Crítica realizada por Ana Sonia Macías Martín

“La Niebla y la Doncella” es un thriller policíaco basado en una de las novelas de la saga de Bevilacqua y Chamorro, escrita por Lorenzo Silva. Desde el inicio, y a lo largo de la obra, la acción y un ritmo constante, se suceden a través de escenas de extrema complejidad técnica que consiguen dotar al filme de un aire de super producción.

La atmósfera de las localizaciones hacen de la fotografía un elemento magistral en la película, con diversos planos en los que se juega con la niebla y se aprovechan al máximo las cualidades paisajísticas de la isla de La Gomera. Todo ello de nuevo, con un rigor técnico elevado y con planos de realización arriesgada.

El guión es complejo y en algunos momentos puede llevar a confusión pero no te hace aburrirte ni un solo momento mientras sigues la película. La historia se desenvuelve en la investigación de un antiguo caso por parte de Bevilacqua y Chamorro, quienes tienen que trasladarse desde la península, para investigar un caso de asesinato, por el que anteriormente un político local fue el principal sospechoso.

A pesar del crimen que hay que resolver, existe cierta tranquilidad en el ambiente de la isla. La mayoría son personajes de cierta envergadura y peso en cada una de las partes de la historia. Las mejores interpretaciones, esta vez, recaen en personajes femeninos llevados a la acción por parte de Verónica Echegui y Aura Garrido, ellas dan vida a la cabo Anglada y a Chamorro. Simplemente, magníficas intervenciones que se dan en un campo profesional mayormente masculino pero que en este caso no se aprecia esa diferenciación.

De nuevo durante este festival aparece el tema de la mentira, los propios colaboradores para la resolución del caso no siempre cuentan la verdad, y pueden llegar a tergiversarla, nos iremos dando cuenta conforme avanzamos en la historia, nadie hay libre de culpa, y lo positivo es que estaremos con esa sensación durante toda la película.

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter