LA LITERATURA ES UNO DE LOS ÚLTIMOS TRABAJOS MÁGICOS QUE EXISTEN, POR ESO ME ENCANTA TANTO LO QUE HAGO

Nunca me habían conseguido desmontar en una entrevista. Normalmente, una se posiciona de manera que el receptor se sienta tranquilo y explique lo que quiera presentar de una manera natural y cómoda. Con Manel Loureiro, es imposible. Controla absolutamente todo desde que te saluda, el espacio, quién está en él y cómo hacer partícipe a quién se encuentre alrededor, y sobre todo, lo que ya intuye que le vas a preguntar y cómo responderte para que te quedes boquiabierta. Así reconozco que lo consiguió conmigo. Que me costaba horrores mantener su mirada magnética y no quedarme cautiva en cada una de sus palabras de lo que lograba preguntarle. Creo que ese es su gran talento que lo traspasa a lo que escribe. Los lectores que le han seguido desde sus primeras publicaciones se sienten atrapados en los ambientes e historias que él cuenta, porque tiene esa capacidad tan asombrosa, y lo ha logrado de nuevo con su última novela “Fulgor”

 

Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez
Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez

 

P: ¿Cómo ha sido tu viaje para construir un personaje protagonista femenino tan intenso?

Manel Loureiro: Crear un personaje femenino es un auténtico reto para un escritor hombre y, me explico, las respuestas racionales de hombres y mujeres son exactamente iguales, el problema son las respuestas irracionales, las emocionales, las intuitivas y las impulsivas porque son absolutamente distintas, afortunadamente entre hombres y mujeres. Construir un personaje femenino cuyas respuestas impulsivas y emocionales fuesen reconocibles por una lectora era muy difícil. Eso suponía un reto para mí. Por otra parte, necesitaba algo más. “Fulgor” es un thriller donde los personajes son sometidos a una tensión extraordinaria. Los hombres, en esas situaciones, tenemos tendencia a crear una especie de efecto tunel y avanzamos sin mirar a los lados. Estamos programados genéticamente para hacer eso. La respuesta femenina es mucho más poliédrica, vosotras sois mucho más complejas, tenéis muchos más matices y sois más reposadas.

P: Uno de los objetivos que logras con “Fulgor” es que el lector sienta toda esa tensión dramática que describes en cada página del libro

Manel Loureiro: Conseguir que una ambientación de una novela funcione es una de las cosas más terriblemente difíciles. Es el equivalente a tener una orquesta y conseguir que todo el mundo toque a la vez. Contar una historia es fácil pero ¿cómo logramos que el lector se cree el entorno?, pues muchas veces tienes que recurrir a los pequeños matices y a las cosas inconscientes. Empiezas a pegar las primeras pinceladas y, de repente, como te vas a ver reconocido en una de ellas, caes. Somos hijos de la generación audiovisual. Eso implica que tú tienes muchos códigos y resortes en tu cabeza que la generación de nuestros padres no tenía. Eso a la hora de crear atmósferas, ayuda mucho porque es muchísimo más fácil.

 

Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez
Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez

 

P: Entonces, los escritores sois como una especie de magos que jugáis con esos elementos para provocar al espectador

Manel Loureiro: La literatura es magia. Es uno de los últimos trabajos mágicos que existen. Por eso me encanta tanto lo que hago. Escribir consiste en hacer aparecer a personas que no existen, dotarlas de vida, de presente , pasado y futuro y de motivaciones, ponerlas en un entorno que no existe y, de repente, existe y es real . Es crear un universo de donde un rato antes no había nada. Si eso no es magia, yo no sé lo que es. Es tan absolutamente increíble y maravilloso que es una manera brutal de conseguir hacer algo distinto. Por eso nos gusta leer que es un trabajo proactivo. Escuchar música es pasivo, puedes ver la tele y hacer un trabajo que no requiera mucha concentración pero si estás leyendo sólo puedes estar leyendo, exige un ejercicio de concreción.

P: Eso es un ejemplo de porqué me gusta más la literatura en papel que en digital

Manel Loureiro: La experiencia en lectura digital es distinta a la de en papel. Está demostrado porque hay estudios que determinan que la capacidad de retención de lo que has leído en una pantalla es aproximadamente un 35% de la que tienes cuando lo lees en papel. Recordamos menos lo que hemos leído. Yo siempre he sido un defensor del libro digital, de hecho lo llevo para no ir cargando con papel, pero estoy volviendo al papel porque la experiencia es insustituible.

 

Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez
Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez

 

P: Cassandra tiene dos características que no son baladí: es psiquiatra y el mito de su propio nombre

Manel Loureiro: Es psiquiatra porque tiene lógica que una mujer que se está enfrentando permanentemente a la situación de no sé si me estoy volviendo loca y que todo lo que esté sucediendo a su alrededor es real, tenga un conocimiento exhaustivo de la mente humana. Eso hace mucho más complicado ese momento que tiene ella de no sé si lo que está pasando es real o estoy derrapando por esa pendiente que lleva hacia la locura. Y el nombre, evidentemente, hace referencia a la mitología clásica que es un arte que se está perdiendo y que es genial porque ahí están todas las historias que nos han contado. Cassandra es la mujer a la que Apolo maldice con el don de ver el futuro pero que nadie le va a creer jamás. Cassandra en “Fulgor” no puede ver el futuro pero, sin embargo, se encuentra con el mismo problema. Es depositaria de un secreto y un conocimiento enorme que no puede utilizar porque nadie va a creer una palabra de lo que ella diga.

P: En la historia creas a los “oscuros” que me parecen una crítica implícita a personas que se comportan de esa misma manera

Manel Loureiro: Existen y todos los hemos experimentado alguna vez. Todos conocemos a gente que es absolutamente brillante, ese tipo de persona que, de repente, llega a un sitio y todo el mundo se queda prendado de lo que dice, arranca una sonrisa de la gente que está a su alrededor, le carga de energía y da buen rollo. Es una de estas personas que es como una pila, se va y te quedas zumbando un rato. Y todos conocemos su reverso tenebroso, el compañero de clase, de trabajo o el familiar que es un puñetero vampiro emocional, personas tóxicas que te dejan vacías y te cargan de mal rollo. Si eso existe, ¿por qué no ir un paso más allá? ¿Por qué no dotarlo de una característica especial? Esta es la magia de la literatura también. ¿Y si resulta que eso que nosotros podemos percibir de una manera inconsciente, se puede ver también?

 

Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez
Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez

 

P: ¿Te has puesto en algún momento en el lugar de Cassandra como Manel Loureiro?

Manel Loureiro: No. Nunca me he puesto en el lugar de Cassandra. Pero si estuviese en su lugar, yo posiblemente actuaría de una manera muchísimo más impulsiva, muchísimo menos racional y posiblemente acabase mucho peor. Mi defensa sería embestir como un toro en defensa de lo que yo quiero

P: ¿Cómo has logrado desbancarte de tu primer éxito “Apocalipsis Z” y que ya los lectores sean fieles a tus historias sin comparar con ese debut tan destacado?

Manel Loureiro: Eso fue una decisión consciente y complicada en su momento. Yo podía haberme quedado escribiendo permanentemente lo mismo y hubiese funcionado cada vez peor porque te acabas siendo prisionero de un grupo cada vez más reducido y más taliban de lectores. Que eso es complicado. Conozco a muchos autores que le ha pasado. Encuentran una buena vez, te empiezan a contar la historia y se van a la segunda, a la tercera, a la cuarta, a la quinta, a la sexta y cuando se han dado cuenta, han desperdiciado quince años de su vida contando la misma historia para un público más reducido porque nadie va a entrar en la séptima entrega de un público que no ha entrado en la primera. Pero es que, además, las historias tienen un principio y un final y hay que dejarlas crecer y hay otras historias que contar. Llega un momento en el que tienes que saber cuando una historia se ha acabado. Es mucho más complicado darle un final digno a una historia que darle un comienzo digno. Sobre todo, hay que hacer madurar a tus lectores contigo, no madurar en el sentido de enseñarles lo que es bueno y lo que no, eso es una temeridad y una presunción absurda porque no puedes hacerla porque no eres nadie pero si “obligarles” a que te acompañen en el camino y decirles “ahora vamos a una historia un poco más complicada”. Es la manera que tienes tú de crecer como escritor y la manera que tienes tú y ellos de ir creciendo contigo en esa aventura

 

Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez
Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez

 

P: Y tal y como te estoy conociendo en esta entrevista, eres una persona muy inquieta que no podría contar siempre lo mismo

Manel Loureiro: Me aburro fácilmente. Soy como los niños hiperactivos. Ahora mismo estoy con la promoción de “Fulgor”, escribiendo mi siguiente novela, trabajando en un proyecto de un episodio piloto para una serie de televisión y con tres o cuatro historias más. Siempre tienes que empujar y estar creando cosas porque es la única manera de que ese estado de efervescencia te permita encontrar nuevas historias

P: De todos esos proyectos, intuyo que no me puedes desvelar nada

Manel Loureiro: El episodio piloto es para un canal de televisión española y que ya estamos en la fase de escritura de una historia que disfruto especialmente porque, por primera vez, me permite ser el “showrunner” que es una manera un tanto pija de decir que me van a dejar dirigir conceptualmente la historia. Yo ya he trabajado en muchos equipos de guión que son, un poco, una jaula de grillos donde un montón de gente opina, mete la cuchara y, al final, acaban esas historias absolutamente irreconocibles y un poco clónicas. Ahora como se está empezando a respetar la figura del creador es precisamente cuando, de repente, empiezan a diferenciarse.

 

Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez
Manel Loureiro. Fotografía de Sonia Jiménez

 

P: Recomiendo cuando lean “Fulgor” que escuchen la canción de Johnny Cash, “Folsom Prison Blues” que aparece reflejada en el libro. No sé si para lo próximo que prepares, ya habrá música

Manel Loureiro: Yo tengo una manía de escritor. Siempre busco una canción, normalmente suele ser instrumental, que ponga un bucle, una y otra vez mientras estoy escribiendo, hasta que dejo de oirla. Genera una especie de ruido blanco, de fondo, que yo ya dejó de oir y a mi me genera una sensación de aislamiento sensorial total. Hay varias canciones que utilicé para “Fulgor” que fueron fantásticas porque, aparte que me metían en ambiente, cada vez que las escuchaba y dejaba de oírlas, era como una campana de cristal que se hacía a mi alrededor y podían estar sonando horas.

P: ¿Te da miedo que te diga que ya estás consolidado en el mundo de la literatura?

Manel Loureiro: Llevo ya diez años desde que empecé a escribir. Ocho años desde que se publicó mi primera novela. He sido publicado en 36 países y traducido a 18 idiomas. Creo que un poco consolidado estoy. Es mi trabajo, yo colgué la toga hace tres años porque es una profesión extremadamente exigente y que quema, por tanto, desborda. Al final, no dejas de ser un mercenario de traje y corbata y cuando te liberas de esa carga y encuentras un camino de salida, que yo lo encontré, es un alivio.

 

Manel Loureiro durante su presentación en Fnac Málaga. Fotografía de Sonia Jiménez
Manel Loureiro durante su presentación en Fnac Málaga. Fotografía de Sonia Jiménez

 

Terminada la entrevista, me quedo con ese entusiasmo inquieto de Manel Loureiro que le permite contagiarte como esas personas brillantes que él mismo nos ha descrito que transmiten buen rollo. Tiene una creatividad psicológica que le va a permitir relatarnos historias tan increíbles como la de su protagonista Cassandra, en este su último libro publicado, “Fulgor”. Según la RAE, “fulgor” es resplandor y brillantez, curiosamente lo que nos ha transmitido Manel en esta charla.

Y si quieren escucharle, lo único que tienen que hacer es pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-manel-loureiro-fulgor-fnac-malaga-audios-mp3_rf_8722638_1.html

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter