NO DESCARTAMOS VISITAS A OTROS UNIVERSOS A LOS QUE NOS GUÍE LA CURIOSIDAD

Pilar Márquez Flores
Pilar Márquez Flores

¿Apostar por la fantasía en el mundo editorial? Parece dos caminos que uno no querría escoger si quisiera obtener una rentabilidad en este mundo tan mercantilista, pero existen mentes que deciden emprender estas ideas y formar un espacio más creativo donde se puedan dirigir a este público, más potencial de lo que podamos imaginar, y ofrecerle historias de lo más sorprendente. Pilar Márquez Flores es el alma máter de “El Transbordador”,una editorial que desde hace un año y medio no ha parado de publicar títulos y que queremos conocer su funcionamiento y sus proyectos a través de esta entrevista

P: ¿Cómo se inició esta editorial?

Pilar Márquez Flores: Montar esta editorial surgió después de muchos trabajos precarios por mi parte. Estaba un poco cansada de tener cierta edad en la que quería, no sólo cobrar un sueldo a final de mes sino hacer algo que me gustara y que te motive. Tras muchas opciones laborales, decides emprender un trabajo por tu cuenta. Así nació “Hombrecillos verdes”, la librería que abrimos en Play Planet que era muy pequeña y modesta de segunda mano, especializada en ciencia ficción, fantasía y terror. Esa librería nació hace casi tres años y, poco a poco, aparte de los libros de segunda mano comenzamos a ver que había muchos proyectos editoriales independientes muy interesantes, que publicaban los géneros en los que queríamos centrarnos y que contactaban con nosotros para vender sus libros en nuestra tienda. A raíz de esos contactos, empezamos a conocer proyectos editoriales diferentes que hacían cosas muy originales, muy distintas y muy rompedoras. Eso fue una confluencia de varias cosas y llegó un momento que la librería requería un paso adelante o un paso atrás. El posible paso adelante habría sido hacer una inversión mensual con un alquiler de un local propio, que sabemos todos el precio de los alquileres y más en el Soho de Málaga que era la zona que más nos gustaba, y pese a que aún no es lo que se prometió ya si que tiene precios de lo que pretende ser, aunque no tiene los mismos servicios de limpieza ni afluencia de público que calle Larios realmente los alquileres eran prohibitivos. Nuestra opción fue dejar un poco de lado la librería y meternos en un proyecto editorial, a colación de lo que habíamos visto que nos había interesado y que realmente nos hizo ver la idea de que nosotros creíamos que podíamos hacerlo también y que podíamos hacerlo bien.

P: ¿Teníais claro que se iba a llamar “El Transbordador” desde el primer momento?

Pilar Márquez Flores: Tanto para la librería que sigue online (la podéis visitar pinchando AQUI) que se llama “Hombrecillos Verdes” como para “El Transbordador” creo que poner el nombre ha sido lo más difícil para la empresa. Somos tres socios, un amigo, mi marido y yo. Los tres somos muy mijitas y queríamos dar con el nombre perfecto. Lo de “Hombrecillos Verdes” estuvimos dándole vueltas dos o tres meses pero con “El Transbordador” decidimos acortarlo porque tampoco era práctico. Tardamos en decidirlo pero nos gustó. Lo vimos sencillo y, además, que visualmente podía acompañarse de una imagen muy característica y nuestro socio, Paco Tirado, es diseñador gráfico y fue el encargado de hacer el logo. Y además ha gustado mucho a todo el mundo.

P: ¿Cuáles están siendo vuestras máximas dificultades ahora que esta editorial ya se ha puesto en marcha?

Pilar Márquez Flores: Más que la idea, la empresa en sí. La editorial y la librería pertenecen a la misma empresa, los tres somos una sociedad civil y, entonces, el principio fue darte cuenta que prácticamente no hay ninguna ayuda para montar nada, el autónomo todos los meses es muchísimo dinero y, realmente, ni por ser mujer, ni por tener más de 30 años y ni por estar en paro podías acceder a ayudas que supusieran un inicio. El inicio fue lo más difícil porque fue una inversión de nuestra humildísima cuenta. Eso fue muy complicado. También en la editorial, lo díficil era aprender todo lo que conllevaba porque así, a priori, yo estudié filología inglesa, tengo un máster en comunicación y soy una gran aficionada a la lectura, y sí puedes intuir lo que puede ser el proceso, pero cuando ya te metes en profundidad, descubres todos los pequeños pasos que conforman un trabajo. Fui autodidacta, recurrí a gente, me matriculé en cursos y me formé. De hecho, ahora tenemos alumnos que hacen prácticas de la UMA en nuestra editorial y les hemos enseñado las diferencias del primer libro que editamos y el último que hemos editado, a nivel de maquetación, la elección del papel u otros muchos aspectos. Se nota la evolución que, lejos de sonrojarnos, nos hace sentir muy orgullosos. Nadie nace sabiendo y lo importante es seguir aprendiendo.

P: No habéis marcado simplemente una línea en el género fantástico, sino propiamente lo que a vosotros os gusta en este terreno

Pilar Márquez Flores: Si emprendes un proyecto propio, sea el que sea, lo primero que tiene que ser es algo que te guste. Para algo que no te guste, siempre puedes buscar un trabajo por cuenta ajena en el que todos hemos estado, todos hemos sufrido y hemos llegado a casa con una lágrima de impotencia. Si emprendes algo propio, lo mínimo que se puede pedir, es que sea algo que te guste a ti. En cuanto a los géneros, si que es verdad que decidimos centrarnos y creo que ha sido uno de los grandes aciertos, tanto en la librería como en la editorial. Decidimos especializarnos en ciencia ficción, fantasía y terror. Eso creo que es importante porque un proyecto muy generalista intenta abarcar demasiado y quizá no se consigue con nuestros recursos, que son pocos tanto personas como materiales, abarcar lo suficiente. Entonces la especialización fue una baza muy importante. Elegimos esos géneros porque nos gustan mucho, aparte de muchos otros, y siempre decimos que “no descartamos visitas a otros universos a los que nos guíe la curiosidad”. Dejamos una puerta abierta porque si mañana queremos editar otro tipo de libros lo haremos, no tenemos ningún complejo.

P: Es una buena opción porque ahora hay más proliferación de mezcla de géneros en la literatura

Pilar Márquez Flores: En nuestras presentaciones de libros, definimos nuestros géneros como transfronterizos, limítrofes u obras inclasificables. Yo recuerdo cuando presentamos “Ciudad herida”, que es el primer libro que sacamos, que yo me senté al lado del autor y le dije “de este libro, no se puede decir nada”. Era tan inclasificable y tan difícil de vender, por decir así, aunque cuando empiezas a leerlo y llevas dos páginas ya se ha vendido sólo. Al final, es lo que nos gusta. Aunque tengamos en el catálogo obras más puras o más adscritas a un género concreto, siempre todas tienen un punto en común que es que liman todas hacia otro género, hacia otra voz o hacia otra idea.

P: No hay tantas editoriales especializadas como vosotros

Pilar Márquez Flores: Existen pero es verdad que cada editorial intenta buscar, dentro de la ciencia ficción por decirlo en plan más amplio, un campo un poco más concreto. Algunas se especializan más en buscar clásicos, otras como Orciny Press, una editorial hermana de Barcelona, están intentando meter en España el género bizarro que, sobre todo en Estados Unidos, es un género muy potente y aquí es desconocido y, sin embargo, no llega de la mano de una editorial grande sino de una editorial pequeña y, con pocos recursos ha decidido invertirlos en potenciar un género que ahora existe en España gracias a ellos. Cada uno busca su hueco y su definición de editorial propia. Pero sí que hay, cada una tiene su personalidad.

P: La idea vuestra no es solamente editar libros, que ya es una tarea ardua, sino crear eventos alrededor de vuestras publicaciones

Pilar Márquez Flores: La verdad es que vender cualquier cosa es muy difícil. Vender un libro es difícil al cuadrado. Además el lector yo creo que agradece, no solamente que le hagas llegar una obra bien corregida, sin faltas de ortografía y con un diseño bonito, sino que también después tenga un valor añadido de alguna forma. Aquí en Málaga se está gestando, desde hace unos meses, una tertulia muy a colación de lo que hablamos, “La Termal”, tertulia malagueña de ciencia ficción y fantástico, en la que nos reunimos una vez al mes y sacamos algún tema de interés. El mes pasado se habló de cyberpunk, entonces algún compañero de la tertulia que sepa bastante del tema, trata de prepararse una pequeña ponencia, presentarla de una forma breve y después se abre un debate. Entonces, todo este tipo de iniciativas alrededor de los libros son las que, al final, dan valor a la literatura. La literatura aparte de ser universal, lo que hace es crear conexiones. No solamente a muchos niveles, ni del lector sólo con el libro, sino del lector con el autor, las vivencias del lector con las del autor o de los lectores entre sí. Utilizamos también las redes sociales, las reseñas que se van publicando o estas reuniones de “La Termal” que hace que se cree un ambiente en el que uno se lo pasa muy bien.

P: Se ha evolucionado entonces, incluso en las presentaciones de libros

Pilar Márquez Flores: Alguna vez caeremos en el formato clásico de presentaciones de libros pero, por nuestra experiencia breve, cualquier presentación que tenga un plus, que tenga un debate o que tenga la suerte de tener el grupo que tenemos aquí en Málaga que es muy participativo, con mucho interés y que se implica, nos hemos dado cuenta que siempre para el que ha asistido por primera vez, se lleva un mejor recuerdo y una mejor impresión.

P: Habéis tenido dificultades pero también habéis tenido apoyo de muchos locales

Pilar Márquez Flores: Te encuentras de todo. Te encuentras ayuda y te encuentras zancadillas, por muy duro e incomprensible que suene, porque en mi cabeza no cabe no colaborar con alguien que está emprendiendo un proyecto atractivo, al contrario. De hecho creo que cuantas más editoriales independientes haya, mejor nos va a ir a todas. Eso al final, genera una red de lectores y de gente interesada en una literatura diferente y en una forma distinta de hacer las cosas. Nos hemos encontrado con mucha ayuda y al primero que voy a nombrar es a Dani de “Play Planet”, que fue el germen de todo cuando nos cedió el espacio gratis, sin cobrarnos un duro, para poner nuestra pequeña librería. Los caminos han ido por otro lado pero seguimos teniendo una relación magnífica. Siempre le estaremos agradecidos porque fue nuestro comienzo. Es verdad que otros editores ahora, lectores y aficionados al género desde hace muchísimos años, nos han brindado mucha ayuda y nos han dado pistas que nos hacen ir mejorando cada día y que, ojalá sigan haciéndolo. Eso enriquece mucho.

P: Publicáis tanto en papel como en digital

Pilar Márquez Flores: Nosotros empezamos al revés que muchas editoriales actualmente. Muchas empiezan en digital porque es lo que menos inversión económica requiere, no de tiempo ni de trabajo, pero nosotros empezamos con la edición en papel. Después, al tiempo empezamos a incorporar la edición digital. Tenemos una colección de obra breve, que es la colección Soyuz, que llevamos ya cinco números e iba a ser eminentemente digital pero, al final, nos vinimos un poco arriba y como el primer autor que publicamos era un periodista de Málaga, que no tenía nada publicado de obra literaria, decidimos hacer una pequeña tirada de 50 ejemplares que, además, se agotó en la presentación. Ha sido una buena experiencia.

P: Me ha sorprendido todo lo que habéis publicado en un año y medio

Pilar Márquez Flores: Eso le sorprende a mucha gente, a mi la primera. Llevamos siete obras largas, entre las que hay tres antologías y cuatro novelas. Y cinco de la colección Soyuz de obra breve, más lo que viene en próximos meses. Cuando montamos la editorial y lo anunciamos, recibimos una avalancha de manuscritos porque es increíble la cantidad de gente que escribe, de la que hacemos una gran criba, por supuesto. Pero sí que es verdad que hemos respondido y hemos apurado al límite los recursos para, dentro de hacerlo bien que es la máxima de esta empresa en todo, hacer lo máximo posible y lo que nos apetecía porque, si fuera por nosotros, publicaríamos muchos más libros cada año.

Para estar pendientes y conocer todo el catálogo, opiniones de los lectores, eventos y posibilidades que ofrece Ediciones el Transbordador, podéis consultar su página web pinchando AQUÍ o en su Facebook o Twitter. Incluso podréis encontrar ofertas limitadas en algunas de sus publicaciones en formato digital. Pilar Márquez Flores se define como editora, que permanece en la sombra porque es donde le gusta estar, trabajando duro y haciendo que la obra de muchos autores con ilusión, les llega a muchos lectores inquietos. A mí me ha gustado sacarla a la luz para valorar todo ese esfuerzo y, estaremos pendientes a esas oportunidades que salgan maquetadas de esta empresa que promete muchas historias que conocer.

Si queréis escuchar la entrevista con Pilar Márquez Flores, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-pilar-marquez-flores-ediciones-el-transbordador-audios-mp3_rf_17119073_1.html

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter