AUNQUE ME META CON TODOS LOS PERSONAJES, ES CON TERNURA PORQUE ES COMO MIRAR ESTA CONTRADICCIÓN DEL SER HUMANO

Somos personas incongruentes y contradictorias aunque nos cueste reconocerlo. Con un humor sublime, Aisha Wizuete ha creado una serie de mujeres que reflejan esta realidad y que nos harán disfrutar y reír este próximo domingo 30 a las 17:00 en La Cochera Cabaret con «Loca del chakra»

P: ¿Cual fue el germen de la función?

Aisha Wizuete: Tiene que ver con un personaje real que es una azafata. Me fui de vacaciones con unas miagas, entramos en el avión y vimos a una azafata un poco autómata, con la sonrisa permanente todo el tiempo y como ida totalmente, entonces nos pareció una mujer muy interesante. Entonces ahí empezamos a delirar con el tema de la hipoxia, que es cuando te falta el oxígeno por las alturas, por los espacio cerrados y como que esta mujer estaba ida. Empezamos a fantasear sobre qué le podía pasar a esta mujer azafata dentro del avión. Entonces desde ahí, justo en estas vacaciones estaba una amiga que es dramaturga y empezó el germen del primer personaje de «Loca del chakra» que es Tania. Tania en realidad era el nombre de la recepcionista del hotel que nos acogió donde fuimos que era otra mujer bastante personaje, en el sentido de intentar mantener bajo control un hostal lleno de gente joven, que entran y salen a la hora que quieren. Entonces entre estas dos salió Tania, y desde ahí fuimos buscando personajes que tuvieran que ver con esto, con mantener la calma en situaciones en las que en realidad quieres, con perdón, mandar a la mierda en todo el mundo, pero no puedes porque queda mal.

P: En la representación vamos a ver a diferentes tipos de mujeres

Aisha Wizuete: Como dice una amiga mía, tú no dejas títere con cabeza, tu te metes con todo el mundo. Y es así. Me parece que con el humor se pueden decir un montón de cosas, que de otras maneras quizás no se pueden porque son un poco fuertes, o porque a la gente no le gusta recibir. He elegido como cuatro arquetipos de mujeres que pueden ser como muy opuestas a nivel de ideología o de política, de lo que tu quieras, pero que les pasa lo mismo que yo creo que es lo mismo que nos pasa a todos los seres humanos que es esta cuestión de la incongruencia. Porque somos incongruentes y somos contradictorios, todos hacemos una lucha en general por ser unas buenas personas, unos buenos seres humanos pero en realidad la rabia y el odio lo tenemos dentro, y muchas veces nos queremos cagar en todo y desaparecer. Eso me parece muy humano y muy bonito, y por favor reconozcámoslo ya. No somos perfectos

P: Me gusta que sea un texto original sacado de la propia realidad

Aisha Wizuete: De hecho hay uno de los personajes que es Pilar, que es una mujer que da una charla sobre las buenas costumbres, y hay cachos del texto que son directamente tomados de revistas de los años 40 y 50, y son muy fuertes. Y esos textos que hoy los leemos, que hoy nos causan gracia porque nos parecen increíbles, son reales. Hablo directamente de textos de la sección femenina. Los lees hoy por y hoy y no los puedes creer, lo más bestia de ese monólogo es justo lo que es verdad. Luego también ¿qué tomo de base más real de la vida?. Pues yo misma. Yo me autoplagio a mi misma, hay cachos de diarios míos, de diarios de los peores momentos de mi vida, de estos que te levantas y lo ves todo negro y horroroso. Me leo a mi misma y me hago mucha gracia porque me digo: esta mujer, pobrecita. Aunque me meta con todos, es con ternura porque es como mirar esta contradicción del ser humano.

P: ¿Cómo disfruta el público con este espectáculo?

Aisha Wizuete: Muy bien porque la gente se lo pasa muy bien. Se ríen mucho. El técnico de la sala donde estaba me dijo «muchas gracias, por fin un texto de comedia picante». No es un humor blanco, que está bien también pero no es lo que yo hago. A mi me gusta decir las cosas. A lo mejor hay alguno de los personajes que es un arquetipo mucho más concreto y reconocible que la gente se puede sentir ofendida, pero es que en realidad todos los personajes, y los más cercanos a mi, también son muy irónicos y yo no me siento ofendida de reírme de mi, de mis creencias o de las cosas que yo hago. Yo me rio mucho de mi, entonces hay que tener una reflexión y ver de qué se está hablando en realidad, porque se ponen como ciertos patrones en boca de los personajes, pero que son para hacer ver otra cosa que es la fragilidad humana y la contradicción que es un asunto que a mi me interesa muchísimo. Yo lucho por ser coherente en mi vida, pero yo tengo un inconsciente que está ahí y que a veces se me interpone en el camino, y tengo mis negatividades, mis luchas y mis miedos que no acompañan al camino de mujer perfecta, maravillosa, estupenda y trabajadora que tengo que tener.

Recordad esta imprescindible cita para una tarde de domingo en la que apoyar a creadores con textos originales que nos hacen pensar y que la carcajada no pare desde el primer instante. «Loca del chakra» es esa oportunidad de vernos ante el espejo y sentir un genial trabajo de una artista muy polifacética y completa. Descubran cómo Aisha Wizuete no deja títere con cabeza.

Si queréis comprar entradas para la función del domingo, solo tenéis que pinchar AQUÍ

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter