MÁS QUE A TORQUEMADA YO ESPERO QUE EL PÚBLICO SE ACERQUE A LA FIGURA DE BENITO PÉREZ GALDÓS

Pedro-Casablanc-Torquemada_1535257575_130190421_1200x675La primera vez que pasó «Torquemada» en el Teatro Cervantes de Málaga recibió un apoyo contundente por parte del público y los profesionales, así que es una alegría que los que no pudimos disfrutar de Pedro Casablanc en el escenario tengamos esta oportunidad de descubrir cómo se desdobla en tantos personajes en este montaje.

P: La dificultad radica en que es un monólogo donde tienes que poner voz y cuerpo a diferentes personajes

Pedro Casablanc: Es una dificultad pero al mismo tiempo es un placer y es un gusto porque me da la oportunidad, de hecho ese es el motivo por el que acepté hacer este proyecto, de crear un montón de personajes durante la hora y media que dura la función. Es a lo que los actores aspiramos, a crear cuantos más personajes mejor en nuestra carrera. Si de pronto en un único proyecto de teatro tienes la posibilidad de crear diez personajes, es un placer. Y además con un texto tan bueno y con un lenguaje tan rico, poético y lleno de imágenes, de ironía y tristeza también al mismo tiempo. Me permite hacer una gama tan espectacular de actuación que sí que es una dificultad, es un trabajo duro y muy forzado, pero tiene luego el reconocimiento que puede tener cualquier frase que digas en una película que con una frase te pueden dar un Goya, pero por hacer un trabajo de hora y media en el que supone una implicación corporal, física, mental y emocional pues a lo mejor pasas sin pena ni gloria, pero bueno esa es la diferencia entre el teatro y el cine.

P: Sé de buena tinta que los que han visto ya «Torquemada» les llegas al corazón con lo que haces

Pedro Casablanc: Eso lo noto, sin ninguna duda. Lo noto cada vez que termina la función y recibo ese aplauso tan caluroso. El público está entregadísimo viviendo el espectáculo. Es impagable.

P: ¿Cómo va a lograr el espectador acercarse a la figura de «Torquemada»?

Pedro Casablanc: Yo espero que se acerque el público, más bien, a la figura de Benito Pérez Galdós, que es lo que me ocurrió a mi. Yo me quedé absolutamente prendado del lenguaje de Pérez Galdós, de sus novelas y yo creo que es un autor que, aunque el año pasado fue el centenario de su muerte y por eso se hizo, que fue el año del COVID que ha sido muy difícil para todos, dando la casualidad que fue el año que se cumplían 100 años de la desaparición de uno de los mejores novelistas españoles, casi contemporáneo, pues Juan Carlos Pérez de la Fuente, el director, me hizo conectarme mucho con Galdós y proponerme el reto de leerme casi toda su obra. De hecho, ahora estoy releyendo «Fortunata y Jacinta», que la había leído hace mucho tiempo y me parece una obra maestra de la literatura, para quién le guste la literatura. Y para quién no, que siga viendo la tele, que no pasa nada. Si no lees no pasa nada, pero si lees pasa mucho, ese es un lema que leí en algún sitio y me encantó. Y las cuatro novelas de «Torquemada», que es una tetralogía, esas cuatro novelas hablan de la ascensión, y de alguna manera de la caída moral de un hombre que fue un usurero y un precursor de un capitalismo que ahora estamos sufriendo de una manera atroz y despiadada. La manera de quitar el modo de vida a la gente, el robo legal permanente que hay, tanto sea las compañías de teléfono, la banca o las compañías eléctricas. Nos hemos metido en una trampa de la que es difícil salir. El origen de todo esto está en los usureros, en esa miseria que retrata Galdós en Madrid, que también está en muchas obras de Dickens, porque Galdós y Dickens son dos autores que tienen mucho paralelismo en muchas de las cosas que cuentan en esa solidaridad que tienen con las clases pobres, con los desprotegidos y eso es lo que cuenta, de alguna manera, «Torquemada». La ascensión de un tipo que se ha hecho así mismo a base de estafar, robar y como llega a ser senador, político, marqués pero al mismo tiempo cuenta un recorrido vital, triste y con desgracias familiares. Un tipo que, de alguna manera, tiene un poco lo que se merece, esa justicia poética que expone el autor en las cuatro novelas. Lo reflejamos en el teatro como podemos, que yo creo que está bien reflejado porque el texto de Ignacio García May, basándose en las cuatro novelas, me parece un prodigio. Cuatro novelas que configuran 600 páginas de texto, reducirlas a un monólogo de hora y media es un gran trabajo.

P: En Málaga volveremos a acogerte en el Festival de Cine con «La casa del caracol» que ha dirigido Macarena Astorga

Pedro Casablanc: Yo estoy encantado. Yo soy medio malagueño, casi malagueño de adopción. Macarena es amiga de hace tiempo, y tengo un pequeño papel en «La casa del caracol», y es mi tercera visita al Festival de Cine de Málaga. Hacía mucho tiempo que no iba presentando proyecto, el año pasado entregué el premio a Kiti Mánver con, luego estuve este año en los Goya y Málaga se está convirtiendo en una ciudad de cine fundamental. Así que estaré feliz de estar otra vez.

5ff8a00f28188«Torquemada» está basado en la tetralogía de Benito Pérez Galdós e Ignacio García May ha logrado adaptar sus palabras en este monólogo de casi hora y media, un excelente trabajo que ha dirigido Juan Carlos Pérez de la Fuente y que no deben perderse mañana sábado 15 a las 19:00 en el Teatro Cervantes de Málaga.

Y si queréis escuchar la entrevista con Pedro Casablanc, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

https://www.ivoox.com/entrevista-pedro-casablanc-torquemada-audios-mp3_rf_69979635_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter