LA DISTOPÍA QUE NO DEJARÁ DE SORPRENDERTE

20024090_10155546752018615_7268205863858304224_oLos lectores hemos detallado, en muchas ocasiones, esa maravillosa sensación de degustar un libro y no poder dejarlo hasta llegar al final de la historia. Reconociendo que hacía tiempo que no me sucedía, la editorial “El transbordador” lo consigue gracias a la primera novela que publica Ekaitz Ortega titulada “Mañana cruzaremos el Ganges” que, afortunadamente, tendréis ocasión en Málaga de escudriñar junto al autor en la presentación que se hará el próximo viernes a las 20:00 en “En Portada Cómics”. Una trama sobre periodismo en una sociedad donde nos controlan factores sobre los que no tenemos ningún poder y que nos llevan a un mundo sin libertad propia, y todo esto lo vemos reflejado en la experiencia de la protagonista, Eva Warren, un personaje maravillosamente ideado del que hablamos en esta entrevista y de otros muchos más aspectos.

P: Hablas sobre una sociedad donde el poder lo tienen controlado desde lugares o sistemas que no son visibles y, en ese terreno se mueve una periodista con sus propios problemas personales a intentar vivir en ese mundo que le rodea

Ekaitz Ortega: Esto nace de la situación actual aunque empecé a escribirlo hace cuatro o cinco años. Nació de la situación que estamos viviendo y que vivimos actualmente. Tenemos un gobierno pero es cierto que hay unos poderes que son muy abstractos y que me preocupan mucho, como el poder económico o el Banco Mundial que siempre nos dice lo que tenemos que hacer, pero ¿quién es esa gente? ¿qué tecnócratas son? y ¿quién les ha votado?. Aprovechando esta distopía, tanto a nivel de denuncia como prospectivo, me dije ¿por qué no utilizar estas herramientas para crear una historia y, dentro de esa historia aprovechando el mismo género meter una serie de personajes y hablar sobre temas más cotidianos?.Cuando me planteé la historia, pensé en dar el protagonismo a un personaje más anónimo y menos evidente que los actuales. ¿Por qué enfocar la novela hacia el líder o hacia un revolucionario o un héroe? ¿Por qué no dejarlo en una periodista, un personaje sencillo que pueda darte una apertura de miras mucho más amplia?. Me parecía interesante que ese personaje que lo que hace es sobrevivir, cómo observa a la sociedad y encima siendo periodista con una situación muy complicada muchas veces. Yo admiro a muchos periodistas porque son unos traductores de lo que es el poder, un traductor de “nos están diciendo esto, yo te lo traduzco a ti como lector, comprador u oyente”.

P: Es muy curioso porque igual que los periodistas tienen que tomar distancia con las noticias que cuentan, la protagonista, Eva Warren, también lo hace, en principio, con el lector hasta que la propia realidad le supera y se desahoga conociéndola mucho más durante el desarrollo de la historia

Ekaitz Ortega: Es una cosa que me preocupaba bastante a la hora de escribir la novela. No es un diario pero sí son unas notas sobre una vida que ella va escribiendo hace un par de décadas que ha ocurrido esto. La vida es muy confusa y muy cruel, a veces, e inesperada sobretodo. La novela empieza cuando ella es una periodista independiente y, por ley, obligan a los periodistas independientes a trabajar para un gran medio para así tenerlos controlados. A partir de ahí, es cuando comienza la novela. Entonces, los vaivenes vitales que tiene pues me preocupaba mucho que fuesen interesantes para el lector y me costó mucho escribirlos. Y luego acompañar a alguien en su vida cotidiana, es complicado y no sé hasta qué punto puede generar interés o no, pero sí que es una buena herramienta para partir de ahí y vislumbrar todo lo que nos rodea.

P: Creo que tiene bastantes herramientas para que al lector le resulte interesante, la poca descripción que resulte pesada, el mojarte y no quedarte en la superficie de los hechos y la gran cantidad de ironía que contiene el libro

Ekaitz Ortega: En el proceso de documentación que hice para esta novela donde leí de muchos temas, me pareció muy interesante una serie de lecturas de autores, que aunque las situaciones no eran comparables a las de mi novela, sí que es cierto que como lleva la gente su vida cuando está sometido por un estado antidemocrático y violento, guardar un equilibrio es muy complicado. Quería que esa tensión se viese en las líneas que va describiendo la protagonista.

P: Es un ejercicio que también haces, dada tu trayectoria en medios, de enseñar al lector cómo funciona el periodismo

Ekaitz Ortega: Yo tengo una máxima que es un poco triste, “conocer algo es desmitificarlo”. Realmente eso ocurre. En los más conocidos no suele ser así pero la gran mayoría que son desconocidos, hacen su trabajo y están enamorados de él, a veces son personas utópicas que tienen ilusiones irreales y que son complicadas de llevar a cabo porque tienes que hacerte para el medio en el que trabajas. Yo creo que Eva, que es una mujer de cincuenta y equis años, es un personaje que quería dibujarlo así. Que fuese una persona que utiliza una serie de herramientas como resistencia para poder transmitir lo que a ella le interesa.

P: Creo que pretendes hacer una llamada de atención hacia una sociedad donde estamos demasiado controlados y, sin saberlo, y siempre pienso en las redes sociales, por ejemplo.

Ekaitz Ortega: Hace poco tuve la oportunidad de releer el libro de Umberto Eco, “Apocalípticos e integrados”, sobre cómo ver los mass media y cómo es el final de una época o es algo para integrar en nuestro día a día. Con las redes sociales y el periodismo pasa, un poco, lo mismo. Pero no. No es ni blanco ni negro. Es, más bien, gris. A día de hoy, sabemos esos sistemas de control perfectamente, es información que se nos va de las manos y se utiliza para vendernos cosas, y esperemos que no pero se piensa que es una herramienta por parte del gobierno, pero aún así la utilizamos. Y yo el primero. Sin querer aleccionar a nadie, y evidentemente porque no tengo la hipocresía de criticar algo que yo utilizo, me parece interesante hablar sobre ello. Dialogar con el lector y pasa también con esa distopía de la ciencia ficción, es una herramienta para decir “mira, estamos haciendo esto y puede llegar a ser equis, vamos a pensar en ello”.

P: Tiene un ritmo tan fluido que verdaderamente podría ser una película

Ekaitz Ortega: Ahí ya no sé qué decirte. Estaba tan estresado porque me llevó mucho tiempo escribirlo y tenía la gran preocupación por llevar a cabo todo lo que traía detrás, y que tuviese sentido. Es cierto que hay una buena dosis de emoción, no como emoción de acción sino de momentos emotivos. Ya no estaba pensando en una película o en un cierre espectacular, estaba muy preocupado diciendo “¿voy a ser capaz de llevar esto a cabo?”. Ahora ya es cierto que acabé de escribirla y, hasta que no se publica la novela no la acabas porque la estás revisando constantemente y tenía la obsesión de decir “ya, quiero publicar esto sea como sea y sacarla adelante”. Es cierto que ahora que he conseguido que esté fuera y que pertenezca a los lectores, quizá con el tiempo pueda pensar en que sería una buena película. A día de hoy, ser autor de un libro te mete en un zulo en el que pierdes la perspectiva sobre la obra a otros niveles.

P: Tu idea ha podido ser una realidad gracias a la editorial “El Transbordador”

Ekaitz Ortega: Tuve la suerte de, a través de Manuel de los Reyes, que ha hecho el prólogo y es un gran traductor además, leyó la novela en su fase inicial y le gustó. Mientras yo iba moviéndola, el mismo Manuel un día nos puso en contacto a Pilar y a mí. Ha sido un placer trabajar con “El Transbordador” y con Pilar. Porque ha sido un contacto muy personal y muy profesional, nos hemos entendido muy bien y mostró un entusiasmo que yo agradecí. No me puedo quejar de cómo están yendo las cosas y de cómo han ido. Ahora a ver la recepción que va teniendo. Está claro que publicar es muy complicado y, a día de hoy, publicar una novela que es una distopía pero que incluso puede gustar más a gente que no lee ciencia ficción, yo sabía que iba a ser complicado pero he tenido mucha suerte. No puedo quejarme.

23405790_1114934071976348_2592247652127290298_oUn sueño muy trabajado que se ha visto realidad en este libro que os recuerdo que va a ser presentado en Málaga en la librería “En Portada Cómics” y que podréis contar con el propio autor, Ekaitz Ortega y Pilar Márquez de la editorial “El Transbordador” para plantearles cualquier pregunta e intercambiar opiniones sobre este imprescindible libro. Será este viernes 17 a las 20:00 y se titula “Mañana cruzaremos el Ganges”. Se van a tener que preparar para la aventura de girar con su historia por diferentes rincones de España, entre ellos, Granada, Madrid, Bilbao, Santander y Barcelona. Ojalá cruce muchos ríos literarios periodísticos y de ciencia ficción como éste.

Si queréis escuchar la entrevista con Ekaitz Ortega, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-ekaitz-ortega-manana-cruzaremos-ganges-audios-mp3_rf_22096592_1.html

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter