ALMERÍA WESTERN FILM FESTIVAL SE CLAUSURA CON UNAS DE SUS EDICIONES MÁS INTERNACIONALES

En anteriores ediciones, desde que decidimos apostar por el esfuerzo que se realiza desde este desierto de Tabernas tan enriquecedor para el mundo cinematográfico, ya nos habíamos percatado de la gran importancia y en enfoque internacional que este Festival está causando gracias a su programación y apuesta por la memoria de estas tierras de western. Tal y como recordaba el alcalde del municipio, José Díaz, es el único evento dedicado a este género y ese valor se tenía que poner en solfa, no sólo a nuestra propia historia nacional, sino a tantos profesionales que visitan y que ya se acercaron a contribuir positivamente con su mirada propia pero desde sus propios países. Esa ha sido una de las conclusiones más enriquecedoras al escribir mis últimas palabras de este séptimo certamen.

Colin Van der Straeten. Director de "La beaute du geste". Fotografía de Javi Sánchez
Colin Van der Straeten. Director de “La beaute du geste”. Fotografía de Javi Sánchez

La jornada del sábado finalizó con la última sesión de cortometrajes que se presentaban a concurso. Los directores que estuvieron presentes para hablar sobre ellos son Ian Bugley con “Nine mile creek” y Colin Van der Straeten con “La beaute du geste”. Para nosotros fueron las proyecciones más flojas de emoción y sí más enfocadas a un género más neowestern, al que tendremos que acostumbrarnos, formando parte de una ola de tendencia más moderna.

Directamente nos dirigimos a Fort Bravo donde se desarrollaba una jornada con menos actividades que en nuestro anterior día en Oasys MiniHollywood, pero sí que se centraron en el acto por el que se el entregaba el premio “Tabernas de Cine” al actor George Martin, quién estuvo disfrutando y alabando la evolución que había sufrido la provincia de Almería, con respecto a su época interpretativa, donde rodó hasta 15 largometrajes, convirtiéndose en un intérprete capaz de encarnar a tanto a héroes como a villanos.

El periodista Evaristo Martínez fue el encargado de presentar este homenaje recalcando la valía del actor que provenía del mundo de la gimnasia. Gracias a ese porte pudo interpretar muchos papeles de galán, cosa que viéndole en su vida cotidiana nos cercioramos que no ha perdido para nada ese rol, sobre todo con las fans que se acercaban a solicitarle una foto. Su primera película de género western fue en el año 1964 con la película “Fuera de la ley y pudo trabajar con los más brillantes actores de su época. Además ha desempeñado en su última etapa labores como guionista, productor y también director.

George Martín recogiendo su premio "Tabernas de Cine". Fotografía de Javi Sánchez
George Martín recogiendo su premio “Tabernas de Cine”. Fotografía de Javi Sánchez

Una de las grandes alegrías del acto fue la presencia de su amigo, el actor Sal Borgese, quién le acompañó en seis películas, entre ellas “Los tres superhombres” y que habló de una forma entusiasmada de lo contento que estaba por estar allí con George Martin y que le traía muchos recuerdos de ambos al estar por esos parajes. El intérprete no para de lanzar besos al público en agradecimiento del galardón y recalca que tras los cambios que ha venido observando en Almería, va a pedir que le hagan oriundo de la zona. Y por supuesto que el reconocimiento que se le hace desde el Almería Western Film Festival le supone un regalo maravilloso a su edad.

Como decíamos, esta séptima edición se ha transformado en un contexto muy internacional y lo denotamos en su palmarés donde se ven recompensados los trabajos de muchos países, además de las historias más cosmopolitas que hemos podido disfrutar en prácticamente todas las proyecciones de las secciones.

La gala de clausura se convirtió en un monólogo dividido en varias partes donde la actriz Nadia Torrijos lanzaba su desparpajo sobre ciertas costumbres almerienses, llevándolas al extremo más cómico y desenfadado. Todo esa teatralización se acompaña al piano que fue banda sonora constante para las intermediaciones entre premios propios gags de los textos preparados para la ocasión.

Había mucho entusiasmo entre el patio de butacas, sobre todo por el esfuerzo empleado para sacar las producciones que hemos podido contemplar durante todos estos días y, el director del Almería Western Film Festival, Juan Francisco Viruega hacía referencia igual que a los premiados, a sus acompañantes. Me pareció una reflexión muy acertada porque fui testigo de mucho cariño y amor de las personas, que muchas veces soportan ese estrés y pésimos horarios de trabajo y que se sentían igual que felices, que los agraciados con sus distinciones.

Carlos Pérez Siquier recogiendo su premio "Desierto de Tabernas". Fotografía de Javi Sánchez
Carlos Pérez Siquier recogiendo su premio “Desierto de Tabernas”. Fotografía de Javi Sánchez

Restaba una de las últimas condecoraciones con el premio “Desierto de Tabernas” al fotógrafo Carlos Pérez Siquier, una reconocidísima figura dentro de este campo que ha reflejado tanto en rodajes como en muchas de sus ideas para exposiciones, y que se mostraba satisfecho por su galardón teniendo, según sus propias palabras, “el triste privilegio de la edad”.

Mi propia gala de clausura también la viví momentos antes de la oficial. Concretamente en la tienda, “La Factoría”, de fotografía y publicidad que regenta el incansable profesional y de gran calidad humana que es Marco Kowalski Roca, donde nos regalaron el concierto de Javier Arnal y Vera Acacio que siempre supone instantes de sorpresa y felicidad a la par, con sus canciones defectuosas que marcan el carácter de lo que merece la pena disfrutar. Es como la ley del desierto que tienes que cumplir, y venir a Tabernas y no sentir esta emoción, te deja valga la redundancia “desierto” de sensaciones que debes llevar en tus botas de polvo y arena.

Foto final de premiados del VII Almeriía Western Film Festival
Foto final de premiados del VII Almeriía Western Film Festival. Fotografía de Javi Sánchez

Más de medio centenar de actividades, ocho largometrajes, 22 cortometrajes y la presencia de actores, directores, productores y guionistas han sido la resolución de cuatro días especiales, donde el valor del cine clásico como el que tiene que venir, ha quedado reflejado en ese trabajo constante que hace de este Festival, nos haga descubrir que la magia del cine sigue existiendo sin fronteras. Hasta el año que viene.

PALMARÉS AWFF 2017

Sección Oficial de Largometrajes

  • Premio a la Mejor Película:HELL OR HIGH WATER, de David Mackenzie (EEUU).
  • Premio especial del Jurado al Mejor Neo-western:MIMOSAS, de Oliver Laxe (España)
  • Premio a la Mejor Interpretación: Shakib Ben Omar, porMIMOSAS.
  • Premio a la Mejor Contribución Técnico-artística: Sergio González y Emilio García Rivas, por el diseño de sonido deMIMOSAS.

Sección Oficial de Cortometrajes

  • Premio al Mejor Cortometraje: GOLD, de Guilhem Connac (Francia)
  • Premio especial del Jurado al Mejor Cortometraje Neo-western: UNE FOIS DANS L’OUEST, de Sophie Kamurasi (Francia)

Otros premios

  • Premio del Público: FUGA DE LA PATAGONIA, de Javier Zevallos y Francisco D’Eufemia (Argentina).
  • Premio RCService a la mejor Dirección de Fotografía en una obra española: Mauro Herce por MIMOSAS.
  • Premio RTVA a la mejor Creación Andaluza de Género Western: A PRUEBA, de Pablo L. De Aramburu (Cádiz).
  • Premio a la mejor Práctica de Escuelas de Cine: LOS ODIOSOS CUATRO, de Adán Pichardo (Universidad Rey Juan Carlos, Madrid).
¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter