LOS MEDIOS SON MUY VOLUBLES Y A MI ME HA DADO LA OPORTUNIDAD MUCHA GENTE, PERO QUIÉN ME HA DADO LA PRIMERA DE TODOS HA SIDO INTERNET. 

Boti1Recuerdo que cuando hablamos con Patricia Ramírez presentando su último libro explicábamos que nos encontramos en la era de la sobreinformación, y en el caso que nos ocupó durante la promoción de “El jamón de york no existe” escrito por la divulgadora y farmaceútica Marian García, más conocida como “Boticaria García”, también es una referencia que nos hace tener muchos detalles diferentes sobre lo que es sano para toda la familia, lo que provoca que cueste encontrar lo que nos vale precisamente para conocer qué tenemos que comer. De todo ello hablamos en esta entrevista.

P: Has creado este libro para los vagos como yo que vamos a lo rápido en el supermercado y luego pretendemos llevar una vida sana y saludable

Boticaria García: Si uno abre un periódico digital ve que pone “tiempo de lectura un minuto o minuto y medio”, o sea que ya te están diciendo que sólo te van a quitar ese minuto o minuto medio de tu tiempo. Hay que entender que los tiempos van por ahí, y que yo puedo querer contar muchas cosas pero tengo que pensar en lo que quiere leer el lector. Entonces, todo este tipo de guiones prácticos, fichas, modelos o etiquetas yo lo que creo es que al final es lo que tu quieres. Y luego tienes el texto puesto para que si te quieres entretener, te aburras entreteniéndote. Pero lo veo fundamental porque al final no tenemos tiempo y yo creo que una de nuestras labores en la divulgación es masticar esa información para que tú digas, “oye yo que tengo que ver, ¿tres o cuatro ingredientes, un tres o un cuatro por ciento?”, dímelo y me quito de tonterías.

P: Pero aún así mucha gente te argumentará que no tiene tiempo a leer etiquetas

Boticaria García: Todos nos buscamos excusas, por supuesto. Y todos queremos justificar que no hacemos las cosas del todo bien. Y es verdad que llevamos unas vidas complicadas pero también es verdad que tenemos que reconocer que nuestro índice de peso y obesidad en España está entorno al 50% ya, que eso no se ha hecho así toda la vida porque hace 20 o 50 años no era así, con lo cual vamos a peor y que también tenemos que ser un poco responsables y decir “¿qué puedo yo hacer para estar mejor?”. Y se pueden hacer cosas sin necesidad de agobiarse. Mi idea es no cojas el libro pensando que” tienes que cambiar todo y vaciar la nevera”, si no que la próxima vez que vayas al supermercado digas “esta semana los yogures”.Entonces ese día sólo los yogures, y los demás compras la misma mierda de siempre. No te preocupes. La semana siguiente como los yogures ya los sabes y vas al bueno, ya no te cuesta tiempo y entonces “hoy el pan”, y el resto la mierda de siempre otra vez. Así uno a uno de los alimentos hasta que al final dices “ya sé cual es el alimento tipo que me va bien de todos los que hay”, y eso ¿qué tardas?, a lo mejor seis meses, pues seis meses porque no hay prisa tampoco. Total puedes haber seguido comiendo mal toda la vida.

P: Y a esa rapidez, únele lo poco que ayuda la sobreinformación.

Boticaría García: Y además la información falsa se propaga mucho más rápido que la verdadera. Yo siempre decía antes “el bulo interesa y el contrabulo también”. Y es verdad que el contrabulo interesa. Tú dices “la mayonesa de Mercadona tiene tóxica porque tal”, y eso lo sufren las grandes cadenas sobre todo. Y tú dices “esto no es cierto por esto y por esto”, y da igual que lo digas porque se comparte mucho más los que dicen que eso es tóxico y poco saludable. Mi idea y mi plan perverso es colarnos en la vida de la gente en la manera de la divulgación pero no sólo que se ponga una noticia, se comparta y te llega a ti, sino que aprovechando las redes sociales igual que hay muchas personas que siguen a Cristiano Ronaldoa Dulceida o a quién quieran, también sigan a divulgadores de distintos temas, puede ser de nutrición, de deporte o de lo que uno quiera, pero que nos sigan para que ese “venenito” ya se lo vayamos inoculando día a día, y cuando llegue la mala noticia, les pueda parecer rara y digan “uy pues esto no me cuadra”. Pero para que alguien se lo cuestione, tiene que estar sufriendo ese veneno ahí constante, y por suerte ahora es un buen momento para la divulgación en este país. Por lo menos de boquilla, quiero decir, por lo menos hay demanda por parte de la gente aunque a las instituciones les falta que vean ese papel que pueden llegar a desempeñar porque instagram y las redes están muy bien, pero de eso no se come. Pero bueno yo creo que estamos empujando.

P: ¿Y no te desquicia tanto bulo y noticia falsa?

Boticaria García: Chirria. Estuve hace poco con Laura de “Malasmadres” haciendo entrevistas en un supermercado que vamos todos los meses, y claro Laura y yo que llevamos haciendo esto dos o tres años pensamos que ya la gente sabe mirar las etiquetas y tal. Paramos a un señor y todo lo que no se debe hacer, lo decía y le parecía maravilloso y estupendo. Unas barbaridades que Laura y yo reflexionábamos y pensábamos, es que hay gente que esto ni se lo plantea. Sin embargo, entrevistamos a otra señora que dijo que le ponía jamón de york a la ensalada y entonces Laura le dijo que el jamón de york no existe y me presentó, pero claro ella no sabía quienes éramos nosotras y nos respondió que su hija le había ya dicho que tenía que comprar jamón cocido extra y nos quedamos las dos como diciendo “ella no lo sabe, pero su hija se ha informado y se lo ha dicho a su madre”. Algo es algo.

P: No solo hablas de esos cambios en los hábitos de compra si no de aspectos que el público probablemente desconozca como es el “triángulo de la farsa nutricional”.

Boticaria García: El dato en España es que el porcentaje de lo que se invierte en marketing en ultraprocesados es 70 veces más que el de frutas y hortalizas. Para mi fue demoledor porque si no se hace esa inversión en marketing la gente no tiene esa percepción, no puedes luchar contra un anuncio de la tele sobre todo cuando es un producto que está bueno. No nos engañemos. Hay veces que discuto con nutricionistas que dicen que eso es lo más rico, yo hay veces que comiéndome una ensalada o unas verduras a la plancha me parece maravilloso pero la gente que no está acostumbrada prefiere un “Big Mac”, y está más rico que comerse un brócoli. Eso es de cajón. Yo no dudo que haya gente que le guste más el brócoli pero es más palatable y está más preparado para que tu cerebro se vuelva loco un “Big Mac” que no un brócoli. Entonces, eso hay que entenderlo y hay que empezar ese proceso de cambio, pero claro si los del “Big Mac” regalan muñecos, se anuncian en la tele y los del brócoli no hacen nada y encima saben a brócoli, pues nadie come brócoli. Lo del “triángulo de la farsa nutricional” se me ocurrió pensando porqué sucedía esto y es porque le interesa a todo el mundo. A la industria le interesa contar una película marketiniana maravillosa sobre las bondades de unas galletas que bajan el colesterol. Al “influencer” o famoso de turno, le interesa que esa marca le llame y le pague por publicitar esas galletas. Y al consumidor también le interesa porque yo, como consumidor, ¿que prefiero cuando voy al súper?, ¿ver unas galletas que bajan el colesterol o ir al médico y que me diga que tengo que caminar 40 minutos todos los días y comer mucha fruta, verdura y avena?. Claro, te comes unas galletas que bajan el colesterol y a correr.  Ése es el triángulo tan perfecto. El consumidor las compra, le da dinero a la industria que vuelve a hacer marketing para que el “influencer” o el famoso las anuncie y tú lo escuches y digas “quiero”. Y así con todo. Eso es una farsa en la que todo el mundo está muy contento pero ahí tenemos los problemas cardiovasculares, la diabetes o la obesidad.

P: ¿Cómo fue pasar de la farmacia rural, a una sección en la radio cada quince días a ser una divulgadora que diariamente te podemos encontrar en muchos medios de comunicación?

Boticaria García: Muy agradecida. Yo había escrito un libro que era “El paciente impaciente” que eran anécdotas de farmacia y Pepa Fernández vino a Cuenca a hacer su programa de radio de esa época, y no debió encontrar a nadie porque somos muy pocos, me lo estoy inventado pero creo que tuvo que ser así porque ¿de qué me iba a llamar a mi Pepa con la gente que entrevistaba en ese programa todas las semanas?. Me llamaron y Pepa en directo me ofreció una sección porque fue una entrevista muy divertida de anécdotas, y yo le dije “no me toques las palmas que me conozco”. Empecé cada 15 días desde septiembre, y en febrero me llamaron y me dijeron “oye vamos a hacer un cambio en el programa, ¿tú querrías venir todos los domingos?”, y claro yo me acuerdo que estaba en el súper, llamé a mi marido y le dije “¿todos los domingos, Javi?”. Mis hijos tenían 4 y 5 años. Y mi marido me dijo, “a ti te gusta esto, lo que estás haciendo yo creo que tiene sentido, tira para adelante y ya nos apañaremos los fines de semana”. Y he estado tres años todos los fines de semana. Claro que ha sido una revolución. Y ahora estoy dos veces por semana, incluso. He pasado de estar 15 días a estar ahora de más.  Mi vida ha cambiado en 4 años de estar en la farmacia dispensando medicamentos a estar pensando consejos en las redes. Pero es verdad que la esencia es la misma, yo estaba en una farmacia de 500 habitantes en Cuenca, yo lo que hacía era hablar de salud, de nutrición y de dar consejos, y ahora hago lo mismo a los muchos escuchantes que estuvieran sintonizando esta mañana en Radio Nacional.  Es lo mismo de otra manera. La verdad es que yo quería ser periodista, esto no es casual. Yo quería ser periodista pero mis padres los dos son farmacéuticos y me dijeron “niña, si tú quieres comer caliente, papá y mamá tienen una farmacia, vente con papá y mamá y estarás bien”. Y yo pues en el fondo la farmacia me gustaba y dije “¿ por qué no?, yo iba por ciencias de la salud pero tenía el runrún ahí de la comunicación, pero es verdad que era complicado. Mi padre me decía “tu estudia farmacia y en tus ratos libres escribes”. Y al final acabé escribiendo y en mis ratos libres iba a la farmacia. Entonces mi padre vio que su consejo se le había ido de las manos y había que reenfocar. Es verdad que a mi siempre me había gustado mucho, y es una manera de compaginar la vocación que yo podía tener en comunicación con mi formación y mi profesión. Yo estoy súper contenta y todo son etapas, y además los medios son muy volubles y a mi me ha dado la oportunidad mucha gente, pero quién me ha dado la oportunidad primera de todos ha sido internet. Si no hubiera sido por el blog, yo no estaría aquí hoy. Yo he podido llegar a Pepa porque he escrito un libro, y he escrito un libro porque tenía un blog. Y muchas veces que se habla con desprecio de los “blogueros” no lo entiendo porque el blog es un medio de comunicación que es independiente y que te permite hacer lo que tú quieras con tu criterio, cosa que en muchos medios pues no puedes y no tienen porqué tener un criterio mejor que el tuyo como se ha demostrado con muchísimos medios de comunicación. Yo como farmacéutica si hubiera querido ir a una radio, obviamente hubiera sido difícil que alguien me abriera las puertas y gracias al blog empecé a crear un contenido y una base que a la gente le parecía que sabía juntar letras y que también sabía hablar, así que yo creo que tenemos que estar muy agradecidos a la oportunidad de ahora, de esta época, de que Internet con todo lo malo que tiene, pues Internet ahora es el medio y los medios y son capaces de lo mejor y lo peor. Instagram o Youtube son capaz de lo mejor y de lo peor. Es como decir, “la tele es mala”, pues hay programas estupendos como en la radio también, y también habrá programas basura. Internet es sólo un medio y nosotros decidimos, y ahí una vez más el público es soberano y decide si lo que tú estás haciendo en tu medio les gusta o no les gusta, y si te sigue o no te sigue.

P: Yo no sabía que en tus presentaciones literarias te acompañas siempre de música

Boticaria García: Yo tampoco lo sabía pero las mejores cosas que me han pasado últimamente han sido por casualidad, por el cariño de la gente y por la espontaneidad. Hace un año hice mi primera canción con Gema del Caño que es la que da título al libro de “El jamón de york no existe”, después de ese hito en nuestra vida yo he seguido cantando en charlas o en “Zapeando” haciendo el hit, y en la presentación que hice en mi pueblo en Belmonte, de repente yo no iba a cantar o no lo tenía ni pensado y me llegó un mensaje por instagram esa misma mañana de una chica que es de “El Toboso” que es un pueblo que está a no sé cuantos kilómetros de mi pueblo, y me dijo “yo voy a ir verte y si quieres llevo la guitarra”. Y yo le dije, “pues fenomenal, prepárate el Let it be y unos cuantos más que le dije”, y me dice ella “no, estaba de broma que yo soy catequista y sólo me sé canciones de misa”. Y le dije “pues mira, el Alabaré, alabaré no me da tiempo a versionarlo pero prepárate tres canciones que te voy a decir”, y la chavalita que es un encanto que se llama Alejandra, se presentó con su marido, sus dos niños y su guitarra, ensayamos que es verdad que tenía los compases de catequista, con lo cual fantasía total, hicimos las canciones y fue muy divertido. Al venir a Málaga he probado igual a ver si suena la flauta y puse que necesitaba guitarrista para Marbella y para Málaga, y allí en Marbella se plantó Fran que me escribió su novia y unos niños también que tocaban el ukelele y lo pasamos fenomenal, y hoy en Málaga tengo hasta una cantante profesional por todo lo alto. Si vas dejando que las cosas surjan y hay tan buen rollo, las cosas salen bien.

Boti3Antes de llegar a la entrevista, Marian García ya había gestionado la temática de su sección en el programa matinal de Pepa Fernández, y mientras escribo estas líneas siguen saliendo medios donde requieren de su colaboración para ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida de manera nutricional. Y es que ella ha comprendido, con su vena periodística que anhelaba y que está cumpliendo, los mejores métodos para hacer llegar sus conocimientos y que nuestros hábitos se conviertan en una salud fuerte que nos permita un día a día con la energía necesaria. Y disfrutando del placer de comer, que una cosa no quita la otra, aunque el jamón de york no exista.

Si queréis escuchar la entrevista con Marian García, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

https://www.ivoox.com/entrevista-boticaria-garcia-el-jamon-york-audios-mp3_rf_42168955_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter