EN LA OBRA SE PLANTEA HASTA QUÉ PUNTO NOS APROVECHAMOS DEL OTRO EN LAS RELACIONES, Y CÓMO ABUSAMOS UN POCO DEL OTRO PARA UN FIN. 

Pablo Gómez-Pando durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano.
Pablo Gómez-Pando durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano.

Os presentamos esta producción de Euroscena con Salvador Collado a la cabeza junto al Teatro Pavón Kamikaze. Es algo diferente. Una autoficción de Sergio Blanco donde se nos van a plantear una serie de dilemas por los que el teatro es algo importante de disfrutar y sentir. Un dramaturgo y un joven parricida hablan en una serie de entrevistas sobre el crimen cometido, pero esto es únicamente el comienzo, hay muchísimo más que hemos tenido la suerte de hablar en persona con los actores en esta mañana previa al estreno de “Tebas Land”. Ellos son Pablo Gómez Pando y Víctor Sevilla.

P: Ayudadme a explicar en qué consiste “Tebas Land”

Pablo Gómez-Pando: La obra es cómo un dramaturgo y un director construye una pieza de teatro básicamente eso. Lo que pasa que sí que hay mucho más dentro de todo eso. Es este dramaturgo que quiere hacer una especie de performance con un chico que ha asesinado a su padre, un parricida, y entonces va a entrevistarse a la cárcel con él. En un principio quiere que él sea el que actúe pero hay una serie de inconvenientes que hace que tenga que coger a un actor para realizar el montaje. Entonces lo que se ve es tanto las entrevistas al parricida como los ensayos con el actor de la obra de teatro.

P: Hay entonces una serie de dilemas morales al espectador constantes

Víctor Sevilla: Es una de las perlas de la función. El ir descubriendo que en momentos vas a conocer al parricida, en primera planta, y en otros momentos vamos a tener la dualidad del actor que interpreta al parricida. Ahí hay un juego en el que público tendrá sus propias respuestas a preguntas que puede plantearse.

Pablo Gómez-Pando: Hay una cosa que hemos trabajado mucho durante los ensayos con Natalia Menéndez, la directora, que ella piensa y así nos lo ha trasladado que la obra habla del buen trato y de cómo se establecen las relaciones humanas. Sí que se plantea en la obra hasta qué punto nos aprovechamos del otro en las relaciones, y como abusamos un poco del otro para un fin, en este caso artístico. Pero sí que habla totalmente de eso.

P: No empezasteis desde el principio en esta propuesta teatral, eso también ha tenido que ser un buen reto

Víctor Sevilla: Yo he sido el último en llegar. Pablo, en ese sentido, lleva un poco más y tienes que adaptarte al ritmo de la función, a los días que tienes de ensayos e intentar exprimirlos al máximo con Natalia y con tu compañero. Es complicado pero forma parte también de lo que seduce y lo que nos engancha de esta profesión. Es muy bonito el poder desarrollar un reto así como “Tebas Land”. Yo recuerdo cuando me llamaron que me lo tomé como una de las oportunidades de mi vida. Tenía por suerte la experiencia de haber hecho teatro y televisión, pero cuando me dijeron que trabajaría con Gómez-Pando, Natalia Menéndez, Salvador Collado como productor junto al Teatro Kamikaze y el texto que es brutal de Sergio Blanco, pensé “qué genio loco es este”. ¿Cómo es posible que esto salga de una persona?. Y es un género que hablamos mucho Pablo y yo, muchas veces, que es la autoficción que nos seduce mucho porque no sabemos en qué momento puedes decir “¿será verdad o esto es ficción?”, “¿tú crees que esta parte le habrá ocurrido de verdad o se la ha inventado?”. Juega con eso y que el público diga “¿esto es verdad?.

Pablo Gómez-Pando: Yo sustituí a Israel Elejalde y tuve la suerte de ver la función en el Pavón Kamikaze, y me dislocó la función.

Víctor Sevilla: Sin haberlo elegido, ya decía “cómo me molaría hacer esta función”

Pablo Gómez-Pando: Y además es super bonito en la profesión que aunque no llegues de primeras con un texto a armarlo, tener la visión de otro actor sobre un mismo personaje que yo creo que es muy inspirador. En este caso, a mi me sirvió mucho haber visto a Israel porque me parece que lo hacía fantástico, y yo creo que me regaló su visión sobre el personaje.

P: ¿Y qué tiene que ver el mundo mitológico en “Tebas Land”?

Pablo Gómez-Pando: Se habla mucho de Edipo porque en toda esta construcción de la obra, el autor va recurriendo a mucha mitología literaria. Entre otras cosas a Edipo, los hermanos Karamazov, hace mucha relación también a San Martín de Tours, y hay muchas más referencias para construir el texto.

Víctor Sevilla durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano,
Víctor Sevilla durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano,

P: Es un texto que va a inquietar al espectador

Víctor Sevilla: La función te remueve el alma. Por ejemplo, los personajes que interpreto como Martín que es el parricida, creo que pone en voz el maltrato infantil y muchas cosas. A mi es algo que me marca mucho, y no me ha pasado nunca en mi vida pero me marca mucho. Es algo que me inquieta, que me duele que pase, entonces tampoco se puede evadir o uno no puede olvidarse de que esa persona ha matado a su padre, pero terminas entendiendo a que ese chaval le ha metido unas cuantas puñaladas al padre. Yo si conociera a un tío como Martín, que le conozco más pero, creo que creería en la reinserción. Daría un voto de confianza en persona. Luego pasan cosas como las que han pasado aquí cerquita en Huelva, y piensas un tío que ha estado en la cárcel tanto tiempo y que le hayan dado la oportunidad de salir a la calle y que el tío llevando dos semanas en la calle vuelva a delinquir y vuelva a matar a otra persona, ahí ya no tengo claro en creer en la reinserción. Pero hay casos que creo que debería de haber un Tribunal o algo que digas que estudiase a ese tipo de personas y que es lo que han vivido estas personas. Porque lo que ha vivido Martín con su padre es realmente una aberración.

P: ¿Qué ha supuesto para vosotros “Tebas Land”?

Víctor Sevilla: Yo creo que es el personaje de mi vida. Hasta ahora si. Tampoco es que tenga una carrera muy extensa, llevo once años trabajando en esto y llevo muchos personajes pero para mí, por lo menos, es el más completo. También porque existe la dualidad de interpretar a dos personajes, en uno interpretamos al parricida y en otro la ilusión de un actor que va a interpretar a un parricida. Es maravilloso. Me reconozco mucho en ese actor y en esas ilusiones que tiene por contar en todos esos conocimientos que va teniendo del dramaturgo. Es una historia super bonita. Yo diría que para mi es el trabajo de mi vida.

Pablo Gómez-Pando: Para mi es como un salto de madurez interpretativa. Yo recuerdo que cuando me dijeron y me propusieron hacerlo, yo me veía muy joven porque además había visto a Israel Elejalde y pensaba que claro era un hombre más mayor que yo, y no me veía mucho en la edad. Pero me atreví y me lancé, y me gusta porque me siento un poco más maduro y con un poco más de peso.

Pablo Gómez-Pando Y Víctor Sevilla durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano,
Pablo Gómez-Pando Y Víctor Sevilla durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano,

Ha sido un placer reencontrarme con Pablo después de disfrutar tantísimo con el en “Teatro a la Plancha” con “La última boqueá”, y conocer a Víctor Sevilla y su pasión tan tierna hacia su profesión y los personajes que ha tenido la suerte de interpretar. Son una generación que nos presenta un teatro inquietante que celebro que se represente en festivales de teatro como el nuestro. Así que ya saben, la única ocasión la tienen hoy a las 20:00 en el Teatro Cervantes.

Si queréis escuchar la entrevista con Pablo Gómez-Pando y Víctor Sevilla, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

https://www.ivoox.com/entrevista-pablo-gomez-pando-victor-sevilla-tebas-audios-mp3_rf_31532706_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter