Hay un problema cuando nos enfrentamos a una película donde ya sabemos de antemano que son más dos horas de proyección, y es que el ritmo debe compensar el nivel…
Continuar leyendo...