UN THRILLER POLICÍACO MUY CLÁSICO

Pedro Hofhuis durante nuestra entrevista. Fotografía de Javi Sanchez.
Pedro Hofhuis durante nuestra entrevista. Fotografía de Javi Sanchez.

La vida se rige por momentos que hay que saber aprovechar y sino que se lo digan a Pedro Hofhuisque tras muchos años de curro en diversos montajes en los que ha trabajado en diferentes especialidadesescuchó un reto que se le planteó interesante y no dudó un segundo en abordarlo. Eso le ha valido que “A secreto agravio, secreta venganza” haya sido premiado en la última edición del Almagro Off, realizar en breve una gira muy interesante y el poder jugar en casa tanto hoy viernes como mañana sábado a las 21:00 en el Teatro Cánovas. El propio director nos detalla cómo ha sido toda esta experiencia.

P: Se dice pronto que un espectáculo gana el Almagro Off.

Pedro Hofhuis: A nivel de teatro clásico en nuestro país no hay otro y a nivel internacional, viendo la cantidad de propuestas que se presentan de diferentes países, tampoco debe haber muchos más. Puede estar perfectamente en el top 5 de teatro clásico a nivel mundial.

P: Tras ganar este reconocimiento tan importante,¿cuál es la idea para seguir?.

Pedro Hofhuis: Ahora mismo estrenar en Málaga y después se han confirmado a partir de 2018, entrar en la red de Madrid con los municipios cerrados, estaremos en el Pavón Kamikaze en abril y mayo e igualmente en las jornadas del siglo de oro de Almería, y también está cerrado el Festival Internacional de Teatro Español de Londres en junio. Y después hay sitios que están interesados pero que aún no puedo desvelar.

P: La idea es siempre ligar este montaje con formación en teatro clásico.

Pedro Hofhuis: “Jóvenes clásicos” siempre ha ligado el teatro con la formación. Ya seguro puedo decir que estaremos en Uruguay y una gran sorpresa que se cerrará este año que ya te la contaré.

P: ¿Cómo te llega a tí esta oportunidad de dirigir “A secreto agravio, secreta venganza”?.

Pedro Hofhuis: Llega de casualidad. José Carlos lleva mucho tiempo queriendo montar el proyecto de “Jóvenes clásicos”. Entonces decidió que era buena idea presentar el proyecto a Almagro, y tenía los conceptos, había hablado con Pablo Bujalance por un texto y él me metió la idea en la cabeza. Hasta que no se confirmara que entrábamos o no en la selección de Almagro, tampoco le quise dar mucha historia. Cuando me explicaba todo tomándonos un café, le dije que era director, que era cierto que había trabajado como técnico en varias compañías pero que yo era director. Entonces me preguntó si lo montaría y le dije que sí. A raíz de ahí se cerró todo.

P: ¿Conforme te llega la historia, tenías muy claro cómo querías presentarlo?.

Pedro Hofhuis: Sí. Porque a mi José me cuenta que es un texto que le da la posibilidad de hablar sobre el maltrato. Él tenía muy claro que quería meter un juego de tres espacios. Él hablaba siempre de un café portugués donde hay fados, una comisaría y las escenas en verso. Se mezclaban tres conceptos que, a priori, eran muy complicados. Fue a través de la versión que nos manda Pablo Bujalance donde empieza a hilvanarse todo y a construirse en mi cabeza de forma automática. Fue una visión que desde que él me lo cuenta, yo lo veo inmediatamente.

P: En la obra son dos inspectores que intentan dilucidar un asesinato en Lisboa.

Pedro Hofhuis: Calderón de la Barca cuando plantea el texto hace el típico final de llega el rey y lo resuelve todo pero lo hacía de una manera que no entraba en nuestros planes. Así que el final es totalmente diferente. Tal y como se construía la historia, nos daba la impresión que se podía hacer un thriller policíaco, entonces está construida de manera que hay escenas en comisaría con los protagonistas del texto clásico y  se hace un juego de flashbacks con las escenas en verso. Entonces los personajes en la comisaría cuentan unas cosas, unos dicen la verdad, otros mienten y otros no saben. Eso nos lleva a flashbacks que nos terminan de encajar todas las piezas como en un thriller policíaco, hasta que al final se resuelve todo. Al principio la gente queda un poco desconcertada porque se dan nombres donde no se sabe quién es quién, hasta que llega un punto que todo encaja.

P: Me parece muy original la propuesta.

Pedro Hofhuis: Pablo hizo una primera versión que era muy poética, entonces le pedí un poco más de rollo thriller policíaco y entonces me mando una segunda versión que se acercaba en un 80% a lo que yo tenía en la cabeza. Pablo hizo un trabajo espectacular. A partir de ahí, el texto fue creciendo en los ensayos y a medida que íbamos ensayando, los personajes y el equipo cogimos el puzzle de piezas y terminamos la estructura ascendente que encajaba con el thriller policíaco en un mes que hemos tenido de ensayo.

P: Y aparte tenemos también música.

Pedro Hofhuis: En un principio había una fadista que contaba la historia y al final lo que hablé yo con José era que ella tenía como seis o siete intervenciones en la obra de Calderón, entonces rompía mucho el ritmo. Le propuse a José que la fadista fuera una especie de corifeo que todo lo sabe y nos cuenta lo que ha pasado, lo que va a pasar o lo que puede pasar a través de canciones. Le da ese rollo de ambiente portugués porque toda la obra transcurre en Lisboa y a José le valió esa propuesta de presentación, nudo y desenlace así que la fadista marca los tres actos diferentes.

P: ¿Qué ha significado para ti haber dibujado esta obra?.

Pedro Hofhuis: Para mi lo importante ha sido la confianza de José porque aunque ha habido momentos de cierta tensión durante el proceso, y es cierto que no tengo una carrera de dirección a mis espaldas que pudiera hacer pensar a la gente que el proyecto pudiera salir adelante, él se mantuvo en sus trece y me veía con la ilusión y que tenía claro lo que quería hacer, cómo lo quería hacer y que quería contar con el espectáculo, y puso su confianza que ha supuesto que mi nombre esté premiado, poder ser director en Londres, tener un espectáculo que estrenar en Madrid y con sólo dos espectáculos profesionales a mis espaldas. A mí me ha cambiado radicalmente la vida. El premio da un reconocimiento que pone en valor otro tipo de cosas que yo he hecho.

Pedro Hofhuis durante nuestra entrevista. Fotografía de Javi Sanchez.
Pedro Hofhuis durante nuestra entrevista. Fotografía de Javi Sanchez.

Cuando iba creándose todo, Pedro Hofhuis iba dibujando las partes que visualizaba sobre el espectáculo donde tenían depositados todos sus sueños hacia AlmagroEsos instantes de inspiración son a los que tiene que agarrarse cualquier creador para afrontar estas propuestas teatrales que tendremos hoy y mañana ocasión de disfrutar al máximo en el Teatro Cánovas. Ambas funciones de “A secreto agravio, secreta venganza” serán a las 21:00. Me confiesa el director que al sucederle este rasgo instintivo del dibujo, pudo saber que dirigiría el espectáculo y eso demuestra que siempre hay que hacerle caso a nuestras señales. Son los trenes que nunca te arrepientes de coger.

Si queréis escuchar la entrevista con Pedro Hofhuis, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-pedro-hofhuis-a-secreto-agravio-secreta-audios-mp3_rf_22674256_1.html

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter