LO BONITO ES QUE CONECTES CON LA GENTE CON LO QUE ESCRIBES Y CON LO QUE TOCAS

Trance«Entrar en trance» es una expresión común pero también la forma con la que Paul Zinnard logró sacar este trabajo grabado durante el periodo de confinamiento. Se llama así «Trance», y contiene diferentes influencias que se reflejan en estos temas que no se necesitan entender para disfrutarlos, ni conocer esas inspiraciones para apreciarlos.

P: La forma en que se grabó el disco tiene que ver con entrar en trance

Paul Zinnard: El disco se grabó en octubre del año pasado cuando en Madrid había restricciones de movilidad, y nosotros grabábamos en las afueras y teníamos que desplazarnos, y todo el mundo sabe lo extraño que era desplazarse en esos días que no había gente por la calle. La cuestión del trance es que al grabar y al tocar muchos músicos juntos, se experimenta una especie de trance, y ese trance es más propio del directo. En estudio es como más frío y complicado, me imagino que pasa lo mismo que si se hace teatro en televisión, como no hay público ese trance es solo entre los músicos y a veces lo pasamos por alto, como que buscamos el preciosismo de que quede bien lo que grabamos en vez de que quede verdadero, y ése era el objetivo de la grabación. Por eso, lo titulé «Trance».

P: Es un disco que no precisa de etiquetas

Paul Zinnard: Lo bonito es que luego conectes con la gente con lo que escribes y con lo que tocas. Pero, en si, pienso que el lenguaje musical es mucho más primario que incluso las letras. En realidad, lo que escribimos es un vehículo para poder transmitir una sensación, por eso digo que no hace falta entenderlo que realmente el trabajo nuestro se debería conseguir transmitirlo, sin ni siquiera entenderlo. Luego, a posteriori, si uno quiere profundizar está muy bien pero no creo que sea necesario.

P: Tienes una canción eternamente inacabada que es «Some kind of secret love»

Paul Zinnard: Todas las canciones del disco, excepto esa, pertenecen al mismo periodo. Fueron escritas en el confinamiento, pero ésa es una canción muy antigua mía. La escribí con 22 años, pero siempre me fallaba la última estrofa, nunca la conseguí. De hecho, ya la había grabado antes y cuando llegaba a la última frase me llevaban los demonios, no lo conseguía. Y en el confinamiento intenté acabarla y el problema es que tardo mucho más en acabar algo que has perdido el hilo de lo que estabas haciendo, que en hacer una nueva por eso se quedan apartadas. Me gustaba tanto el principio que me empeñé, y luego lo conseguí.

P: La que más me ha gustado es «Into your room»

Paul Zinnard: Yo creo que el suicidio es un tema tabú, pero no solo un tema tabú entre nosotros porque nos resulta muy incomprensible a los que no nos suicidamos. Yo creo que el suicidio es un tema tabú en prensa, hay una ley no escrita sobre eso y solo se publican los suicidios de gente famosa o conocida. No se publica el suicidio de alguien anónimo y yo he vivido varios cercanos. No lo entiendes y es incomprensible, de lo que trata la canción es el preludio a ese suicidio, la decisión y el «voy a hacer eso». Y yo creo que es algo aterrador, me da pavor. Yo creo que a todos se nos queda, incluso con gente que no conoces, nos queda dentro el «¿no podía haber hecho algo?. No sé hasta qué punto eso es una sensación lógica.

P: Con tus músicos has trabajado antes en varios grupos diferentes, sin coincidir entre ellos y los has juntado para tu disco en solitario

Paul Zinnard: Es muy extraño. Con Christian hemos trabajado en dos discos largos, algunos temas sueltos y muchos directos pero nunca con los demás. Sí había trabajado con Christian y Miguel a la vez, pero Miguel tocando a la guitarra no al bajo. Y luego había trabajado con Willie B. Planas pero siempre como guitarrista, no como pianista. Y con Patricia de Velasco había trabajando con ella produciendo canciones suyas como cantante, pero no como guitarrista. Así que cada uno iba jugando con algo nuevo y ha sido fantástico. La experiencia con ellos no es solo de este disco, ya hemos hecho canciones sueltas antes. Esto ha sido como un trabajo de un año ya montándolos.

 

Paul1Carlos Oliver es quién se esconde detrás de este álter ego de «Paul Zinnard» y ha conseguido que este disco «Trance» no tenga ni discurso ni posición, si no que sea intangible. Eso es un gran acierto y estoy convencida que le va a llegar a mucha gente. La batería, percusión y coros corre a cargo de Christian Chiloé, el piano y órgano Hammon a Willie B Planas, la guitarra eléctrica y coros a Patricia de Velasco y el bajo a Miguel Morell.

Si queréis escuchar la entrevista con Paul Zinnard, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

https://www.ivoox.com/entrevista-paul-zinnard-trance-audios-mp3_rf_67729933_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter