CUANDO LA COMUNICACIÓN NO ENCUENTRA FRONTERAS

Héctor Noas. Fotografía de Mai Serrano.
Héctor Noas. Fotografía de Mai Serrano.

Ante épocas de conflicto, sobre todo si nos acentuamos en una época más contemporánea, las formas de comunicación siempre han sido el reducto para intentar llegar a la resolución de esas situaciones complicadas de más o menos riesgo. La palabra es la que toma la última decisión, sea en el lenguaje que sea, y en esta película de Ernesto Daranas se marca aún más intensamente a través de sus protagonistas y los diferentes idiomas que hablan y se entrecruzan. El cubano, el ruso y el americano.

Sergio es un radioaficionado que intenta, como toda la población cubana, ir sobreviviendo en el día a día. Un día probando su máquina logra contactar con Serguéi quién se encuentra en una estación espacial de la Unión Soviética con la problemática de no encontrar contacto con los suyos para poder volver a la Tierra. “Sergio&Sergei” habla de todo lo que nos une, más que de todo lo que nos intenta separar por cuestiones ideológicas o políticas. Aquí convergen diferentes formas de pensar para el objetivo común de lograr salvar la vida de las personas, y el mejor elemento que transmite esta historia es que lo hace a partir de una herramienta fundamental como es la comunicación. Y encima marcándolo en el sistema que más me gusta como es la radio.

Me ha hecho gracias especialmente esta mañana en rueda de prensa cómo el actor que da vida al cosmonauta ruso, Héctor Noas, cubano de pura cepa que tuvo que estar cinco meses aprendiendo su guión con una profesora de ruso y una coach en el set, cuando afirma que los cubanos siempre saben reírse de sus desgracias. Y es algo completamente cierto. Entre las diferentes películas que les puedan gustar de este país, comprobarán que esa tesis es más que cierta y es por ello que gran parte del material audiovisual que nos llega de allí, me resulta tan meramente atractivo.

Ron Perlman. Fotografía de Mai Serrano.
Ron Perlman. Fotografía de Mai Serrano.

En rueda de prensa de “Sergio&Sergei” también se encontraba Ron Perlman, quién ha sido el americano que ha podido formar parte de este proyecto y que conjuga ese vértice a tres para que ese intercambio de idiomas fuera posible en la película. Durante su explicación, pensaba que el momento de esta historia remarcaría el giro a la izquierda de su país que se marcó mucho más con la victoria de Obama, pero que desgraciadamente cuando esas relaciones se podían retornar a una estabilidad esperada por muchos, volvió Trump para regresar a a esa situación peor deseada para el pueblo cubano.

En la película vamos a poder emocionarnos con muchos detalles interesantes. Esos personajes más ancianos como la madre del protagonista o también su hija, que marcan esa ternura con toque de humor tan necesarios en una comedia como ésta, donde a veces sientes ese sabor agridulce de la verdad pero que enmascaran con esa soltura y alegría de vivir tan maravillosa. Lo importante como remarcaba, Héctor Noas, es la cultura de tres hombres que intentan salvar la vida de este cosmonauta y que sea un regalo para los hijos que tuvieron que vivir en esa época de los 90, esas disputas que en su momento no entendían y que ahora al ser mayores, como lo narra la niña protagonista Mariana, adquieren una mayor comprensión.

Ganadora del premio del público del Festival de Cine Latino de Toulousse, se va a estrenar el próximo 20 de abril en los cines y esperemos que nuestro Festival le de ese impulso necesario para que puedan ver y comprobar que lo mejor nos mueve en este mundo es la relación de amistad que tenemos entre los seres humanos, con el lenguaje particular que sea. Primordialmente, el de las buenas ideas y emociones como estamos viviendo estos días cinematográficos.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter