Todo-el-dinero-del-mundo

En “Todo el dinero del mundo” nos dejamos llevar de una manera fácil y bien trabajada por la historia de una madre desesperada por lograr rescatar a su hijo, secuestrado por una organización de delincuentes italianos que quieren un rescate millonario que saben que puede proporcionar el abuelo de la víctima, John Paul Getty, aunque no esté muy por la labor.

Ridley Scott nos cuenta con unos brillantes tiros de cámara que hacen avanzar la historia a ritmo lento, pero siempre atrayente, cómo son las personalidades de los protagonistas desde el principio, para que comencemos a barajar cómo se van a comportar cada uno de estos roles ante este drama tan inesperado. El abuelo Getty es un rácano nato, ambicioso que quiere acumular más dinero del que podría gastar y que sólo valoriza todo en su vida a partir de lo que cuesta. Su nuera, Abigail Getty, que representa Michelle Williams, es una luchadora incansable que lucha contra todos los obstáculos para lograr recuperar a su hijo. Y Mark Walhberg interpreta al ex agente de la CIA, Fletcher Chase, que utilizará su experiencia para ir a favor de recuperar a Paul Getty, pero también tendrá ese doble juego de trabajar a las órdenes de ese abuelo que no quiere perder su dinero.

Lo más interesante de esta película es las pesquisas que el espectador puede ir replanteándose a medida que avanza la trama, cómo te dejas llevar sin ningún problema por todas las escenas y cambios de trama por los que tiene que ir pasando, y cómo también a través de sutilezas de los personajes te vas sorprendiendo de giros inesperados, y reflexiones que quiere marcar de la forma de ser de los intérpretes principales.

Es una excelente opción de thriller interesante, con buenas interpretaciones y que te deja ese buen sabor de boca de una buena historia. No perderán todo el dinero del mundo en esta inversión cinematográfica.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter