EL CAFÉ ES UN SINÓMINO DEL PLACER DE CONQUISTAR EL INSTANTE QUE ESTÁS VIVIENDO

Presentación de "La alacena" en Feria del Libro de Málaga con Patricia García Rojo y Nacho Pangua.
Presentación de “La alacena” en Feria del Libro de Málaga con Patricia García-Rojo y Nacho Pangua.

Hacía bastante tiempo que no nos encontrábamos con esta prolífica escritora. 17 libros hasta la fecha publicados donde queda patente y demostrada su capacidad para crear universos en forma de palabras, que nos resulta meramente atractivos en los diferentes objetivos de lectores a los que se dirige. Ya sea en su forma más poética o en su imaginario que logra adentrar en el maravilloso mundo de la lectura a tantos adolescentes. Ella es Patricia García-Rojo y aprovechamos previamente su visita a la Feria del Libro de Jaen, para poder entrevistarla.

P: En la última entrevista que tuvimos me resaltaste la importancia de tus sueños a la hora de crear tus novelas, ¿te sigue ocurriendo?

Patricia García-Rojo: En las últimas novelas que he escrito no me ha pasado, pero en la que estoy trabajando ahora sí. Coincide que hacía mucho tiempo sin tener sueños que me sirviesen para escribir una novela, pero hace poco tuve un sueño que cuando me levanté, dije “esta va a ser la próxima novela que escriba”. Y estoy en ello.

P: Te echábamos de menos en el terreno de la poesía

Patricia García-Rojo: Me parece muy complicado a día de hoy que vivimos en una efervescencia de publicación poética, encontrar un hueco para publicar. Ahora mismo las editoriales que están haciendo una apuesta brutal por la poesía contratan a poetas que sean más completos de lo que soy yo. No sólo poetas que escriban, sino poetas que compartan por redes sociales y que generen espectáculo alrededor de la poesía en el mejor de los sentidos. Para mí sigue siendo algo íntimo, pequeño y privado que sucede en casa, y que me cuesta mucho trabajo sacar fuera sino es en forma de libro, y quizá a día de hoy en el mercado editorial exige que seas capaz de defender tu obra en público, y a mi me gusta defenderla en público en “petit comité”, como hacíamos en La Botica en su momento. En grandes teatros me sentiría muy desnuda y muy pequeñita.

P: Así que mejor haberlo sacado en este formato íntimo de libro que se llama “El café de por las tardes”

Patricia García-Rojo: Está el café que te tomas por la mañana que te lo tomas para tener pilas y casi con prisa porque tienes una hora a la que llegas para trabajar y necesitas ir con ritmo, pero el café de por las tardes es como una pausa en la que paras el tiempo. Entonces cuando escribía estos poemas, era muy recurrente la idea de compartir ese café de por las tardes, esa pausa en la que el café es un sinónimo del placer de conquistar el instante en el que estás viviendo. Lo titulé así por un poema en concreto del poemario, que viene a decir algo así como que “me encanta compartir contigo el cine, el zoológico o la ciencia ficción pero lo que más disfruto de compartir contigo es la literatura y el café de por las tardes”.

P: El café siempre es muy inspirador

Patricia García-Rojo: En el café de por las tardes suceden todas esas cosas, se paraliza el tiempo y da lugar a tener conversaciones filosóficas y creativas más amplias. Yo por la mañana me tomo el café un poco grogui y zombi, pero de por la tarde te lo tomas con otra alegría.

P: Vas a presentar este poemario en la Feria del Libro de Jaen y supongo que te hace mucha ilusión

Patricia García-Rojo: Me hace mucha ilusión con este libro en concreto porque “El café de por las tardes” lleva muchos años dando vueltas. Fue finalista en el concurso de la editorial Torremozas, con la que he publicado otra obra, y estoy muy contenta porque inaugura la línea de poesía de la editorial de la Universidad de Jaen. Es un proyecto por el que María Dolores Rincón llevaba apostando mucho tiempo, porque sabes que en las universidades hay editoriales pero suelen ser técnicas, de libros teóricos o de ensayo, y en la Universidad de Jaen decidieron apostar por una editorial literaria. No sólo sacar libros técnicos, sino también poesía, novela, cuento o teatro. Entonces “El café de por las tardes”, inaugura la línea de poesía de la Universidad de Jaen que se llama “La rueca”.

P: Y también presentas la novela “Las once vidas de Uria-Ha”

Patricia García-Rojo: Es un libro al que le tengo muchísimo cariño porque fue una idea que surgió visitando un castro celta cerca de Gredos. Entonces pensé, “¿y si alguien de este mismo castro se hubiese ido reencarnando, y recordase sus vidas anteriores durante varios siglos?, ¿qué pasaría si realmente tu al reencarnarte, recordases quién has sido?, ¿y si te atase a tu pasado un lazo de amor o de venganza, qué ocurriría con esa deuda?”. Entonces en “Las once vidas de Uria-Ha”, planteo un escenario en el que existe la reencarnación, pero lo normal es reencarnarse hasta tres veces porque se supone que en tres vidas tú ya has tenido que solucionar todo lo que tuvieras pendiente. Pero hay unos personajes a los que les llaman “los perpetuos”, porque llevan reencarnándose once vidas que les une una vida de amor y traición a los tres. Son una suerte de triángulo amoroso que han ido girando a lo largo del tiempo, y por la sociedad son concebidos como semidioses porque tienen grandes fortunas, formadas a través del paso de los siglos, y vuelven a despertar en este mundo que planteo. Todo se mueve alrededor de la dinámica del despertar de estos tres personajes.

P: ¿Tú piensas a la hora de escribir en atraer este público juvenil al que siempre parece más complicado llegar?

Patricia García-Rojo: Yo voy a ser sincera. Yo cuando estoy escribiendo no pienso en el lector para nada. Es un acto de egoísmo absoluto. Cuando estoy escribiendo, ni siquiera pienso en el lector sino que pienso en la historia que yo quiero leer. Cuando yo me siento a escribir “Las once vidas de Uria-Ha”, lo hago para mí, lo hago porque estoy disfrutando y lo hago porque me parece divertidísimo, y sí que es cierto que a la hora de ponerme a corregirla cuando ya decido si va a publicarse o no, porque muchas veces escribo textos que me han hecho pasar un tiempo fantástico pero que no van a ver la luz porque no tienen la entidad suficiente para convertirse en una publicación, me planteo las cosas que dices. Para mí, la literatura tiene que ser más que una obligación, no me sirve la lectura como obligación. No me sirve para nada y no le sirve a nadie. Yo recuerdo con horror esos libros que me obligaban a leer, y recuerdo con horror esas historias truculentas basadas en la vida real pero una realidad totalmente deformada con drogas, anorexias, embarazos no deseados, sectas o suicidios. Yo quiero darle a los lectores adolescentes un espacio para soñar, un espacio donde todo sea posible y exista la evasión. A mi la lectura como evasión me parece que ha salvado a la humanidad. Yo no aspiro a más que mi lectura sea entretenida.

P: Si encuentras esa reciprocidad en esos lectores más adolescentes, tiene que ser el mayor regalo

Patricia García-Rojo: A mí me ha hecho infinitamente feliz escribir un libro, me lo he pasado genial. Entonces cuando llega alguien y me dice que se lo ha pasado igual de bien, y podemos hablar de ello y cotillear aspectos que no pueda hablar con nadie que no lo haya leído. Eso es un momentazo, me lo paso genial y es como hablar de la pasión de uno. Me encanta.

P: Y en la pasada Feria del Libro de Málaga, pudiste presentar tu libro infantil “La alacena” con el ilustrador Nacho Pangua

Patricia García-Rojo: Fue muy bien. Era la primera vez que estaba en la Feria del Libro de Málaga firmando desde que han cambiado la ubicación a la Plaza de la Merced. Lo cierto es que esperaba más afluencia de gente por la ubicación, y me resultó un poco triste que se acercaba la misma gente que se acercaba a esta Feria en anteriores ubicaciones. Me dio un poco de tristeza porque siempre tienes la esperanza que la culpa la tenga el sitio y que si ocupa otro espacio, la ciudad sabrá valorar la literatura. Una crítica que le haría al Ayuntamiento de Málaga, es que igual que ponen en su sitio el cine con ese magnífico Festival y llenan las calles de alfombras rojas, se equivoca cuando programa una Feria del Libro y llena las plazas de otras actividades simultáneas, en lugar de darle el espacio al libro que debería tener una ciudad de la cultura como pretende ser Málaga. Es magnífica la labor que se está haciendo a nivel museos pero yo esperaba ver una Feria del Libro más alegre, más llena y veía a los lectores de siempre.

P: Te recojo el guante para criticar igualmente que en esa programación de la Feria del Libro de Málaga deberían haber estado escritos absolutamente todos los autores que firmaron en esos días, sean más conocidos o no.

Patricia García-Rojo: Al final es un problema de organización, más que de mala fe. Málaga es cierto que se está enfrentando a una explosión cultural a la que no se había enfrentado nunca. Hemos visto en los últimos diez años, que Málaga ha despertado de ser una ciudad portuaria y gris, a convertirse en una ciudad luminosa, en la que encuentras inspiración en cualquier esquina, puedes entrar a un museo o a una librería en cualquier momento, y yo creo que todavía no está preparada o no está sabiendo responder a todo lo que genera. Al movimiento cultural tan grande que genera. Y a veces me da la sensación que van a matacaballo. Yo lo entiendo porque tienen que ser los tres o cuatro pobres que estén organizando y estén hasta el cuello, pero creo que deberían destinar un poco más de tiempo a la organización de la Feria del Libro, y que no se convierta en algo anecdótico o en un tic de “también tenemos Feria del Libro”, sino que se pueda decir “voy a la Feria del Libro de Málaga”. Hay hueco y hay grandísimos autores que viven en Málaga.

P: Y ante este panorama, ¿por qué sigues escribiendo?

Patricia García-Rojo: Tengo la suerte de que es un panorama diferente cuando voy a otras Ferias del Libro o cuando voy a hacer mis encuentros con lectores, y más allá de lo que suceda con el libro una vez que se publica, que uno se alegra y le encanta, yo escribo fundamentalmente porque me hace feliz. De hecho es la actividad más egoísta que he hecho en mi vida y la seguiré haciendo mientras que me haga feliz, me publicaran o no. A día de hoy, tengo la suerte de que me publican y de que se van cerrando cosas en el panorama que aseguran que la trayectoria permanezca en este sentido. Da igual lo que pase después, mientras que uno esté contento con lo que está haciendo.

P: Tienes que pasártelo bomba en el proceso de escritura

Patricia García-Rojo: Es muy divertido. Por ejemplo ahora que llevo medio año preparando la novela que voy a escribir este verano, yo sí que distingo muy bien por cuestión de tiempo, los procesos creativos de los procesos productivos. Yo tengo dos fases en el proceso creativo, que van desde el momento que surge la idea hasta que yo cierro por completo la obra en mi cabeza. Y ahora mismo estoy metida ahí. Estoy viendo diálogos, elucubrando qué pasa aquí, allí o cómo cierro. Después en el proceso creativo va la organización de todos los esquemas de la novela y en el proceso productivo es cuando me lo paso como los indios, porque ya sé lo que pasa, ya me siento a escribir de manera fluida absolutamente y estoy deseando que llegue el 1 de junio para sentarme delante del ordenador.

Patricia García-Rojo
Patricia García-Rojo

P: ¿Te influye la música o algo que te cuente alguien en un determinado momento?

Patricia García-Rojo: A mi me influye mucho la comida cuando estoy escribiendo. Ahora releyendo “Las once vidas de Uria-Ha” para la presentación en Jaen, iba leyendo que en varias ocasiones describo todo lo que está comiendo el personaje y recordaba cuando lo comí yo en tal sitio. Yo creo que todo influye y todo empapa, porque al final vives en el mundo y todo te deja una huella. A mí fundamentalmente me influye muchísimo la imagen, la pintura o la fotografía son herramientas muy influyentes en mi obra. Por eso le debo mucho a Pinterest.

Lo más destacado de esta escritora es su gran capacidad para seguir apostando por este mundo literario donde logra transmitir lo que quiere, y con un contexto imaginativo altamente recomendable. Nos reconforta el hecho de tantas historias que le quedan por publicar, la próxima el 7 de junio con “Color Morado Traidor” en SM y esperando ese proyecto que nos ha adelantado que preparará este verano. ¡Aquí la esperamos!.

Si queréis escuchar la entrevista con Patricia García-Rojo, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-patricia-garcia-rojo-el-cafe-de-audios-mp3_rf_25958256_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter