EL SUEÑO SE PUDO VER EN ALMERÍA

Entrevista con Marino Darés y Héctor Juezas durante el Almería Western Film Festival. Fotografía de Carlos Freire
Entrevista con Marino Darés y Héctor Juezas durante el Almería Western Film Festival. Fotografía de Carlos Freire

En nuestra segunda jornada en el Almería Western Film Festival, acudimos a la presentación de una película española, “Nubes Rojas”. Marino Darés como director y Héctor Juezas como uno de los actores principales vinieron con sus gorros vaqueros, cargados de ilusión y satisfechos de este trabajo cinematográfico que les ha costado tres años de trabajo. Tuvimos la ocasión de hablar con ellos, antes de su proyección en el Teatro Municipal de Tabernas.

P: ¿Cómo están vuestros nervios en este momento?

Marino Darés: Siempre es un placer poder presentar la película en una sala con público, para que puedas percibir cómo le llega a la gente. Yo la verdad, como director, lo aprecio mucho. El estar rodeado de mucha gente viendo la película.

Héctor Juezas: Yo soy de los actores que no me gusta especialmente verme delante de todo el mundo, así que a lo mejor voy a estar de pie o me salgo un ratito. Eso seguro. Más que nada, porque tengo esa parte de nervios pero es algo en general. Respecto a aquí, viendo a las personas la ilusión que tienen, yo estoy muy feliz y con muchas ganas ya de empezar.

Entrevista con Marino Darés y Héctor Juezas durante el Almería Western Film Festival. Fotografía de Carlos Freire.
Entrevista con Marino Darés y Héctor Juezas durante el Almería Western Film Festival. Fotografía de Carlos Freire.

P: Esa sensación que tenías de estrenarlo aquí en Tabernas y ya haber llegado a conseguirlo, ¿era lo que esperabas?

Marino Darés: Tengo la sensación de estar metido en una película porque nunca había estado en Almería, mucho menos en Tabernas, y sí he visto mucho spaguetti y las típicas películas de Leone y de Clint Eastwood. Entonces llegar aquí, ver este tipo de paisaje, este entorno y el festival era exactamente lo que me imaginaba. De hecho, me gustaría quedarme más tiempo para disfrutarlo completamente.

P: Cuéntame la historia de tu protagonista, Travis Lebeck

Marino Darés: Es un rastreador. Estamos en una época en la que la Guerra de Secesión ya ha terminado, entonces son los retazos que quedan de pequeños forajidos que se van construyendo así mismos, después de la guerra. Travis es un hombre que dejó este mundo hace mucho tiempo y se fue a vivir con los indios. Se encuentra en una situación desesperada en la que una familia que vive en medio de la nada, le ayuda y, partir de aquí, se genera esta relación que a él, le va a obligar a ensuciarse o no ensuciarse las manos, porque tiene que luchar en un mundo bastante sucio y él quiere mantenerse limpio, a pesar de que, como todos los héroes del Oeste, tiene un pasado bastante oscuro. Es un personaje, tal vez, no tan maduro como los personajes típicos del western. Es alguien más joven y todavía tiene un poco de valores.

P: ¿A quién interpretas tú, Héctor?

Héctor Juezas: A Rick. El jovencito de la película. Le pilla en plena adolescencia. Pasa de un etapa de estar en casa de su padre y recibir las típicas lecciones en lo que al hogar respecta, a decidir irse con la banda de forajidos porque se encuentra con el líder de la banda. Entonces, él decide escaparse e irse con ellos.

Entrevista con Marino Darés y Héctor Juezas durante el Almería Western Film Festival. Fotografía de Carlos Freire
Entrevista con Marino Darés y Héctor Juezas durante el Almería Western Film Festival. Fotografía de Carlos Freire

P: ¿Qué se te vino a la cabeza cuando Marino quiso rodar esta idea en los paisajes de Teruel?

Héctor Juezas: Yo entré mas tarde cuando ya llevaban un año y tenía presente que lo estaban grabando y pensaba que sería guay, si fuera algún día. Eso que dices y al final no vas. Más tarde, cuando ampliaron un poco el guión, entró mi personaje porque yo hice una aparición especial, sin frase ni nada, y más tarde ampliaron más mi personaje. Para mí, fue como una alegría de decir qué bien que voy a tener la oportunidad de hacer un western y, mucho menos, con los amigos. Marino y yo nos conocemos desde niños y fue algo de decir, vamos para adelante. Para mí, fue muy emotivo.

P: ¿Teruel existe?

Marino Darés: Exactamente. De hecho, es un paisaje muy característico que parece el Cañón del Colorado y creo que se puede explotar a muchos niveles. Le enviamos el proyecto de “Nubes Rojas” al Ayuntamiento de Teruel, simplemente para que tuvieran constancia que íbamos a estar allí y, no pusieron ningún problema pero tampoco parecían especialmente entusiasmados con la idea. Pero, ahora mismo, tengo constancia que hay muchos cortometrajes rodándose allí y, creo que deberían tomar un poco de ejemplo de Tabernas. Esto es lo que ocurre cuando se deja que se haga cine. Ha nacido aquí un festival y una cultura, alrededor del spaguetti, de Clint Eastwood y de Leone y allí también tienen unos paisajes que son increíbles.

Héctor Juezas: Sin quitarle protagonismo a Almería, la verdad.

Entrevista a Marino Darés y Héctor Juezas durante el Almería Western Film Festival. Fotografía de Carlos Freire
Entrevista a Marino Darés y Héctor Juezas durante el Almería Western Film Festival. Fotografía de Carlos Freire

P: ¿Qué significa el título de “Nubes Rojas”?

Marino Darés: Es un resumen de la visión que yo tenía acerca de esta película, que es una película de acción pero que también es una película romántica, de un romanticismo del oeste como de nostalgia. “Nubes Rojas” es como paisaje pero el rojo también es como violencia y sangre. Es una mezcla de estas dos cosas que es difícil llevar una visión como ésta a la pantalla, sobre todo cuando no has hecho ninguna película pero, sin duda, es el concepto del que nace todo.

P: Al final, el proyecto se ha realizado gracias a la aportación de muchas personas en una campaña que hicisteis de Verkami

Marino Darés: Esto la verdad es que nos sorprendió porque, al principio, no pensábamos que se pudiese conseguir ese objetivo de financiación pero, al final, sí. En ese sentido, estamos muy agradecidos por muchísima gente que ha puesto una cantidad pequeña de dinero, para que se pueda llevar esto a cabo porque, claro, es el dinero mínimo que necesitábamos para cubrir gastos de transporte, catering, vestuario etc. La gran aportación viene de todo el equipo que ha trabajado sin cobrar y, de todo el mundo que nos ha prestado vestuario o caballos. Toda esta buena voluntad, gracias a la cual, con una pequeña ayuda de 3.300 euros se han podido colmar esas necesidades.

Marino Darés y Héctor Juezas visitando el MiniHollywood en Tabernas. Fotografía de Carlos Freire
Marino Darés y Héctor Juezas visitando MiniHollywood en Tabernas. Fotografía de Carlos Freire

P: No habéis cobrado, ¿entonces qué os lo que os ha impulsado a participar en esta película?

Héctor Juezas: En la parte artística, hemos estudiado juntos desde los 4 años, incluso con Edu el chico de producción. Aquí hay también una relación de amistad. Para el resto de actores, las ganas y la energía de ver a chicos tan jóvenes haciendo un western creo que fue lo que les impulsó. Y también la oportunidad de participar en un western.

P: ¿Cómo os ibais a imaginar que un director que manejaba figuritas de Star Wars se iba a decidir a rodar un western?

Héctor Juezas: Yo creo que Marino ya apuntaba maneras desde pequeñito. Siempre ha destacado por dibujos que ha hecho. Ya se nos veía esa vena artística a los que ahora nos dedicamos a esto. Yo si tenía la esperanza de que en un futuro, y aún nos queda, podamos dedicarnos a lo que nos gusta.

P: Tu ejemplo puede servir a muchos soñadores como tú que quieren hacer sus primeras películas

Marino Darés: En el momento que tú tienes una visión ligeramente sofisticada en plan, quiero hacer este tipo de western o cierto tipo de películas, es muy difícil llevarla a cabo con medios muy básicos, pero esforzándose mucho y con paciencia, puedes materializar al final una idea de este tipo. No hay que ponerse excusas. Hay gente que dice que como no hay dinero, no se puede hacer una película y, ahí se quedan. Hay que intentar llevarlo a cabo de alguna manera, si no hay dinero, ofrecer otra cosa o hacer algo interesante. Si alguien no se quiere apuntar, que no se apunte y búscate a otro para llevarlo a cabo. No te pongas excusas, al final siempre se puede encontrar algún camino.

Marino Darés durante nuestra entrevista en Almería Western Film Festival. Fotografía de Carlos Freire
Marino Darés durante nuestra entrevista en Almería Western Film Festival. Fotografía de Carlos Freire

Y ante un público muy joven que llenó prácticamente el patio de butacas del Teatro Municipal de Tabernas, Marino Darés y Héctor Juezas pudieron ver otra parte de su camino completada, con “Nubes Rojas” proyectándose en esa gran pantalla. Antes, pudieron contestar a algunas preguntas en las que se denotaba la gran ilusión y todo el esfuerzo que han desarrollado para que esta historia pudiera ser una realidad filmada. Nada más que por esa visualización tan bella en la que se ven reflejados esos paisajes de Teruel de los que el director se enamoró, merece la pena que puedan conocer esta historia. A ver la suerte que tienen en el palmarés de esta sexta edición del Almería Western Film Festival.

Si queréis seguir la actualidad de “Nubes Rojas”, podéis seguirles en FACEBOOK y TWITTER

Si queréis escuchar la entrevista, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-marino-dares-hector-juezas-nubes-audios-mp3_rf_13231910_1.html

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter