998368_6729643376880123904_nPues ya habéis descubierto que además de tener un gran ingenio, esa solidaridad y esa lucha por mejorar la calidad de vida de Chloe y encontrar financiación para la investigación que logre frenar esa enfermedad rara es algo también importante en la vida personal y profesional de Pablo Carbonell. La cuenta para seguir y aportar algo de dinero para este objetivo tan fundamental para Chloe en instagram la encontráis pinchando AQUÍ.

Espero que Pablo Motos le escuche, pero mientras eso sucede le podremos disfrutar este próximo jueves en el Palacio de la Paz de Fuengirola a las 21:00, y las entradas las podéis comprar AQUÍ.

Y si queréis escuchar la entrevista con Pablo Carbonell, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

https://www.ivoox.com/entrevista-pablo-carbonell-peras-maduras-audios-mp3_rf_36427473_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter