PARA EL RESTO DEL MUNDO NO EXISTIMOS, PORQUE SOMOS INVISIBLES

Después de ir girando por Sevilla o Madrid, la compañía “Teatro a la Plancha” nos trae su segundo montaje de carácter muy humano en el que pretende que se reflejen diferentes emociones en el espectador. Tres personajes marginados por la sociedad son los que se nos presentan en un espacio muy bien ambientado que ayuda al dramatismo de esa necesidad que tienen de encontrar su propia salida y esperanza. Tanto hoy como mañana a las 20:00 les podréis ver en el Teatro Echegaray. Se titula “Los Perros” y está protagonizada por Selu Nieto, Manuel Ollero “Piñata” y María Díaz.

Selu Nieto. Fotografía de Mai Serrano,
Selu Nieto. Fotografía de Mai Serrano

P: Está ambientada en los años 40 pero lo que nos presenta son tres personajes que son “parias” de la sociedad, personas que se encuentran marginadas también actualmente pero que vosotros habéis querido contextualizarlo en esa época

Selu Nieto: Yo creo que, efectivamente, son los marginados pero también son los marginados que todos llevamos dentro. Todo ser humano alberga un marginado en su interior, una parte que él mismo margina o que la sociedad margina y esconde. En esta obra, hemos querido sacar a todos esos personajes que están marginados por nosotros mismos algunas veces. Todos nuestros lados oscuros y todos nuestros recovecos son esos personajes que están ahí.

P: Es decir, que nosotros mismos nos podemos sentir como “La piojosa”, “El Ciego” o “Expósito”, los personajes que representáis

Manuel Ollero “Piñata”: Hay muchas ocasiones en las que uno se siente encerrado dentro de sí mismo y está deseando salir y explotar. Es lo que, en cierta manera, estos personajes buscan. Tanto alguien que les saque como ellos mismos, en un determinado momento, salir de donde están porque no aguantan más. Eso se puede extrapolar a millones de situaciones del individuo como persona única o el individuo como comunidad o colectivo. Hay un momento que dice “el ciego” que para el resto del mundo no existimos porque somos invisibles.

María Díaz. Fotografía de Mai Serrano
María Díaz. Fotografía de Mai Serrano

P: Es una excusa en la que vernos a nosotros mismos como nos cuesta a veces encontrar la salida que estamos buscando

María Díaz: Esta mañana veníamos hablando en la ESAD de Málaga que la obra aunque se sitúe en un contexto y ocurre en un momento determinado habla de cosas tan generales como ésta. Ese sentimiento que va con el ser humano de que siempre tiene una esperanza de que las cosas vayan mejor. Siempre está buscando una salida nueva para todo. Esto nos pasa a todos en algún momento de nuestra vida con la sociedad o con las cosas que queremos.

P: ¿Por qué lo ambientasteis en ese programa de eutanasia durante la II Guerra Mundial donde se asesinó a 30.000 pacientes que estaban en sanatorios mentales?

Selu Nieto: Es una mera excusa para poder lanzar las preguntas que queríamos lanzar acerca del ser humano. Era una forma de ubicar espacialmente y temporalmente al público.

P: ¿Cómo os ayuda el vestuario y  la escenografía a la confección de los personajes?

Manuel Ollero “Piñata”: Hay una cosa muy curiosa que es que lo que nos rodea, muchas veces, es una llamada de atención de lo ausente, de los que no están. Nosotros estamos impregnados de aquellos que no están. Es como universalizar en tres individuos a todas esas personas que son invisibles, que no vemos y que sabemos que están ahí pero pasamos de ellas. Aunque haya tres personajes, el público va a ver que hay algo más. Eso es un trabajo muy bueno que a mí me ha fascinado. Nada más entrar con un pequeño elemento ya te sitúas, ya sabes donde estás pero a la vez te abre más posibilidades. Los exterminios de las personas discapacitadas en la Alemania nazi es una excusa que identificas al entrar pero en cuanto ya echas un vistazo alrededor, se ve que va más allá.

P: Pero hablan en vuestro propio lenguaje, el de “Teatro de la plancha”

María Díaz: Todo esto viene desde el primer momento que nos ponemos a trabajar, ya nos conocemos y todos tenemos una manera de trabajar. Entonces, ese lenguaje viene un poco solo. Ha sido un proyecto en el que todo está muy unido, la manera en la que contamos las cosas, la escenografía o el vestuario. El lenguaje que utilizamos tanto corporalmente como verbalmente es un elemento más.

P: ¿Por qué la obra se llama “Los Perros”?

Selu Nieto: Él es nosotros y nosotros somos él. Él es todos y todos somos él. Es un homenaje a”El perro semihundido” de Goya que no sabemos si se está hundiendo o si está saliendo a flote y que mira hacia arriba esperanzado. Ese era el sentimiento de la obra al principio. Cuando el ser humano está encerrado ante las peores situaciones, tiene esperanzas que haya una salvación posible como el perro que está en la perrera y espera que lo adopten. Por ahí empieza a fluir las cosas.

Manuel Ollero "Piñata". Fotografía de Mai Serrano
Manuel Ollero “Piñata”. Fotografía de Mai Serrano

P: ¿Estos personajes que están esperando?

Manuel Ollero “Piñata”: Salir.

María Díaz: Una salida diría yo

Manuel Ollero “Piñata”: En mi caso, el ciego quiere ver la luz. El texto ha ido cambiando para ir afinando y en este caso, “Lázaro”, que es un juguete en realidad de 1920 de un anticuario, es el perro que le sirve de guía para encontrar esa luz que es “Expósito”, el personaje de Selu y que toma la iniciativa. Hay un momento en que estás tan colapsado que o alguien hace algo o nos hundimos.

Maria Díaz: “La piojosa” quiere mantener a los tres unidos. Ella ve más que el ciego y Expósito. Es la que tiene miedo. No quiere buscar una salida porque con la situación que tienen, ya es feliz. Estar con ellos y jugar cada día, eso ya es felicidad. Ella no quiere que nada de eso cambie.

Manuel Ollero “Piñata”: Todos los seres humanos podemos ser todos los personajes. Un día te levantas con miedo, otro día con ilusión y otro día eres juguetón. Cada uno encierra dentro de sí mismo, todas estas personalidades y estas posibilidades en el día a día de estar encerrado y querer salir y tomar diferentes iniciativas.

P: ¿Cómo te vino plantear esta idea de esta forma como escritor?

Selu Nieto: Lo vi todo reflejado en un programa de televisión que iba sobre presos españoles encarcelados fuera de España. Había belleza en ver cómo personas de 60 años, que les podían quedar otros 30 años de prisión, estaban absolutamente ilusionados y esperanzados de que el abogado de su familia les fuera a conseguir sacarlos al año siguiente. Las opciones que había no eran muy probables de que esto ocurriese pero ninguno de los que estaban presos perdía la esperanza de que iban a salir del encierro. Y la situación en la que estaban era realmente humillante. Me pareció bonito ver cómo el ser humano no perdía la esperanza y tenía fe en la salvación.

Los actores posando con el cartel promocional del Teatro Echegaray. Fotografía de Mai Serrano
Los actores posando con el cartel promocional del Teatro Echegaray. Fotografía de Mai Serrano

P: ¿Esa es la reflexión que tu quisieras que el público se quedara?

Selu Nieto: Realmente que cada uno saque lo que quiera. La reflexión de lo que cada uno saque me parecerá interesante. Yo no obligo a nadie a que tenga una reflexión. Yo no creo que la obra tenga algún mensaje.

Manuel Ollero “Piñata”: Es una pregunta. Él no quiere decir, “este es mi mensaje” y “esto es lo que debéis pensar”. Él quiere hacer preguntas que le surgen a él de un sentimiento y de unas emociones y eso luego nos lo transmite a nosotros. Nosotros trabajamos desde lo que sentimos, desde ¿estas preguntas que te hago, qué te generan?.

María Díaz: Nosotros buscamos que la gente salga conmovida, para bien o para mal. Que la gente se levante de la butaca de una manera distinta a la que se ha sentado.

P: Y con lo que cuesta sacar una propuesta tan diferente, ¿cómo veis el futuro de lo que planeáis en vuestra compañía “Teatro a la plancha”?

Manuel Ollero “Piñata”: Mientras tengamos ganas de seguir contando historias, nos da igual que nos dejen hacerlas en el patio de nuestra casa, en el Echegaray o dónde sea. Mientras estén las ganas, hay futuro.

María Díaz: Es complicado porque no contamos con la ayuda de ninguna institución y, a nivel económico tú te lo guisas y tú te lo comes. Pero también el teatro va a seguir existiendo quiera quién quiera.

Selu Nieto: Mientras haya público que quiera ir

Manuel Ollero “Piñata”: No sólo no tienes ayudas sino que tienes las trabas del 21% de IVA que nos mata. Yo no puedo entender, hoy por hoy, tener que pagar el mismo IVA, “El rey león” en Gran Vía a nosotros que somos una compañía emergente.

María Díaz: Nosotros nos quejamos como compañía pero es injusto también para el público. La cultura debería ser algo asequible para todos. Independientemente de la clase social, del gusto y de todo. La cultura debería ser un bien común. No puede tener esos precios tan altos.

Estos luchadores artísticos se merecen una buena respuesta por parte del público malagueño tanto hoy como mañana en el Teatro Echegaray a las 20:00. Hay que difundir este ladrido diferentes que nos hace reflexionar con lo que nos van a plantear encima del escenario. Ya tienen mi respeto por esa lucha y ese amor por su trabajo, ahora a disfrutar del resultado de “Los Perros”.

Si queréis escuchar la entrevista con los tres actores, sólo tenéis que pinchar en este enlace:

http://www.ivoox.com/entrevista-selu-nieto-manuel-ollero-pinata-maria-audios-mp3_rf_11093574_1.html

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter