DAREMOS TÉCNICAS QUE NOS VAN A AYUDAR A CONTROLAR NUESTRO ESTRÉS DE UNA MANERA MUY SENCILLA Y POTENTE, Y POR ENDE, NUESTRA VIDA

La vida nos presenta oportunidades interesantes para seguir aprendiendo y creciendo. Os proponemos empezar el año con Ramón Andrade y su teatro álmico, un taller intensivo de 16 horas con un título muy tentador, «La búsqueda», y que será el comienzo de una solución para actores en formación o personas que quieran atreverse a hacer un cambio en su vida contra el estrés o la depresión

P: ¿En qué consiste el teatro álmico?

Ramón Andrade: Es un concepto que yo he diseñado uniendo dos palabras que van a estar presentes en el taller que son teatro y alma, ya que considero que todo lo que vamos a practicar en el taller va a intentar acercarnos un poquito más a la esencia nuestra. Lo que es el alma, lo que es la verdad, lo que todos somos, las cualidades que tenemos para brillar, para ayudar, para servir y entonces a través de ejercicios de teatro «básicos», de primero de carrera, elementales pero no tan elementales a la vez porque ya te están acercando a una interpretación seria, siguiendo la línea de Stanislavski, y por otro lado la línea de Layton para también hacer improvisaciones, fluir con el cuerpo e ir encontrando a través de todo esto nuestra verdad. Por eso teatro álmico, porque vamos a buscar el alma a través de jugar con teatro y con todo lo que conlleva el teatro, que es expresión corporal, vocal, musical, gestual y todo eso.

P: ¿Cuáles son las ventajas para un profesional o alguien interesado en hacer este taller contigo?

Ramón Andrade: El taller está diseñado en tres partes. Ésta es una primera, va a ser un poco experimental porque vamos a probar, siendo la primera vez que lo hago y llevo mucho tiempo diseñándolo y viéndolo dentro de mi. Esta primera parte va a aportar el conocer la conexión que puede llegar a tener el teatro con la búsqueda espiritual. Yo voy a intentar que eso sea así. El profesional que se dedique a esto, que termine este primer módulo en este caso, porque luego vendrán un segundo y un tercero si la cosa fluye, así lo tengo de libre como he tenido este primer módulo que se titula «La búsqueda», si fluye ya veremos lo que ocurre. En este primero vamos a poder quizá el profesional que venga ya con un poco de conocimiento, con un poco de idea, quizás se le va a destapar, o así yo lo voy a intentar, otra ventanita que le puede llegar a ver lo que le ayuda a buscar a través del arte que es muy mágico, en este caso a través del teatro a su propia alma, a su propia paz y su propio conocimiento de él mismo, lo que tiene peso en la vida, lo que no tiene, poder discernir mejor en la vida. Todas estas cualidades que el alma, son las que para mi importan y en el fondo nosotros aprendemos poco a poco durante nuestra experiencia a incorporarlas, en mayor o menor medida, y son las que quiero que la persona experimente en el taller a través del juego del teatro, las dinamizaciones grupales, haremos muchos ejercicios de cohesiones grupales, comunicación, escucha activa y todo esto súper relacionado con el teatro que es ahí la cuestión de por qué lo relaciono tanto, porque también he estudiado teatro y tiene muchísima conexión. El teatro, en el fondo, es organicidad y la vida es orgánica, y el alma en realidad debe estar y debemos aprender. Creo yo que estamos en un momento de la humanidad y en una etapa de la vida en el que las personas debemos aprender a estar más conectados con la organicidad de la vida, que es lo que da el alma, ese pulso. Ni forzar ni desacelerar, es como aprender a quedarte en el centro y vivir más orgánicos el momento, y todas estas cualidades con ejercicios de teatro que quién los conozca pues se trabaja muchísimo.

P: ¿Qué actitud tengo que llevar al taller?

Ramón Andrade: La mejor actitud para mi es la que deberíamos tener todos en la vida siempre. Y eso también lo vamos a intentar trabajar en estos talleres que es el venir sin expectativas y con la mente totalmente abierta. No creerte nada de lo que veas, de lo que oigas o de lo que te digan, simplemente fluir ahí y que te llevas tu luego, porque en el fondo cada uno tiene que ser fiel a su experiencia y a su sentir. Es que no podemos hacer otra cosa. Ese sentir yo creo que cambia, las emociones son transitorias y los sentires también son muy humanos, no es nada divino el sentir, es más humano y es necesario pero ese sentir debe fluir en coherencia con tu presente, y el cambio de ese sentir vendrá pero tú tienes que fluir. Yo creo que habrá algo que la gente se lleve, más de una cosa, espero.

Este taller de teatro álmico se va a impartir en Calle Cuarteles, 41 este viernes 13 de 16:30 a 20:30, el sábado 14 de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 y el domingo 15 de 10:00 a 14:00. Ramón Andrade es un gran conocedor tanto del mundo artístico como del espiritual, y os animo a que os dejéis llevar por su ilusión y sus ganas de mejorar como profesionales, y ante todo como seres humanos. El precio es de 50 euros.

Para información y reservas lo podéis hacer en el 622 78 14 88

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter