SI LO QUE SUCEDE EN “ARTÍSTIKA TEATRO”, SE PUDIERA EXTRAPOLAR A LA VIDA Y A LA SOCIEDAD SERÍA MARAVILLOSO

Lorena Roncero durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano.
Lorena Roncero durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano.

Disfruta. Ama. Crea. Respira. Siente. Explora. Canta. Sueña. Baila. Vuela. Juega. Descubre. Actúa. Vive…siempre con una sonrisa. Al entrar en el espacio de Artístika Teatro son las palabras que nos encontramos como filosofía del centro y nos inspiran para ir conociendo cual es la intención para que muchos profesionales y aficionados de las artes encuentren un lugar donde desarrollar esas inquietudes. Abierto desde septiembre del año pasado, cuenta con diferentes clases y algunas de ellas tienen la oportunidad de que su trabajo sea contemplado posteriormente por el público. De todo ello, nos habla su directora Lorena Roncero.

P: ¿En qué consiste este centro donde nos encontramos?

Lorena Roncero: Todo esto surge porque yo llevo en Málaga casi cinco años y sí es verdad que yo vine con un proyecto de elaborar un poco más mi etapa pedagógica como profesora de teatro. Yo soy actriz, vengo de Madrid y me apetecía explorar un poco más en esa parte de la pedagogía teatral. Empecé dando clases en la sala Chela Mar, que a día de hoy no existe, y luego estuve trabajando también con “La imprudente” con Sebastián Sarmiento. Ahí fue donde me fui dando cuenta poco a poco de que yo tenía mi propio proyecto, pero me fui dando cuenta muy poco a poco de que lo que yo quería, no era lo que los demás querían. Yo quería ir por un camino diferente. Sí es verdad que yo tengo una relación con mis alumnos que es muy especial, no es simplemente la de profesor de teatro dando clases a sus alumnos, hay algo que crea el teatro y hay algo que crea el arte. Una unión tan bonita de alma con alma, de corazón con corazón que creo que eso no se puede negar, y por ahí va Artístika.

P: No es solamente un centro para gente ya con conocimientos porque dais oportunidad a quienes quieren aprender y no han tenido ocasión, por ejemplo

Lorena Roncero: Ese es uno de los objetivos de Artístika. Crear un espacio en el que gente de la edad que sean que igual se dedican a la abogacía, a la enseñanza o incluso tenemos panaderos, y que de alguna manera el teatro forma parte de sus vidas desde siempre e igual no han tenido tiempo y llega un momento en el que se lo pueden dedicar y aquí somos una escuela para adultos de 17 para adelante, y tenemos alumnos de hasta 60 años. Así que es un espacio para ellos, para desarrollar eso que igual en otro momento no han podido y ahora pueden. Esta es su casa.

Lorena Roncero durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano.
Lorena Roncero durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano.

P: ¿Qué es lo que diferencia lo que impartís en Artístika de otros centros?

Lorena Roncero: A lo largo de estos años dando clase me di cuenta porque yo lo escuchaba antes en Madrid pero no era tan consciente como luego cuando empecé a dar clase. El teatro es terapeútico. Aunque es una de las disciplinas de la escuela, hacemos más cosas. El arte es terapeútico. Es sanador para el alma y me fui dando cuenta que la gente que acudía a mis clases, entraban el primer día de una manera y a medida que iban avanzando a lo largo del tiempo con las clases, iban como sanando y se les veía con más luz y con algo que a mi me iba llenando también, porque yo la verdad es que dando clase me lleno de una energía, de una positividad y de una cosa tan bonita que me voy a casa con un subidón y una alegría porque sientes como que estás insuflando energía, vitalidad e ilusión. Esas cosas que igual ya cuando maduramos, se van perdiendo. Yo no sabría decirte como doy las clases, no lo sé, porque la verdad es que no hago otra cosa que lo que aprendí de mis maestros, que por suerte tuve muy buenos maestros en Madrid y lo agradeceré toda la vida. Hay una parte que es muy importante, sobre todo esto me lo enseñó Arnold Taraborrelli que es un maestro que ya está retirado en Madrid, y es la parte humana del arte. El que no sea simplemente un modo de expresarse, si no ¿qué hay en esa expresión? y ahí es donde yo trabajo también. El poder sacar todo lo que hay dentro, gritar si me apetece, llorar y no pasa nada, reír hasta morir de risa y todas esas emociones que puedan salir y que estén vivas. Eso crea unos vínculos y unos lazos personales en las clases que son impresionantes porque te estás desnudando por dentro. Aquí cuando cada uno saca su emoción y sus cosas, se está desnudando. Eso crea unos grupos muy sólidos y consolidados. En uno de los grupos por ejemplo, en el nivel medio que van a hacer “Cabaret Efímero” en el Teatro Cánovas, hay gente de 18 años recién cumplidos y de 60. De todas las edades. Son un grupo tan bonito que se quieren tanto, se apoyan y aprenden unos de otros que para mi es una lección de vida, de lo que sucede ahí fuera en la sociedad que es impresionante. Si lo que sucede aquí dentro pudiésemos extrapolarlo a la vida y a la sociedad sería maravilloso.

P: ¿Los actores profesionales han encontrado aquí otro lenguaje?

Lorena Roncero: También lo que ofrecemos es talleres para gente que ya tiene sus estudios y que han salido de la ESAD. Es un poco profundizar. Un actor nunca deja de aprender, tiene toda la vida porque el teatro está en constante evolución. Por lo tanto, no podemos parar y no podemos olvidar que nuestra herramienta es nuestro cuerpo y nuestras emociones. Porque el violinista tiene el violín y la partitura, y su instrumento es el violín, el pintor tiene sus pinceles y su pintura pero el actor o el cantante tienen su propio instrumento y eso hay que cultivarlo día a día. Para mí, me parecía muy importante a ese nivel poder ofrecer un espacio en el que los actores de Málaga puedan seguir cultivando su cuerpo, su emoción y cuidando su instrumento, afinando para que no se desafine. Para que cuando surja un casting, una prueba o una función que te cogen pues de que repente estés preparado.

P: Entre las clases descubro el yoga aéreo

Lorena Roncero: Tenemos yoga y yoga aéreo. Es una disciplina que está muy unida al teatro. Hay varios maestros de pedagogía teatral que investigaron mucho a través del yoga. El trabajo del actor a través del yoga es más libre, de consciencia corporal y todo eso cuando lo he descubierto con mis maestros, pues empecé a investigar en el yoga y se convirtió en un entrenamiento para mi. Mi entrenamiento personal como Lorena y mi entrenamiento como actriz. Me servía para las dos cosas. Me apetecía también que fuese un espacio, no sólo para las artes si no también un paréntesis para el alma. Vivimos corriendo todo el día con los móviles y desconectados, me parece que esa reconexión con uno mismo en un momento dado es súper importante por lo humano que hablábamos antes, por no perder lo humano. Todo lo que tiene que ver con sentir, con respirar, con pararte y mirarte, me parece tan importante no sólo para arte si no para la sociedad ahora mismo en la que vivimos, que me apetecía que estuviese. El yoga aéreo es una disciplina del yoga que lo vi en un video en Internet, y dije “esto lo quiero hacer”, que maravilla volar. Era hacer yoga volando. Y si ves aquí tenemos para colgar los columpios del techo con unas telas maravillosas de unos colores preciosos que nos las han hecho, la clase está llena los lunes. Vienen y disfrutan de una clase de yoga pero en el aire, es maravilloso y muy bonito.

P: ¿Cómo está siendo la respuesta de los alumnos en estos primeros meses de funcionamiento?

Lorena Roncero: Por suerte y en eso tengo mucho que agradecer a Claudio Navas de la sala Chela Mar porque fue el primero que me dio la oportunidad para poder empezar a dar mis clases, y que se me empezara a conocer en Málaga. Y a Sebastián Sarmiento en “La imprudente”, la oportunidad cuando dijo “vente para mi casa y hacemos otro proyecto”, porque allí vinieron muchos más alumnos. Gracias a ellos dos, yo he conseguido que me conozcan y poder hacer grupos. Cuando abrí “Artístika Teatro”, yo ya tenía gente en mis clases. El grupo medio y avanzado ya llevan conmigo algunos desde mi llegada, me han ido siguiendo allá donde he ido y los que han ido llegando nuevos, me han ido siguiendo también. Entonces ya empecé con dos grupos y eso para mi ya fue fácil. El yoga aéreo al ser una cosa nueva pues también fue fácil porque la gente quería probar. Con Cristina Jiménez las clases de canto y teatro musical, es que Cristina es una profesora maravillosa y es una actriz y cantante espectacular, así que todo el mundo que venía a probar con ella se quedaban en clase. Ha sido fácil. Con David Mena que da escritura dramática, igual. David es una máquina escribiendo, es un gran actor pero es un gran dramaturgo malagueño que aunque este año le han dado el premio por “El gran crucero” que me alegro una barbaridad porque es una obra maestra, también dando clases es una maquina. Saben transmitir. Hay una parte que yo creo que los actores nos gusta dar porque el teatro es un acto de generosidad muy bueno y muy grande. El dar y el recibir lo tenemos como muy entrenado, a la hora de dar clase se les nota que vienen de donde vienen y son muy generosos. Por cierto, toda persona es bienvenida y en todas las clases, la primera de cualquier disciplina es gratuita. Ofrecemos a las personas que puedan venir, conocer el espacio, conocer la asignatura y al profesor y si están cómodos y les gusta, que se queden. Pero todo hay que probarlo y lo pueden probar todo lo que quieran, están invitados.

P: La “k” de “Artístika” viene de tus raíces

Lorena Roncero: Si. Porque yo soy vasca. He ido bajando de Bilbao a Madrid, de Madrid a Málaga y espero ya quedarme aquí.

Lorena Roncero durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano.
Lorena Roncero durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano.

P: Háblame del estreno de “Cabaret Efímero” este sábado y domingo en el Teatro Cánovas

Lorena Roncero: Hay también una cosa que es muy importante y es el apoyo del Teatro Cánovas a este tipo de proyecto. Eso hay que valorarlo. Y en especial a Antonio Navajas que siempre me ha abierto una puerta a los proyectos y me ha dicho que lo que necesite. Él cuando se enteró que yo abría aquí, éste era su barrio y se puso muy contento porque era como volver a darle vida al barrio y que tuviese algo de cultura. Antonio Navajas nos ofreció la oportunidad de participar en el proyecto Thespis, que es un lugar que da cabida a todas las escuelas privadas o incluso institutos que tienen su grupo de teatro y no tienen un lugar donde exponer su trabajo. Aquí podríamos hacerlo pero 12 actores en escena cantando, bailando y actuando pues aquí se nos quedaba pequeño. Entonces hablamos con Antonio Navajas y nos dieron esa oportunidad de estar este sábado y este domingo en el Teatro Cánovas con “Cabaret Efímero”, que es una creación colectiva que ellos mismos han escrito textos, luego yo he ido hilando con una trama, y hay coreografías, canciones, monólogos, escenas, comedia y drama. Es un poco de todo. Y no es el único grupo que actúa en el Cánovas porque luego está el grupo de avanzado que este año han preparado una cosa difícil con “Amores pérfidos”. Hemos hecho una adaptación cogiendo dos obras: “Las amistades peligrosas” de Choderlos de Laclos y “Cuarteto” de Heiner Müller que presenta a Valmont y Merteuil en esa trama. Pues lo que hemos hecho es fusionar esas dos obras y lo planteamos como un combate de estos dos personajes en el que la presidenta Tourvel anda ahí en medio la pobre. Ahí están ensayando, y los días 1 y 2 de junio estarán también en el Teatro Cánovas y están deseosos de volver a subirse porque ellos se subieron con “La Celestina” hace ya dos años y están encantados de volver a subirse a un escenario.

P: Los alumnos están encantados contigo. Destacan tu empatía, las diferentes herramientas que les estás facilitando para desarrollar su carrera, lo detallista que eres y sobretodo la confianza que creas en ellos por tu capacidad de escucha

Lorena Roncero: Me emocionas. No puedo hacer otra cosa que emocionarme porque este proyecto sale del corazón y con todo el amor que puedo dar en mis clases y a todas las personas que llegan a mi que les llegue, me hace inmensamente feliz. La parte empresaria es de lo que me estoy encontrando, que ya lo sabía y me lo imaginaba, porque además mis padres ya habían tenido negocio y sabía que era difícil ser empresario. Verte aquí metido es difícil, sobre todo la parte burocrática porque yo vengo del arte y de otra cosa más creativa. Todo ese papeleo y gracias a que tengo una pareja que ha hecho posible esto, eso también lo tengo que decir porque fue el que me empujó y el que ha ha hecho posible que esto esté en pie a día de hoy. Tengo gente que me está ayudando, Ana Fernández que es una actriz maravillosa de Málaga que ahora es mi mano derecha en “Artístika Teatro”, todo el equipo de profesores que creo que el destino me los puso en el camino y me han acompañado en esto, y quiero darles las gracias a todos y cada uno de ellos. Y a todos los alumnos que haga lo que haga, me siguen y me acompañan. Estoy muy agradecida.

P: Y me queda desearte suerte con “Numancia Ocupada” que este año “Jóvenes Clásicos” volvéis a estar en el Festival Off de Almagro

Lorena Roncero: Tenemos el proyecto de verso que estamos terminando ahora en el Cánovas también con la formación en verso de un grupito que va a ser “Numancia Ocupada”, una pequeña versión de Rojas Zorrilla mezclada también con la de Cervantes. Nosotros como compañía hicimos este pasado fin de semana una pequeña lectura del texto de Sergio Rubio con Pedro Hofhuis otra vez al mando. y están Pilar Aguilarte, Jose Carlos Cuevas, Rubén del Castillo y David Mena. Nos abrió algunas puertas el año pasado con “A secreto agravio, secreta venganza” pero tampoco una cosa tremenda ganar el Almagro Off, pero sí es verdad que era la primera compañía andaluza que ganaba el festival de Almagro, y fíjate que curioso que eso también es importante decirlo porque el Teatro Cánovas nos ha apoyado muchísimo y hemos tenido apoyos, pero en el circuito de Andalucía no hemos entrado. Que curioso. Hemos estado en otros sitios, el Pavón Kamikaze de Madrid, en Londres, en Uruguay y en el Festival de Alcalá de Henares, y en el circuito de Andalucía no hemos tenido nuestro sitio. Es una cosa que nos extrañaba mucho. Nos ha abierto puertas y estamos muy agradecidos. Tenemos otra vez la suerte de que el proyecto que presentamos con “Numancia ocupada” ahora en Almagro, les ha vuelto a parecer atractivo. Esta vez vamos a disfrutarlo muchísimo más porque vamos con la tranquilidad de que ganar dos veces es como una cosa muy imposible, entonces tenemos esa tranquilidad de “no pasa nada porque vamos a pasárnoslo pipa, a disfrutar y a contar una historia que creemos que está muy vigente a día a día, y que es muy importante que se transmita”.

Lorena Roncero durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano.
Lorena Roncero durante nuestra entrevista. Fotografía de Mai Serrano.

Como os detallábamos, los alumnos de nivel intermedio de Artístika Teatro representarán “Cabaret Efímero” este sábado 18 de mayo a las 20:00 y el domingo 19 a las 19:00 en el Teatro Cánovas. También los alumnos de nivel avanzado actuarán los próximos 1 y 2 de junio en el mismo espacio con “Amores pérfidos”. Todas las entradas están al precio de 6 euros. Si alguno de esos verbos creativos, te han cautivado para empezar a desarrollar alguna de estas disciplinas lo podéis hacer poniéndonos en contacto a través de su web AQUÍen su facebook AQUÍ y en su instagram AQUÍ. Os aseguramos que todo lo hacen con mucho “korazón” y lo pongo con “k” como ella hace con sus raíces vascas en el nombre de este lugar de enseñanza y pedagogía, y con Lorca como inspiración protectora y recuerdo también  de esos orígenes de Lorena Roncero. Es una fórmula que esperamos que se mantenga con éxito y logre plantar muchos árboles como el que simboliza “Artístika Teatro” en su logotipo.

Si queréis escuchar la entrevista con Lorena Roncero, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

https://www.ivoox.com/entrevista-lorena-roncero-artistika-teatro-audios-mp3_rf_35762691_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter