TODA MI ASPIRACIÓN ES QUE EL DÍA DE MAÑANA DE TODOS LOS DISCOS QUE HAYA ESCRITO, ALGUNA DE MIS CANCIONES ESTÉN EN ESA BALANZA DE MOMENTOS VIVIDOS DE LA GENTE EN EL QUE CUANDO RECUERDEN, LO TENGAN ASOCIADO A UNA CANCIÓN MÍA

LRM_EXPORT_20180426_224151-2-1100x580Al acabar el famoso debate de estos días, y que se le dedicaran esos escasos minutos (y además obligados) a la cultura, pensaba que nuestra profesión hace muchísima más falta y buen ejemplo de ello lo tengo en la gran artista y compositora que he tenido la suerte de entrevistar antes de su gran concierto de este sábado 27 en Málaga en La Cochera Cabaret. Vega nos presenta “La reina pez”, un disco que demuestra los años de lucha queriendo transmitir nuestras vicisitudes del día a día y cómo somos capaces de seguir nadando en un mar donde sacamos nuestra libertad pero con mucho sacrificio. Así nos habló de todo ello.

P: Un meritazo seguir nadando con “La Reina Pez” con tu autenticidad y sosiego, y no rindiéndote a la prisa comercial

Vega: Si te soy honesta y sincera es que tampoco me queda otra. Creo que la industria musical lleva unos derroteros que, como casi todo en la vida no solamente la industria musical, estamos avocados a un ritmo de consumo vertiginoso que te obliga a la creación de contenidos de forma vertiginosa, consecuentemente los contenidos en mi parecer, en el momento que no le dedicas tiempo y no le dedicas todo el esfuerzo que hay que dedicarle, flaquean. Creo que es lo que tenemos como resultado es el consumo voraz de la gente y le da igual lo que presentas, si no cuantas canciones puedes llegar a sacar. Yo es que no me considero capaz de crear tres o cuatro historias al día, según el consumo de un storie de instagram. No tengo tantas historias que contar, tengo mucho que trabajar para poder seguir contando algunas cosas. Entonces no es que no me quiera rendir a la industria, es que honestamente no soy capaz de seguirle el ritmo ni quiero. No me gusta y no creo que el tipo de artista que soy, y quién soy como persona tenga mucho que ver en esa dinámica. Me conformo al final con hacer bien las cosas que hago, hacerlas conforme a unos valores, principios, un punto de mira o un objetivo que es que suenen las canciones como van a sonar al momento. Toda mi aspiración es que el día de mañana de todos los discos que haya escrito, alguna de mis canciones estén en esa balanza de momentos vividos de la gente en el que cuando recuerden, lo tengan asociado a una canción mía. Con eso me doy con un canto en los dientes.

P: Pues en nuestro imaginario hay muchas como “Grita” o “Mejor mañana”, pero en un día de reflexión como vas a estar en Málaga cobra mucha importancia “Donde estabas tú”.

Vega: Yo voté el miércoles pasado, así que mi jornada de reflexión fue el martes y no fui capaz de ver nada del debate. Lo expresé tal cual. Creo que un bar en pleno Agosto en Málaga tiene menos follón que el debate del martes. No entendía nada y es difícil. A mi me toca amenizar la jornada de reflexión ya que yo la tuve. Cuando menos, lo único que espero es que seamos consecuentes y lo vengo explicando desde que canto “Donde estabas tu”, que es una canción de autocrítica y sobre todo de mirarnos a nosotros mismos como hacemos nuestro papel activo en la sociedad. No solamente en el momento en que votamos pero sí que es importante ese momento. Ser capaces de hacer autocrítica, y con total honestidad creo que he votado a tres partidos diferentes en las últimas etapas de mi vida, eso quiere decir que ninguno me convence o quién me convenció en un principio me dejó de convencer después. Con esto lo que quiero decir es que es importante que hablemos, que tomemos conciencia de que es importante votar y súper importante, que yo no lo había hecho hasta ahora, es leerse todos los programas. Es un coñazo porque son materias y propuestas complejas pero hay que hacerlo para votar con criterio. Por lo menos que sepamos lo que estamos votando, cada uno la opción que quiera. Discuto muchas veces en casa, a veces nos dejamos llevar por titulares incluso en la música. Todos miramos los titulares y hay que mirar los contenidos de dentro porque no votas un titular. Un programa tiene más de un punto. Por desgracia, todos los españoles podemos conformar un partido nuevo si uniéramos puntos de cada programa, pero hay los que hay o bien se vota en blanco. Y si se vota a un partido, que lo hagan con el que con más puntos estés más de acuerdo y que creas que los pueden llevar a cabo. Muy rara vez los llevan pero intentarán llevar todos, no solamente uno. Me parece complejo y la música es igual. Yo me lo tomo con la misma rectitud. Yo quiero hacer discos y el siguiente se hará cuando haya doce canciones que tengan peso, algo que contar, que estén bien hechas, grabadas, producidas y donde yo tenga el rearme suficiente dentro de “La Madriguera Records” para poder afrontar la etapa de un nuevo disco como autónoma. Ya dije ayer y puse un par de tweets de lo que significa ser autónoma en la industria musical en este país. Y puse el ejemplo con la última canción con la que no fui autónoma que es “Mejor mañana” que puede ser mi canción más radiada, mía dentro de mi repertorio. No me queda otra que seguir remando y remando, que remedio.

P: Es un disco honesto, sensible y se disfruta. Y personalmente estoy cautivada con la canción de “Sally” porque todos tenemos esa autocrítica con nosotros mismos

Vega: Quién diga que es inamovible y que sigue siendo el mismo que cuando tenía 18 años, le falta honestidad. Es normal que tengamos sueños modulados acordes a la edad que tenemos y a las responsabilidades que tenemos. Yo con 18 años era casi una rebelde sin causa. Tenía una causa clarísima que era la mía, pero cuando digo una rebelde sin causa me refiero a que sólo me importaba mi causa. O mis problemas. También tenía muchísimas menos responsabilidades de las que tengo ahora pero como yo, creo que todos. En definitiva, los sueños los modulamos y los anhelos van dirigidos al tipo de vida que llevamos. Obviamente ya no es por el hecho de la maternidad, que también porque es súper importante, pero simplemente como mujer crecí y al crecer maduras, pero no maduras porque antes fueras idiota o ingenua, simplemente tenía otras prioridades y en cuanto tus prioridades cambian, modulas, maduras y tiendes a querer ser bastante más social y más aglutinada a tu gente. Tener ese estado de bienestar lo mejor posible. A mi las prisas nunca me gustaron. De hecho con “La Reina Pez” empezamos y tuve un momento una sensación de vértigo, de que otra vez entraba en una vorágine porque yo creía en mi cabeza que había perdido dos años de mi vida porque uno me había dedicado a escribir “La Reina Pez” y otro a ser madre. No me quedaba otra porque con este trabajo estuve prácticamente hasta que di a luz. No podía desplazarme ni tocar por la noche porque es un oficio que por la maternidad, no por temas de género, de sueldo ni nada, la conciliación es muy complicada. Entonces tenía la sensación de que había perdido tiempo y me entraron unas falsas amigas que son las prisas, y de repente paré y toqué lo que podía tocar porque lo quería hacer. Pero quería hacerlo bien y sin estar estresada. Me pasó que después de sacar “La Reina Pez” y con una hija de un año estando demasiado tiempo fuera de mi casa, entre Estados Unidos, Colombia y México, sin dormir con ella ni verla pues vi que no me compensaba porque al final tampoco es honesto estar haciendo lo que más disfruto y realmente estoy pensando que tengo unas ganas locas de volver a casa aunque sean dos días. Entonces cambié el método de la gira y de repente decidí girar en acústico, visitar más espaciado, en locales más pequeños donde la presión no me pudiera al punto que yo no pudiera hacer las cosas que hago, y poder hacerlas bien y que realmente mi mente estuviera donde tenía que estar. Así lo he hecho y así va a quedar, no tengo intención de retomar. Lo tengo bien claro que voy a tocar en estos sitios y luego me tengo que dedicar a seguir escribiendo para ver si realmente hay la posibilidad de un próximo disco y para poder atender a mi otro trabajo, que como muchos españoles tengo dos trabajos, uno es “Vega” y otro es “Vega” cuando escribe para otros. Ese otro trabajo el que me da de comer, con el que me puedo mantener y así me pueda gastar el dinero, aunque sea 4 euros por canción en streamming, en hacer discos propios. Necesito dedicarle tiempo a ese otro trabajo también. Así de crudo.

P: Y falas en galego en el disco

Vega: Eso es porque al final después de todos estos años, llevo el mismo tiempo en Andalucía que fuera y me pasa una cosa muy curiosa que es que se me pegan los acentos en dos segundos. Llevo tanto tiempo fuera y mi marido es gallego, mi núcleo de amigos son gallegos así que entonces soy una persona como ellos y con musicalidad. Igual que me aprendo una canción, tengo esa gran virtud o defecto según quién lo mire, de que la oreja se me adapta al lugar en el que estoy. No me pasa solamente cuando voy a Galicia, me pasa cuando voy a México y cuando voy a Estados Unidos con el inglés. Incluso en Colombia por el matiz del acento, y me pasa por oír porque al final me acomodo para no desentonar porque todo me desentona y como músico si no me suena armonioso, me es extraño.Así que me acomodo. Mis acentos en las entrevistas van bailando y van viniendo, y mi hermana que es periodista como tú me dice, “te recuerdo que eres de Córdoba, eres española y que se note en algún momento”. Porque en España, me lo notáis más con el acento gallego pero en México muchas veces mi hermana me ha dicho, “están presentando a una artista internacional y aunque sea por dar credibilidad a la entrevista, intenta mantenerte en el acento con el que naciste”.

VEGA-01La conversación se me hizo corta. Especialmente porque Vega es sincera en todos los poros de su piel. Ha creado un mar donde todas nos sentimos reinas peces y que es una muestra de que con cariño, sinceridad, profesionalidad y amor a la música se puede hacer una creación que sea, además, con materiales que respetan el medio ambiente y todo manuscrito por la propia Vega. No se pierdan tampoco su documental “La reina pez. 10 años remando” y si queréis escucharla este sábado en Málaga en acústico, y en directo, en la mejor jornada de reflexión que podrían tener, las entradas las podéis conseguir pinchando AQUÍ.

Y si queréis escuchar la entrevista con Vega, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

https://www.ivoox.com/entrevista-vega-la-reina-pez-audios-mp3_rf_34914650_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter