LOS LÍMITES ACTORALES

Rueda de prensa "No dormirás". Fotografía de Mai Serrano
Rueda de prensa “No dormirás”. Fotografía de Mai Serrano

Llegamos a una de las películas que, siendo de un género que particularmente no consumo por mostrar mi parte más aterradora que es una de las condiciones por las que no disfruto del todo de la experiencia cinematográfica, ha logrado ser la que más capte mi atención en lo que llevamos de esta 21 edición del Festival de Cine en Español de Málaga.

Ha sido una película perfecta para programarla a las 9:00. Te despierta todos tus sentidos enseguida sin necesidad de cafés matutinos. Y es que “No dormirás”, versa sobre una directora teatral que acomete técnicas de insomnio completamente extremas a un grupo de actores con los que quiere sacar su próxima función. Todo ello se mezcla en un universo de thriller psicológico, pero que utiliza el miedo de una forma totalmente adecuada para los que son profundamente seguidores de este género. Un desafío muy grande que contiene una gran riqueza visual, demostrado en la gran cantidad de rodaje de planos que tuvieron que desempeñar para conseguir los objetivos de esta trama.

Las protagonistas son Eva de Dominici y Natalia de Molina que interpretan a Bianca y Cecilia, las dos intérpretes que deciden asumir ese proceso completamente brutal e insano de estar más de 100 horas sin dormir. Ese proceso es el que quiere inculcar y llevar al extremo el personaje de Belén Rueda, Alma Böhn, que sería la creadora de ese sistema en el que pretende llevar a su emoción deseada para sus personajes en una performance de una sola función. Al no dormir, ellas están más abiertas a las emociones y es al punto al que Alma quiere llegar,  pero lo que ocurre es que esos límites están totalmente descontrolados y gracias a una atmósfera antigua y fantasmagórica, y un guión que evoluciona de forma cada vez más intensa a medida que nos acercamos al sorprendente final, se consigue llegar a todos esos efectos espeluznantes para desconcertar al espectador. El rodaje tuvo lugar entre Argentina y Canarias, en diferentes localizaciones que, como decimos, sugestionan aún más esa sensación de pánico.

Belén Rueda. Fotografía de Mai Serrano.
Belén Rueda. Fotografía de Mai Serrano.

Equivocadamente consideraba que la idea partía de esas técnicas actorales en las que se pide a los profesionales llegar a la emoción del personaje desde puntos bastante desbordantes para cualquier ser humano, pero en rueda de prensa uno de los productores de la película, muy cercano a toda la ideación de este proyecto junto al director Gustavo Hernández, confesaba que todo surge por un rodaje de un videoclip donde estuvieron varias horas sin dormir, y ese cansancio y todo lo que derivó en su físico fue la chispa para que “No dormirás”, fuera una realidad a contemplar en la gran pantalla.

Belén Rueda ha sido la representación española en una mesa plena de productores de la película. Ella muy acertadamente definía que lo importante de esta película no es el terror, sino que lo primordial es la situación de los personajes que los llevan a los estados que son palpables en la historia. Ante la pregunta de si esas fases son a las que llegan sus compañeros de profesión, la actriz determina que “hay que meterse de lleno en los personajes pero sin que se te vaya la cabeza”. Aunque haya maestros que puedan exigirles llegar a un punto más, el buen maestro es el que sabe hasta donde se puede llegar, y eso es lo que más se disfruta en este papel de Belén Rueda, el grado de maldad y sacrificio al que es capaz de provocar a las protagonistas de “No dormirás”.

Cuando no dormimos, nuestro cerebro se desconecta para descansar y lo que vivimos es el sueño real que vivimos en nuestra cabeza. Que uno de los lemas de esta película sirva para que podamos llevar a cabo esos reposos necesarios y seguir disfrutando de este intenso festival.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter