LA VOZ QUE ENCONTRÓ SU LABERINTO EDITORIAL 

Laura Santiago Díaz
Laura Santiago Díaz

De entre las muchas casualidades que solemos ocultar las personas, la escritura suele ser una de las más comunesY es que supone uno de los ejercicios donde la sensibilidad se acentúa más a flor de piel. Laura Santiago Díaz encontró ese momento para hacer pública esa faceta y que saliera a la luz, “El laberinto de mi voz”. Un libro más que interesante con poemas que transitan por diferentes laberintos de los que nos relata en esta entrevista.

P: ¿Qué significa el laberinto de mi voz?

Laura Santiago Díaz: Significa muchas cosas. El laberinto es ese símbolo en el que vengo a representar, cómo a veces la voz propia se pierde en un camino que a ratos es intransitable, a ratos es un campo de minas y, sin embargo en otros momentos la voz va recorriendo caminos que son jardines de rosas. Titular el libro “El laberinto de mi voz” es explicar un poco, cómo a veces la voz del poeta se encuentra dentro de ese laberinto del que tiene que ir buscando su propia voz.

P: ¿Cómo ha sido esa selección final de los poemas?

Laura Santiago Díaz: La mayoría de los poemas de este libro están escritos entre finales de 2016 y mediados de 2017. Sí que hay alguno que es rescatado de una etapa anterior, uno de ellos es “Limpieza general” que sí se publicó pero en forma de relato corto en una edición colectiva que hicimos en Paréntesis, lo que pasa que luego lo transformé porque todo el mundo me decía que no era un relato, sino un poema, lo quise transformar y la gente cercana me insistió en que lo incluyese aquí. Quizá ese y “El patio enfermo”, que también es anterior, son los dos únicos que son de etapas anteriores. El resto han sido de la última cosecha.

P: ¿Cómo te inspiras para crear esos poemas?

Laura Santiago Díaz: Un poco de todo. Hay poemas que te salen del tirón y no tienes que corregir ni una coma, que esos son los que realmente después te gustan de verdad, y luego hay otros que van llegando, son ideas que te van llegando y las vas trabajando, y hay veces que al final escribes borrando y te das cuenta que el poema estaba debajo de muchas capas, que hay que ir quitando. A mí, personalmente, los que más me gustan son esos que te salen del tirón. De repente, vas por la calle y, a veces me ha pasado más de una vez, que me viene un poema y estoy en la calle, voy andando y voy dictando el poema a la grabadora del móvil. De hecho, uno de los poemas de este libro es muy curioso porque yo iba camino del Albéniz con mis niños a las sesiones matinales de cine, pasé por la puerta de la clínica Gálvez y, de repente, vi entrando a un matrimonio que iba con un bolsito y una maletita pequeña y surgió “En acto de servicio”. Se me vino del tirón. Fue ver esa imagen, esas dos personas entrando en la clínica y venirme a la cabeza, “llegan con un bolso de mano, pensando que van a quedarse sólo unas horas y no es más que un chequeo, y no sospechan que será en esa cama donde pasarán el resto de sus días”. Llegué al cine con mis niños, se sentaron en las butacas y yo seguía allí con la grabadora, y me salía al descansillo a dictarme algunos versos que se me venían.

P: Me encanta en uno de tus poemas cuando dices “de no ser por los libros, sería una mujer sin biografía”

Laura Santiago Díaz: Ese poema además me surgió después de releer uno de los relatos de Clarice Lispector. Fue una mañana que acabábamos de llegar de Ikea de comprar dos o tres cosas y lo típico que te pierdes por los pasillos de Ikea y, de repente, estaba por casa guardando las cosas y recogiendo, y también surgió un poco así. Resumiendo el laberinto del día en Ikea y que me acababa de leer aquel relato de Clarice Lispector, y empecé a montar ese poema con esas piezas que fui uniendo del día.

P: ¿Los libros han sido parte de tu vida? 

Laura Santiago Díaz: Han sido mi refugio. He nacido en una familia muy numerosa, somos ocho hermanos, siete hermanas y un hermano, y bueno aunque siempre he estado rodeada de gente, como siempre me he sentido muy sola porque mi hermana mayor se llevaba conmigo siete años, entonces soy de las más pequeñas y luego tengo otra hermana más pequeña que yo, pues para mí los libros desde que era niña han sido un refugio. A mí me encantaba eso de meterme en la biblioteca del colegio a la hora del recreo con otra amiga, Esther Ramos, y sacarnos los libros, tocarlos y olerlos. Nuestros recreos los pasábamos allí.

P: Ediciones “En Huida” son los que finalmente han sacado tu libro que tiene una portada preciosa

Laura Santiago Díaz: La verdad es que han tenido muy buen gusto. Ha sido todo idea de la editorial.

P: Obviamente teniendo en cuenta motivos de poder seguir viviendo de esto, de lo que principalmente estarás contenta es que ya se pueda leer tu obra.

Laura Santiago Díaz: En cierto modo, yo que soy una persona tímida en realidad, cuesta a veces que alguien que no conozco demasiado, me diga que ha leído tu libro y que, en cierto modo, me hayan desnudado. Me satisface mucho que puedan leerme.

Laura Santiago Díaz
Laura Santiago Díaz

El pasado domingo, Laura Santiago Díaz, tuvo la ocasión de abrir fuego presentando su libro en el pub “The Shakespeare” con gente muy allegada y seguidores. Nos quedaremos a la espera de poder ir conociendo más su obra y, mientras tanto, podéis conseguir su libro tanto en Luces, Áncora, Rayuela y Proteo y a través de la web de su editorial, pinchando AQUÍ. En breve, hará más presentaciones que iremos anunciando en cuanto las conozcamos. Por nuestra parte, le acompañaremos a la salida de todos los laberintos que quiera recorrer con su voz poética.

Si queréis escucharla entrevista con Laura Santiago Díaz, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-laura-santiago-el-laberinto-mi-audios-mp3_rf_22457782_1.html

 

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter