EL MIEDO SE PRODUCE POR IGNORANCIA, POR FALTA DE CULTURA Y POR “MIEDO A LO DESCONOCIDO”, CUANDO LO BONITO ES APRENDER DE LO DESCONOCIDO

fotonoticia_20180214135519_640Este año he podido repetir la inmejorable experiencia de entrevistar a Daniel Albaladejo, un “pluriempleado” como él mismo se define que nos asombró enormemente con una galería muy variopinta de malvados, para regresar este próximo viernes 14 al Teatro Ciudad de Marbella con su compañía fetiche, Noviembre Teatro, y mostrar su montaje de la conocida “El caballero de Olmedo” de Lope de Vega. Así nos transmitió lo que vamos a poder disfrutar con esta obra.

P: La perspectiva a profundizar en esta ocasión es el temor al extranjero que viene a nuestra patria

Daniel Albaladejo: Lo que quería Eduardo Vasco es hacer la interpretación más pura que tiene la función de Lope de Vega. Esa cosa típica de “spanish” de la envidia al que es mejor que tú, el miedo que da el extranjero y todas esas cosas que son características universales pero, en ese sentido, se pueden definir como características muy españolas. La envidia o eso que llaman “la ojeriza”. Es esta cosa del miedo a lo que viene de fuera. Es al fin y al cabo de lo que habla esta función, que empieza como una comedia en el primer y segundo acto, de capa y espada, y acaba derivando en una tragedia con tintes de tragedia, de misterio, de sombras y de malos agüeros. Es lo que se empieza a atisbar en ese final. Es una función que no olvidemos que es el primer gran spoiler que hay en la historia del teatro, el público sabe perfectamente lo que va a ocurrir en el final, pero lo que le gusta de “El caballero de Olmedo” y que por eso van a verla y se mantendrá en la terna de las grandes funciones del siglo de Oro, es precisamente cómo les vamos a contar el hecho de que don Alonso vaya a morir, cómo le vamos a matar en ese spoiler tan brutal que tiene la función de “de noche mataron al caballero, la gala de Medina, la flor de Olmedo”. El público viaja en esa historia y en las palabras del verso de Lope de Vega hasta el desenlace final.

P: La apuesta entonces es sencilla pero efectiva

Daniel Albaladejo: Se pone mucho en valor la lectura de los clásicos, cosa que a mi me encanta. En ese sentido, Noviembre Teatro y en este caso, Eduardo Vasco en particular, quería contar la historia tal y como viene y está recogida en el texto de Lope, sin darle más artificio que el propio verso de Lope de Vega que yo creo que es bastante potente como para adornarlo o vestirlo. Evidentemente, necesita de una escenografía que firma Carolina González que es habitual colaboradora de Noviembre Teatro y un vestuario maravilloso que firma Lorenzo Caprile, que también es colaborador habitual y tenemos la suerte de que está con nosotros trabajando y que en el siguiente proyecto también está, y que también arropa el fantástico texto de Lope. Aunque para mi entender necesita poco arrope.

P: De esos malvados tan fantásticos que te vimos en nuestra ocasión anterior, ahora eres el extranjero “Don Alonso”

Daniel Albaladejo: Soy don Alonso, el extranjero que llega de Olmedo a Medina como torero reconocido. Llegando allí se encuentra en la feria de la ciudad, y se cruza la mirada con una maravillosa mujer que es doña Inés de la que se queda absolutamente prendado. Esta función es maravillosa porque empieza con el amor, porque yo creo que es un gran canto al amor que es uno de los motores de muchos. A partir de ahí, empiezan a pasar cosas muy divertidas en las que el público va jugando en la que manera de como lo ve Alonso y su criado Tello que se las perpeñan para ver como llegan a casa de Inés, y entregarle una carta donde le declara su amor y, además, doña Inés en ese sentido está siendo cortejada por don Rodrigo que es el habitante nativo de Medina. Al final, doña Inés se retira a los brazos de don Alonso y a partir de aquí es donde empieza el gran problema y la gran tragedia, con esta cosa que te contaba del halo misterioso que podría ser el esposo de “La Celestina” en la voz de Charo Amador que interpreta a Fabia, en la que una bruja conseguidora extraña por medio de artificios y de conjuros intenta que ella se enamore, y la función se va llenando de tintes fantásticos en ese sentido, y eso produce un mal agüero que se conjuga en el tercer acto donde Alonso tiene un sueño, y al final todo se va tintando de ese gran drama que va a ser la muerte de don Alonso.

P: Son propuestas que sirven para disfrutar de toda la familia, no sólo los amantes del teatro clásico

Daniel Albaladejo: Van a pasar un rato divertido, porque al fin y al cabo el teatro es una gran diversión, aunque sea una gran tragedia también. Habla sobretodo de ¿por qué nos da miedo lo de fuera?. Normalmente el miedo se produce por ignorancia, por falta de cultura y por “miedo a lo desconocido”, cuando lo más bonito es aprender de lo desconocido. No como palabras que se lleva el viento o una especie de cosa redicha y repetida de “no hay que acercarse”, es que hay acercarse y entrar al teatro para ver esta función, y entrar en la vida para que te vaya descubriendo cosas nuevas. Cualquier cosa desconocida no tiene que producir miedo, sino todo lo contrario, ansias de conocer. Estamos viviendo unos momentos que parece que damos pasos hacia atrás. Es como algo que se reitera, como que lo veíamos venir y de repente ha llegado. La verdad que como persona que vivo en el siglo XXI, aunque me dedico a ser actor, veo como de repente hay una parte de nuestra juventud, “divino tesoro” que diría el autor, que no tiene este miedo y tiene unas ganas de enfrentarse a lo desconocido, y conocer de lo desconocido, y dejarse llevar por lo desconocido para aprender y mejorar como ser humano. En ese sentido, nuestra función como actores y Noviembre Teatro como compañía es llegar al teatro, presentar este “Caballero de Olmedo” donde se ve perfectamente a qué deriva el miedo a lo desconocido, el miedo, la envidia, esa mala ojeriza y eso que nos sirva de ejemplo. El teatro, dentro de todo tiene grandes funciones, y una de las grandes funciones que tiene es una función social de enseñar y dejarte ver lo que tiene la vida. Y lo que tiene la vida es esto. Y te enseña una consecuencia y una enseñanza que es que el miedo a lo desconocido produce atrocidades. Dejémonos de no tener miedo a lo desconocido y enfrentémonos con ansias de saber, no con ansias de tener miedo.

P: Ha sido un gran año para ti

Daniel Albaladejo: Está siendo un año sobretodo teatral. Me acuerdo cuando hablé contigo de “Malvados de Oro” que estaba centrando toda mi carrera un poco hacia el teatro. Quería tener también un poco de pausa y dedicarme de manera más continuada al teatro, y descubrir cosas nuevas en el teatro, seguir avanzando en el teatro sin descuidar otras partes como el audiovisual o el cine. Pero es cierto que en la vida, lo que tu deseas y trabajas por ello pues empieza a aparecer. Este año se ha convertido en “El caballero de Olmedo”, “Malvados de Oro” y estrené “Entre bobos anda el juego”, también con Noviembre Teatro que arrancamos de gira justo después de las vacaciones en el Teatro de la Comedia en Madrid, y luego nos iremos por toda España con él. La verdad que ha sido un año para mí muy fructífero y muy revelador. Eso de que si trabajas duro, los deseos llegan sí es verdad. Te das cuenta que trabajar duro, hacer lo que te gusta y estar luchando por ello, hace que se abarquen tus metas. Como el camino, la lucha que haces hasta el fondo está un poco más cerca, pero en ese sentido lo estoy disfrutando muchísimo. También lo digo sin olvidarme de otras partes de enseñar la interpretación como el audiovisual que también me encanta y está ahí, pero tenía ganas de esta pausa, de tomarme estos dos años de darle caña al teatro y disfrutar, y sobretodo volver a hacer clásico que me ha parecido fantástico. Seguir intentando llevar lo que yo quiero encontrar en esto de la interpretación, esa cosa que yo sigo buscando que es intentar llegar a la verdad del personaje, que cuando parece que estoy más cerca parece que estoy más lejos. Pero bueno ahí voy pico a pico intentando desgranar y aprender, y sobretodo viendo cómo el público entra a la sala a ver la función y disfruta.

P: Y por tu instagram estamos viendo que estás siendo un crack del patín

Daniel Albaladejo: Tengo ese vicio. Uno cumple los cuarenta y tantos, deja de fumar y siempre tenía desde pequeño quise aprender a patinar, y por circunstancias nunca pude hacerlo. Hace dos años y algo, dije voy a aprender a patinar y con mi mujer hemos empezado a dar clases de patinaje, y me he enganchado y estoy hecho un máquina. Es un hobby pero descubres a otra gente y descubres el patín que me parece uno de los deportes más alucinantes que hay. No solo patinar como diversión sino como deporte, haciendo medias maratones y cosas así. Siempre que tengo un rato lo hago porque me pone la cabeza en un sitio muy chulo, y la sensación del cuerpo y de deslizarte es muy chula, nunca mejor dicho es deslizarte por la vida.

FOTO GERARDO SANZGSf_14 Daniel AlbaladejoComo les adelantaba, la función se va a poder ver mañana viernes 14 en el Teatro Ciudad de Marbella a las 21:00. Una ocasión imperdible en vuestros calendarios puesto que si lo que nos proponen es nuevamente ofrecernos la verdad auténtica de estos personajes, aprender de los desconocido y de nuevo, cambiar nuestras vidas al entrar al teatro, son sensaciones a valorar y que debemos recompensar por el gran esfuerzo de esta compañía. Y ojalá el futuro me vuelva a poner en el camino poder entrevistar a Daniel Albaladejo con su nuevo proyecto, o la excusa que sea pertinente.

Si queréis escuchar la entrevista con Daniel Albaladejo, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

https://www.ivoox.com/entrevista-daniel-albaladejo-el-caballero-olmedo-audios-mp3_rf_30747288_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter