HACER TEATRO DESDE JÓVENES PARA JÓVENES

Juventud, divino tesoro. Y mucho más cuando emprenden facetas teatrales interesantes que desmitifican a los que prefieren quejarse y mirar la vida pasar. Los jóvenes actores de La Joven Compañía han presentado su arriesgada propuesta durante este fin de semana en el Teatro Cánovas de Málaga. Se trata de su adaptación de “Fuente Ovejuna” donde te desmarca un espacio irreconocible de arena, bañera, ganchos y sillas frente a esos diálogos propios de Lope de Vega. Su última función fue precisamente hoy domingo y nosotros hemos podido aprovechar charlar después con dos de los actores, María Romero (Laurencia) y Samy Khalil (Comendador)

María Romero y Samy Khalil. Fotografía de Miguel Ruiz
María Romero y Samy Khalil. Fotografía de Miguel Ruiz

P: La obra está dedicada a esa España que anhela justicia

Maria Romero: Precisamente es lo que hablamos con los chavales en los coloquios. Por desgracia, en este caso, de los temas que trata la obra, la violencia que hay en ella y muchas de las acciones que van ocurriendo son cosas que vemos también hoy en día y que tenemos que pararnos a ver, observar y reflexionar sobre ello porque Fuenteovejuna fue escrita hace mucho tiempo pero es demasiado actual.

P: Queréis que los jóvenes reaccionen viendo esas escenas que habéis montado

Samy Khalil: No hemos querido echar azucarillos en la obra y ocultar una realidad, sino que golpee a la gente joven y que vean que este tipo de cosas pasan actualmente. El abuso de poder, el maltrato a la mujer y que no lo vean de una forma pasajera, sino que les impacte y reaccionen ante ello. En otras ciudades en las que hemos hecho matinales, los chavales han quedado impresionados y han hecho reflexiones muy curiosas porque son temas muy latentes.

María Romero y Samy Khalil. Fotografía de Miguel Ruiz.
María Romero y Samy Khalil. Fotografía de Miguel Ruiz.

P: Y lo preparáis de tal forma que les hagan pensar y no tratarlos como bobos

Maria Romero: Cuando nos toman por bobos y te mienten de alguna manera en el teatro, no interesa. A mi me pasa que ya no me interesa tanto lo que estoy viendo. Nos colocan en un sitio que no es real ni verdad. Nosotros desde La Joven Compañía el trabajo que hacemos es hacer teatro desde jóvenes para jóvenes y dando nuestra opinión sobre lo que está ocurriendo a nuestro alrededor libremente y con total respeto. Te puede gustar o no pero los hechos están ahí

P: ¿Creéis que ese es uno de los motivos por los que los jóvenes no se han acercado al teatro?

Samy Khalil: Puede ser. Nosotros, por ejemplo, en Madrid que ya llevamos casi 4 años con La Joven Compañía llenando las salas no sólo por la mañana sino también por la tarde con gente joven, nos estamos dando cuenta, sin ser nosotros abanderados de nada, que no se hacía nada que conectase con la gente joven por miedo a ver si les asustaban o si se les enseñaban cosas que no les gustan. La verdad es que la gente joven está acostumbrada a ver cosas, incluso más fuertes.

Maria Romero. Fotografía de Miguel Ruiz
Maria Romero. Fotografía de Miguel Ruiz

P: Pero no sólo impacta al joven sino al que “no es tan joven” y estábamos acostumbrados a ver Fuenteovejuna en su concepción clásica

María Romero: Es la seña de identidad de la compañía. Nuestro director, Jose Luis Arellano, en todos los montajes en su mayor parte hay ciertos rasgos que mantiene. Aunque sea un clásico, no llevamos vestidos clásicos y que sea algo actual y cercano a nosotros porque sino para nosotros es una dificultad porque no lo entendemos y no lo podemos defender con esa verdad. Una escenografía siempre muy sencilla, muy simple a simple vista pero que da muchísimo juego y da mucho espacio a la imaginación del espectador. Estamos diez actores completamente en escena que es otro rasgo que se ha ido creando con el trabajo del director, con nosotros y con toda la gente que se va incorporando y participando. Se ha creado un carácter propio de la compañía

P: Qué reto más difícil ha tenido que ser esta obra para vosotros como actores

Samy Khalil: Un reto muy agradecido. El director nos ha pasado a los actores la escenografía como una pelota muy generosa para que seamos nosotros con nuestra imaginación los que creemos esas imágenes. Que no sea una escenografía implantada que ya explique demasiado al espectador. Nosotros los actores con nuestra interpretación creamos ese ambiente.

Maria Romero: Siempre nos dejan mucho espacio para ver que hay dentro de nosotros y que opiniones y sensaciones hay dentro de nosotros con todo el trabajo que vamos haciendo. Nosotros vamos trabajando desde las improvisaciones, el director plantea ciertas cosas y nosotros dentro de eso lo jugamos y de esos juegos surgen muchas cosas que se incorporan al texto.

P: ¿Cómo habéis preparado esas escenas tan intensas que tenéis con arena y agua?

Maria Romero: Físicamente trabajamos bastante en La Joven Compañía. Junto con Andoni Larrabeiti que es bailarín y nos entrena con el cuerpo y el movimiento, trabajamos ensayando fondo como los deportistas. Y luego aparte entre nosotros en las escenas más complicadas, nos dejábamos llevar en los ensayos y como tenemos mucha confianza y respeto, cada uno pone los límites donde él quiera. Es un diálogo continuo entre todos para que no haya nadie que se sienta agredido y para intentar encontrar la verdad desde el juego que es el teatro.

Samy Khalil. Fotografía de Miguel Ruiz
Samy Khalil. Fotografía de Miguel Ruiz

P: ¿Hay Fuenteovejunas en las plazas donde habéis estado de gira?

Samy Khalil: En nuestro ambiente teatral, es una auténtica revolución. Hay mucha gente que nos para sabiendo que somos de La Joven Compañía, gente que te ha visto hace un par de años y les has inspirado a estudiar Humanidades o te preguntar como entrar en la compañía.

María Romero: Hay mucha gente interesada y cuando ves gente de tu edad que hace lo mismo que a ti te interesaba pero que hasta ese momento no tenías muy encauzado o que te daba miedo decir en alto, pues es verdad que hay muchos que tienen el valor de decirlo y compartirlo con nosotros y es reconfortante. Y ya no solo ellos, sino los profesionales que podían ser más reticentes a trabajar con jóvenes se acercan a curiosear y ya más de uno nos llama y colabora con nosotros porque también es una manera de decir que nosotros también podemos ser tan profesionales y tan trabajadores como la gente con más experiencia.

P: ¿Para vosotros qué ha supuesto La Joven Compañía?

Samy Khalil: María y yo entramos justo cuando se creó. Para mí ha sido una forma de vida. No me lo planteo como un trabajo, para mí es un aprendizaje pero sobretodo una forma de vida. No entiendo el día de mañana sin estar vinculado a La Joven Compañía

María Romero: Es una manera de encontrarte contigo mismo porque haces lo que te gusta y, de repente, tiene un sentido. Cada día tiene más sentido. Es una sensación de dejarte llevar y trabajamos mucho y no paramos. Todo el esfuerzo y cansancio tiene una gran recompensa. Es un estilo de vida como cualquiera que se dedique a lo que le gusta. Le pones todo el amor, trabajo y esfuerzo porque es lo que hay que hacer. Se trata de ser felices y nosotros somos felices así.

Samy Khalil y María Romero. Fotografía de Miguel Ruiz
Samy Khalil y María Romero. Fotografía de Miguel Ruiz

En Málaga nos regalaron una última función que se plasmó en su emoción final y en un aplauso muy caluroso por parte del público. Es algo nuevo, que habrá que entender y profundizar sobre los esquemas que presentan. Pero lo que si podemos cerciorar es que “La Joven Compañía” ofrece un sello de identidad que huele a teatro y que está muy bien trabajado. Hay muchos elementos que enriquecen las escenas que representaron en “Fuente Ovejuna” y hemos podido valorar a una cantera que tiene que despertar muchos sueños e ilusiones. Ojalá tengan un futuro que siga siendo su forma de vida.

Les podéis seguir en su PÁGINA WEB, FACEBOOK o TWITTER

Y si quéreis escuchar la entrevista con los actores de La Joven Compañía, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-maria-romero-samy-khalil-fuente-audios-mp3_rf_11546354_1.html

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter