AFORTUNADAS CASUALIDADES QUE TE HACEN COMPONER ENTRE ALMOHADAS

Sara Jiménez
Sara Jiménez

Las casualidades son las que generan, en ocasiones, nuestras inquietudes. El saber apreciar un objetivo y una motivación por la que estudiar y prepararte para, en un futuro, dedicarte profesionalmente. A Sara Jiménez le ocurrió cuando sabía que tenía un interés muy especial por escribir y no podía parar, y aún le sucede porque su propio productor, Héctor Pérez, le tuvo que decir que no cabían más canciones en su primer trabajo que saca al mercado musical, a pesar de su impetuoso generador de temas. Mucho colorido y vitalidad es lo que nos provoca este “Catorce con letras” que ahora desgranamos en esta entrevista con la propia cantante.

P: Nos presentas un single llamado “Se fue” que tiene esa pretensión de vitalidad que te caracteriza

Sara Jiménez: Estoy muy positiva. Siempre he intentado a la hora de hacer las canciones y de escribir las historias, terminar con un buen sabor de boca. Se puede contar algo que te ha pasado y que has podido sufrir y, luego reflexionas y dices “pues la vida sigue” o sacas lo bueno de eso. Hay que acabar siguiendo adelante.

P: Es un videoclip muy colorido y con muchas animaciones

Sara Jiménez: Cuando me presentaron la idea de hacer el vídeo con animaciones y sobre todo que yo saliera, quería transmitir ganas y alegría. Estar ahí cantando una historia dura porque la canción no cuenta que vamos caminando por el campo, pero estoy con una sonrisa y hay que contarlo de forma positiva. Creo que lo he conseguido. Todo el mundo, además, cuando lo ha visto me ha dicho, “que buen rollo” y que se quedan un buen sabor de boca. Cuando me dijeron la idea de hacer las animaciones y salir con la guitarra, quería hacerlo siempre sonriendo y que fuera divertido. Hay partes en las que, incluso, salgo bailando y haciendo un poco el tonto pero me lo pasé súper bien cuando lo grabamos. Entonces, yo creo que eso se transmite también.

Sara Jiménez
Sara Jiménez

P: Me gusta mucho la imagen que le has dado a tu página web donde tus seguidores no sólo pueden escuchar tus canciones, sino descubrir muchos making off de cómo has preparado este “Catorce con letras”.
Si queréis visitar su página, sólo tenéis que pinchar AQUÍ

Sara Jiménez: Fue un disfrute total hacer el disco desde sentarme a componer, que también es un trabajo duro. Sola en casa no hay ni vídeos, ni cámaras, ni estudios, ni música sonando, solamente yo con mi guitarra y no hay nada más. Desde ese momento, fui descubriéndome a mi misma canción tras canción y he estado metida en un proceso creativo brutal hasta que se decidieron qué canciones van a ir y aún así, seguía componiendo y seguíamos cambiando repertorio y ampliándolo. Fue increíble. Héctor Pérez, mi productor, cuando yo llegaba y le decía que había compuesto una canción y que quería que la escuchara porque pensaba que debía de entrar, me decía “no compongas más”. Empezamos con 10, luego fueron 11, 12 y hasta 14 que ya dijimos “no hay disco con 16 canciones”. Hay muchas más historias en el cajón guardadas y tendrán su momento.

P: Cuando te vino esa pasión por componer, ¿por qué dedicarte a la música y no sólo a escribir, por ejemplo?

Sara Jiménez: Yo escribía primero y luego fue la música. Estudié marketing y cuando eres más joven, estudias porque estás buscando un trabajo y cuando pude tener un poco de más tiempo, me decidí a aprender a tocar un instrumento. Siempre me había gustado cantar pero yo cantaba otras cosas. Pero sí escribía prosa y poesía. Cuando empecé a tocar, rápidamente apenas tocaba una sevillana y ya escribí mi primera canción. La guitarra me sugería cosas o historias. Empecé a investigar más y a ver que me sugerían esas músicas. En el momento que compuse la primera canción, ya no paré y entonces, claro, es como por casualidad pero es tan grande la necesidad y el sentimiento que te provoca, que me provocó y me provoca hoy en día, que no pude dejarlo pasar y ya está. No podía seguir con mi vida y trabajo normal y componer canciones. Tenía que desarrollar eso pero me ha llevado tiempo.

Sara Jiménez
Sara Jiménez

P: Y seguirás estudiando música

Sara Jiménez: Ahora estoy con el piano. Yo admiro a los pianistas con los que trabajo, cuando se sientan y son capaces de moverme con esas notas que duelen. Es increíble y súper bonito. Leí un libro, que servía para activar tu creatividad, en el que la persona que escribió el libro contaba una historia de que una mujer con setenta y tantos años, decía que la ilusión de su vida hubiera sido tocar el piano y la autora del libro le contestaba, “¿y a qué esperas para tomar clases?” y la anciana le decía “¿y qué edad tendré, si llego, para aprender a tocarlo?” y esta mujer le responde, ” la misma que sino empiezas a dar clase”. Me encantó y lo he tomado por ahí. Lo mismo no aprendo nunca o lo mismo sí, pero ¿y si no empiezo?. Va pasando el tiempo igual.

P: ¿En qué te inspiras cuando compones?

Sara Jiménez: Yo tengo en casa una habitación. Pienso que es muy importante un sitio para componer. Si me están escuchando compositores, se van a sentir identificados. Es muy importante que tú tengas tu lugar. Donde el piano esté enchufado, la guitarra esté en el pie y el ordenador esté puesto y no tengas que echar media hora en preparar un ambiente. Sino, que llegues y esté todo ahí. Que ese sitio sera para tí y que sea bonito. Que estés cómoda. Si que es verdad que yo tengo ese espacio pero hago muchísimas canciones en la cama y por la noche. Ese espacio es bueno para trabajar pero la canción nace en la cama y al día siguiente, la retomo, la escucho y la arreglo en la zona de trabajo. Me inspiro en la vida en general. A veces, me siento y digo voy a escribir algo sobre este tema e intento escribirlo y, otras veces, me cuentan algo o hace días que algo está en mi cabeza porque lo he visto en la tele o he escuchado una historia. Se queda ahí y, sin darme cuenta, va dando vueltas y madurando. Llega un momento en que, sin darme cuenta, pienso en cómo viviría eso y, entonces, lo plasmo ahí en una canción.

P: Y luego trabajas en los arreglos

Sara Jiménez: Los arreglos corrieron a cargo de Héctor Pérez que fue maravilloso pero siempre he estado en todas las grabaciones y es un disfrute. Yo animo a todo el que se meta en un proyecto de estos que no se graben las guitarras y estén en casa, que vaya a esa grabación de las guitarras o de la percusión porque es muy bonito todo lo que eso te sugiere y toda la energía buena que se te queda en el cuerpo. Y luego aprendes mucho, porque yo escribo canciones pero no hago percusión y, es una maravilla ver al percusionista meter todos esos colores en una canción que nace en la cama con cuatro acordes.

Portada "Catorce con letras"
Portada “Catorce con letras”

P: ¿Qué tienes de diferente a otros artistas para tener tu hueco soñado en este complicado mundo de la música?

Sara Jiménez: Yo creo que lo más importante es que tu creas en tí mismo y que te quieras. Esto no quiere decir que seas egocéntrica o egoísta. Esto quiere decir que tu valoras lo que haces y sientas que es bueno y lo puedas defender con la boca llena. Si vas con miedo y con inseguridad, no tienes credibilidad. Yo voy con mi trabajo a todos sitios, muy contenta con lo que he hecho. He hecho lo que yo quería hacer, esta soy yo. No creo que yo tenga más, menos, poco o regular que otros artistas, simplemente es distinto. Yo soy yo. Esta es Sara Jiménez y estas son mis canciones. Yo lo que intento es que cualquier persona pueda coger una de estas canciones y hacerlas suyas. Que sea capaz de emocionarse y de transportarse a otros lugares, eso es lo que intento. Siempre intento dejar las canciones abiertas para que cualquier persona pueda hacerlas suyas y, yo creo que mi punto fuerte está ahí, en contar las historias de esa manera. Si tengo que estar ahí o no, lo tiene que decidir el público. Por supuesto, a mí lo que más me mueve en el mundo es contar esto. Por eso, me meto en este proyecto, aún siendo difícil. Es una necesidad vital.

P: La canción “En fin”, creo que es tu mejor carta de presentación

Sara Jiménez: Precisamente, fue la primera que compuse a piano. Es una de las que más me duelen. Además, en el disco está arreglada. La tocó y la grabamos con Alberto Miras, que colaboró conmigo. Se brindó, en otros aspectos también, conmigo. Para mi fue un regalo porque apenas di unas clases de piano y me pasó como con la guitarra, me senté a practicar y, de repente, pues salió “En fin”. Me sentí bastante realizada en ese momento y fue un momento que recordaré toda mi vida. Era mi primera canción sentada al piano y, además, me encantaba. Hay canciones que haces que ahí se quedan y, poco después, coincidí con Alberto y le conté que había compuesto a piano y me dijo que esa canción me la regalaba y la grababa conmigo. Fue súper bonito y entonces era una canción más, y luego otra y otra.

En fin, como diría su preciosa canción, esta es Sara Jiménez. Auténtica y que se nutre de casualidades con las que ha formado una carrera que tiene miras de ser de las sólidas y sorprendentes. La podréis escuchar este próximo jueves en Bodegón Pinto “La fábrica de la nieve” (Utrera) a las 21:30 con entrada libre e irá en acústico con Dani Sierra y Santi Suárez. Y que esa proliferación de letras le da para tantos números como haya en el infinito.

Si queréis seguir a Sara Jiménez por Facebook, lo podéis hacer pinchando AQUÍ

Si queréis seguir a Sara Jiménez por Twitter, lo podéis hacer pinchando AQUÍ

Si queréis seguir a Sara Jiménez por Instagram, lo podéis hacer pinchando AQUÍ

Y si queréis escuchar su entrevista, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-sara-jimenez-catorce-letras-audios-mp3_rf_13866837_1.html

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter